La semana de… Paco Alba (II)

En 1957 Paco Alba rompe la barrera de manera definitiva y es que consigue superar el primer premio, es decir, consigue señalarse de tal manera que el jurado determinó que lo que hacía Paco no tenía comparación alguna y, por supuesto, no se trataba de la clásica chirigota.
En ese año Paco Alba sacó ‘Los sarracenos’ y consiguió el primer premio especial quedando como primer premio normal la chirigota ‘Los ridículos tenorios’ de Marín y Girón. En esta chirigota Paco Alba demostró que se empapaba de sus tipos de tal manera que la elección del mismo no supusiera únicamente un disfraz, sino que todo el contenido de la misma giraba en torno a la idea sin dejar a un lado Cádiz. Esta agrupación nos dejado para el recuerdo el pasodoble “Oh, Cádiz”, una letra que ha acabado siendo inmortal.

Oh, Cádiz
a cantarte yo vengo aquí.
Siempre fue
mi ilusión el poderte ver
bella tierra que yo soñé.
No sé que tiene esta Ciudad
que tanto me hace recordar
se vé que el Moro te habitó
porque su acento te dejó.
Con razón
yo me considero español.
Cuando escucho un cante por soleá
hasta me dan ganas de llorar
porque lo llevo en el corazón
son los mismos cantes de mi país
es un recuerdo que se quedó
desde que el Moro se fue de aquí
por eso a mí Cádiz me hace soñar
y ya no habrán quién me eche de aquí
aunque me tenga que bautizar.

 

En 1958 Paco Alba saca dos chirigotas, una de ellas con Antonio Torres, uno de sus grandes compañeros en el mundo del carnaval con los que haría tanto coros como chirigotas: ‘Los hombres de la edad de piedra’ con la que consigue un accésit.

1958 Los hombres de la edad de piedra

Consigue un primer premio con ‘Los julianes, una de las chirigotas que más calado tuvo entre la afición. De esta chirigota ha quedado para el recuerdo “Hay quien dice que Cádiz”, prácticamente un himno del carnaval donde, precisamente, se suprime esta palabra y, en lugar de decir “Carnavales” se dice “festivales” pues, no debemos olvidar que entonces no existían los carnavales sino las Fiestas típicas gaditanas, nombre que le dio el franquismo a nuestro carnaval.

Hay quien dice que Cádiz no tiene fiestas
ni feria que aventaje a otras capitales
más queremos advertirles al que así desprecia
que qué nos dice de nuestros festivales.
Ni romería ni feria en esta tierra
es verdad que no tienen los gaditanos
pero que vengan muchos y se den cuenta
que Cádiz está de feria todo el verano.
Si no es campero
es porque es andaluz fino y marinero
pero es castizo
desde Puerta de Tierra hasta el Hospicio.
Si no saben lucir
el traje de montar
es porque a los de aquí
no les sirve el caballo para ir a pescar.
Comprendo que es de maravilla
tener la jaca “enjaezá”
pero yo tengo una barquilla
con una gracia en la quilla
que “pa” que te voy a contar.
Por eso Cádiz tiene un sello
de noble fino y señorial
aquí se puso el Non Plus Ultra
que traducido resulta
después de Cádiz
¡ni hablar!

 

Ese año la agrupación de Paco sale de Cádiz y son contratados por 15 días en el Circo Price en Madrid. La comparsa de Paco Alba triunfaba allá donde iba, sin embargo, el coplero no disfrutaba de su estancia en Madrid y de su triunfo. Cuentan sus componentes que a la hora de comer Paco se sentaba solo y pensativo y al preguntarle siempre decía que echaba de menos Cádiz y que se quería volver. El grupo y el autor se separaron debido a que Paco quería volver y el grupo quería quedarse de gira triunfando. Paco dijo que triunfaría en Cádiz y al regresar lo hizo con ‘La hueste de don Nuño’.

Compartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.