Me Río de Janeiro 2008

por El Pater
COAC: Crónicas Oficiales de Al Compás

No era en el habitual Teatro José María Pemán, sino en otro enclave, nada parecido, donde el Marqués, Gadi y un servidor (el Pater), además del resto de personas que abarrotaban la sala, acudieron para disfrutar de una noche riéndose de Janeiro. En esta ocasión, la gala organizada por la Asociación de Autores del Carnaval de Cádiz rendía homenaje por sus cuarenta años de coplas al coplero Don Antonio Martín García.

El Palacio de Congresos se iba llenando de público cuando sonaron los primeros sones de la noche. Eran los que nos traía el “Cuarteto Caballati” que deleitó al respetable con piezas únicamente musicales (el pasodoble de “Las Pito-risas” o la presentación de “Araka la kana”) y otras acompañadas de voces (Ramoni con “Los comuneros” u Óscar con “Napoleón, Pepe Botella y vámonos con ella”). Para despedirse y sumándose con ello al homenaje a Antonio Martín tocaron la rumba “A la luna” del propio autor carnavalesco.


Tras ellos apareció en el escenario uno de los platos fuertes de la noche, (aunque en realidad, debido al elevado nivel del cartel, todas eran platos fuertes) era la comparsa de los hermanos Márquez- Mateo, “Los Carapapas”, el primer premio, “La comparsa de Momo” que se sumaron al homenaje de la noche. Interpretaron varias coplas de este año así como de su antología como el pasodoble de “Napoleón, Pepe Botella y vámonos con ella”, el de “Los clásicos básicos” o la presentación de “La cuadrilla”. Como tenían que hacer tiempo hasta que llegara la siguiente agrupación, siguieron cantando del repertorio con el que han conseguido el primer premio.


El presentador de sala, Fali Pastrana, anunció que al cuarteto “Pal desembarco nosmardia” le iba a ser imposible acudir a la cita, así que subió a escena el coro “Lo que yo te diga”, el coro de la Viña. Interpretaron, sonando muy bien, la presentación, dos tangos, dos cuplés y para finalizar el popurrí. Tengo que decir que me parece una falta de respeto lo que hace el público cada vez que una agrupación se escapa del ramillete de las conocidas, no es de Cádiz o es un coro, que salen del recinto como en el escenario no hubiera nadie actuando. Un poco de respeto. A los que se fueron sólo decirles que se perdieron un coro que cantó muy bien, con unas letras buenas y un coro que está renaciendo de nuevo con mucha fuerza y juventud.


Llegó el turno para la chirigota, la primera de la noche “Los Monstruos de pueblo” que con problemas de componentes sonaron muy bien con sus pasodobles, cuplés, popurrí y la cabronada. El Yuyu, haciendo gala de su arte, hizo reír a carcajadas a todo el público del Palacio de Congresos explicando que éste se había construído especialmente para decir cabrón, o dándonos cuenta de los nuevos métodos de relajación chinos.


Desde las profundidades del mar llegó la comparsa de Luis Manuel Rivero, “La catedral del mar” luciendo su espectacular tipo. Cantaron muy afinados, con mucha fuerza y con el estilo que se han ido ganando con los años su presentación, dos pasodobles, dos cuplés y, en lugar de cantar popurrí, comenzaron con la antología en la que dedicaron al homenajeado la presentación de “Gaditanos” ya que como dijo el propio Luis Rivero, Antonio Martín siempre ha demostrado su gaditanía y su gaditanismo. Cantando un pasodoble sin micrófonos de “La Bella escondida” que fue muy aplaudido por el público presente.


Tras esta comparsa llegó el momento del homenaje. Comenzó saliendo la comparsa de Antonio Martín, “Los héroes del 3×4”, que cantó su presentación y algunos pasodobles. A mitad de la actuación subió de nuevo al escenario el coro de la salle viña para interpretar algunos de los tangos que el homenajeado les había compuesto y que forman parte de la cultura carnavalesca gaditana como “tengo dos novias bonitas”.

Subieron al escenario Paco Cárdenas (Presidente de la Asociación de autores del Carnaval de Cádiz), Vicente Sánchez (Concejal de Fiestas de Cádiz) y Ana Isabel Caño (diosa del carnaval 2008) para proceder a la entrega de la estatuilla que homenajea a Don Antonio Martín. El aplauso más grande de la noche se produjo cuando Paco Cárdenas hizo entrega del premio al coplero y el público en pie aplaudió largamente al emocionado autor. Antonio Martín García dedicó unas palabras de agradecimiento al pueblo gaditano y en general a todo aficionado de Carnaval que son los que han hecho posible que Antonio Martín fuera homenajeado por sus 40 años desde aquellos mayordomos.

Tras el homenaje, la comparsa “Los Héroes del 3×4” interpretó alguna que otra copla de 2008 y de la amplia antología de su autor con pasodobles de “Los aventureros”, “Ángeles y demonios” o “Encajebolillos”. Un componente de su comparsa, Jesús Cruz, el más jóven de la misma, quiso agradecer a su autor el que confiara en él con tan sólo diecisiete años, y lo hizo cantándole una pieza que le había compuesto. Don Antonio Martín, como respuesta interpretó junto con su comparsa y abrazado a dicho componente la presentación de “Los Principantes” y ya se quedó en el escenario para interpretar alguna que otra copla. Siguieron cantando ya que no les dejaban continuar los entregados asistentes al festival, pero al final se marcharon con el público luciendo manos doloridas de tanto aplaudir y dieron paso a la siguiente actuación.


El primer premio de cuartetos, “Taller de reparaciones Esto arranca por cojones eSe eLe” que volvieron a demostrar que tienen una capacidad de improvisación a prueba de bomba ya que el comienzo de la parodia poco tenía que ver con lo que veíamos en el teatro. Las ocurrencias iban sucediéndose acompañados por el grito que se ha quedado para la historia desde que saliera de la boca de ese amnésico cuando gritaba “Ay que alegría”. El público fue enfriándose un poco, estando siempre acompañando al cuarteto, debido a que su actuación se alargaba debido a las improvisaciones y a que la hora iba haciendo mella en los presentes.


Y llegó al escenario la última comparsa de la noche, el tercer premio de comparsas que lleva la letra y la música de Juan Carlos Aragón Becerra, “La banda del Capitán Veneno”. El grupo con sus nuevas incorporaciones interpretó la presentación y tras ella el archiconocido pasodoble “Si caminito del Falla” en el cual subieron al escenario un componente de “Las Pito-risas” y su hija para cantarlo junto con el grupo de la comparsa. Después el pasodoble del “hisno” de España. Dos cuplecitos dieron paso al popurrí y tras él la antología. Debido a que no era mucho el tiempo del que disponían cantaron un pasodoble inédito de “Operación ninfa por la igualdad de género” y el nuevo popurrí de popurrises de las comparsas de Juan Carlos Aragón. Con un fuerte aplauso se despidieron dejando el escenario libre para la última actuación.


Y el broche de oro lo pusieron las adivinas comandadas por Kike Remolino que cantaron con mucha fuerza cada una de las letras de su repertorio y sacando risas a todos los presentes con los comentarios del autor de la agrupación. Como no les dejaban cantar mucho tiempo, sólo pudieron cantar presentación, dos pasodobles, dos cuplés, popurrí de este año, el pasodoble de la final y el final de popurrí de “Los Quince en la piera” y para ese final se despojaron de sus ropas de adivina quedando en calzoncillos (que por cierto, en ellos ponía delante “Carnaval 2008, Las Pito-risas” y detrás la dirección la web de esta chirigota) y con el aplauso del público y gran parte del mismo en pie se despidieron.


Así llegó a su fin más de seis horas de carnaval en la que la calidad de las agrupaciones fue la nota predominante. Un festival que mereció la pena después de todo lo que esperamos para saber dónde, cuando y con quién se celebraba.

related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.