Adiós al guerrillero de Santa María

por El Pater

pedro-romero2El mundo del Carnaval llora la pérdida de uno de los autores más importantes de la Historia de esta fiesta. Pedro Romero ha fallecido a los 74 años de edad en la Clínica San Fernando donde se encontraba ingresado.
¿Qué se puede decir de Pedro Romero? El autor de Santa María se ha caracterizado principalmente por ser un autor guerrillero, por ser un hombre que no se calló ante nadie y defendió sus ideas hasta las últimas consecuencias. Fue una figura clave de l transición en su reflejo en el carnaval y nos ha dejado coplas impregnadas de la política más viva de los años 70 y 80.
Pero no sólo compuso coplas reivindicativas, sino que su sensibilidad se dejó ver en unas composiciones donde un clavel era su confidente o una caracola lloraba a la orilla de la playa en “una noche maravillosa de las que invitan a pasear”.
Para honrar la memoria de uno de los más grandes de la comparsa vamos a hacer un recorrido por su obra, por el legado de coplas de nuestra fiesta que nos deja, vamos a recordar al poeta, al coplero de Santa María.
Pedro Romero comenzó su andadura carnavalesca allá el año 1967 con una comparsa que consiguió llegar a lo más alto, ‘Los maniseros Cubanos’.  Pero ahí no queda la cosa, ya que también coescribió junto con Enrique Villegas la chirigota ‘La banda del Tío Perete’ que quedó en tercer lugar. Un arranque exitoso que hacía presagiar que aquel sería un autor importante en la fiesta, un autor que, aunque el éxito le llevara a recorrer todo el mundo, nunca se olvidó del barrio de Santa María, al que dedicó esta copla en su primera comparsa:

Nuestro poeta ha querido
que te cantemos
Barrio de Santa María
con respeto y devoción
y nosotros emocionados
correspondemos
y el corazón ponemos
en esta canción.
Barrio de Santa María
catedral de gracia y sal
cuna de las alegrías
de los buenos cantes
y palmas al compás.
Ole el barrio
donde El Greñúo tiene su altar
y espantan los gitanos
todas sus penas en un cantar.
Tiene un gracejo tu gente
que no se puede aguantar
y una gracia y picardía
Barrio de Santa María
eres de Cai la sal.

En 1968 consigue un accésit en la modalidad de comparsas con ‘Los hippys’. Como curiosidad, esta agrupación tiene el estribillo con letra de Paco Alba y música de Antonio Martín. Este estribillo decía: “Si te cuesta trabajo lavarte, si te cuesta trabajo afeitarte no lo pienses más hazte hippy enseguida que ahora está de novedad”. Ese fue el año de estreno de Antoñito Martín, con quien compartiría grandes noches de teatro compitiendo duramente por el primer premio.
En 1970 volvió a sacar comparsa, en esta ocasión fue ‘Los blanco y negro’ y consiguió un segundo premio dejando una de las coplas más recordadas del carnaval, el pasodoble de la caracola:

Hacía una noche maravillosa
de esas que invitan a pasear
y divagando por entre calles
a la Caleta vine a parar.
Casi extasiado por el silencio
en su belleza me recreé
cuando de pronto escuché un lamento
y unos sollozos de una mujer.
Y en la orilla de la playa
lloraba una caracola
y que pena me inspiraba
verla tan triste y tan sola.
“¿Por qué lloras caracola?
Cuéntame tus penas a mí
dime, reina de las olas,
¿qué es lo que te pasa a ti?”
La acurruqué entre mi pecho
y le di calor del alma
y en mis brazos adormecida
sonriente me miraba.
Su nombre de caracola
por Dolores lo cambió
y entre Dolores y Lola
de la triste caracola
una gran reina nació.

Esta copla elevaría a Pedro Romero a la categoría de Poeta de nuestro Carnaval. En 1971 consiguió un tercer premio con ‘Los ruiseñores del Perú’ y al año siguiente un segundo premio con ‘Los play boy’. Tras un año de descanso vuelve para escribir ‘Los rumberos’. Esta comparsa tenía el grupo de ‘Capricho andaluz’, comparsa ganadora de 1973 con autoría de Antonio Martín. ‘Los rumberos’ en principio iba a ser una comparsa del autor viñero pero finalmente fue Pedro Romero quien terminó el repertorio de esta comparsa que consiguió un primer premio. Primeros premios también fueron ‘Los napolitanos’ y ‘Carnaval 76’ iniciándose así una época dorada que enlaza este autor con este grupo sería conocido como el grupo de la peña Nuestra Andalucía.
1977 será el año en el que Pedro Romero entrara de lleno en el terreno político con la comparsa ‘Nuestra Andalucía’, toda una reivindicación de la autonomía andaluza en un repertorio que ha pasado a la historia y que compitió duramente con ‘Los mandingos’ de Antonio Martín resultando vencedora la comparsa del viñero. En esta comparsa Pedro Romero apoya firmemente la unión de España en pos de la democracia naciente en ese momento histórico:

Sin odios ni rencores
cogidos de la mano
caminemos unidos
como los buenos hermanos.
Sin ira en el pasado
y sin mirar p’atrás
sin resacas ni patrañas
construyamos una España
en orden y en libertad.
Aquella guerra fratricida
tan suicida
aquella herida ensangrentada
cerrada está.
Una España distinta y moderna
hay que formar
con niveles más altos y más justos
hay que alcanzar donde todos vivamos en paz.
Fuera
esos odios entre hermanos
vamos a perdonarnos y darnos la mano.
Fuera
ese trato villano
sin humillaciones
que nada ha alcanzado.
En la España de hoy no debe existir
ni puede haber
vencedores ni vencidos
sino el pueblo muy unido
cada uno en su papel.
Y las rencillas del ayer
perdonando quedan olvidadas
las heridas cerradas
obligan de nuevo
a empezar otra vez.

Esta comparsa hace a Pedro Romero una figura importante en la transición del carnaval. Pedro Romero deja de ser un autor de las Fiestas Típicas gaditanas para ser un autor de carnaval, un autor que hace crítica con sus letras y analiza la sociedad desde su punto de vista sin censura que le prohíba expresar sus pensamientos. A esta comparsa siguen cuatro primeros premios consecutivos, ‘Los tribunos’, ‘Navegantes gaditanos’, ‘Payos y gitanos’ y ‘Pregones’. En 1978 también consiguió el Antifaz de oro. Pedro Romero sigue dando muestras de su crítica feroz e imparable en sus coplas. Siempre defendiendo la libertad, la paz y la democracia, criticó duramente el terrorismo en el Carnaval de 1981 con ‘Pregones’. Esta comparsa sale en medio de una de las épocas más convulsas de la historia reciente de España, con atentados de ETA casi a diario y con un golpe de estado que acabó con el asalto al congreso por parte de Tejero. Esto opinaba del terrorismo Pedro Romero:

Dicen muchos parlanchines
que el mal que hay en España
es el resultado de las libertades.
Dicen que vamos de culo
porque que esto es un antro
de inmoralidades.
Y eso no es verdad
a España quien la tiene enferma
es la confusión,
ya sea de cualquier color.
Mientras siga hablando
tantas metralletas
que harán la puñeta
al pueblo español.
No, nuestra España
es de todos,
no la hundamos en el lodo,
con violencia y terror.
No, no más sangre, señores,
basta ya los errores,
que no vuelva el dolor.
España, sangra por el terrorismo,
te hieren con salvajismo
y quieren verte humillada,
ofendida y condenada
a perder tu Libertad.
España, quítale ya la careta
a esos cambios de chaqueta
que te quieren traicionar.
Vamos a dejarnos de cuentos
y descifremos el misterio
¿De dónde viene la culpa
del malestar de este pueblo?.
Rechacemos el terrorismo
y gritemos “libertad”.
Luchemos con energía,
con honor y valentía,
y gritar:”Queremos paz”.

http://youtu.be/kh5biu57RtQ

En 1982 descansa del concurso pero no se aparta del carnaval, ya que tiene el honor de ser pregonero de la fiesta junto con el músico Felipe Campuzano, convirtiéndose en el primer autor del carnaval en pregonar la fiesta. En 1983 vuelve a la comparsa con ‘Grandes genios’, su grupo de siempre y un tercer premio, mismo galardón que conseguiría en 1984 con el cuarteto ‘Una de historia a la plancha’. En 1984 también cruza la bahía para componer para la mítica comparsa del Puerto de Santa María ‘Israel’, una agrupación que, a pesar de pasar a la historia no consigue pisar la final del concurso. En 1985 y 1986 escribe dos comparsas que tampoco están en la gran final ‘Encuentro árabe andaluz’ y ‘¿Qué pasa en Cádiz?’.
En 1987 iba a descansar pero en poco tiempo finalmente consiguieron salir con la comparsa ‘Con gancho’, una de las comparsas más recordadas de este autor que se quedó con un segundo premio y nos dejó para la historia coplas como esta en la que denuncia el estado de su barrio de Santa María:

Igual que un perro sarnoso
que de miseria se muere
se está muriendo mi barrio
y tengo una espina
que en mi alma me duele.
Mi barrio Santa María,
en donde se hace la sal,
vive lento su agonía
y nada ni nadie
lo intenta ayudar.
¿Dónde están los organismos
y tantos partidos
que hacían sus promesas?
¿Dónde están los que buscaban
el voto de la pobreza?
Pero tú no llores,
pobre barrio mío,
tú no estas sarnoso
y eres tan hermoso
que quitas el sentío.
Aunque te marginen
tú siempre serás
el joyero indiscutible
del cante flamenco
y del buen compás,
y en ti vive el Nazareno
y nuestra Patrona,
por algo será.

Tras este gran éxito vuelve a quedarse dos carnavales más fuera de la final con sus comparsas ‘De orilla a orilla’ y ‘De la mar al río’. En 1990 sí que vuelve a la final con un segundo premio, ‘Solera, duende y misterio’. Al año siguiente con la comparsa ‘Con sal y pimienta’ consiguió el cuarto premio y el segundo en juveniles con la comparsa ‘Desenfado’. En 1992, de la mano de Juan Antonio Lamas, prueba la modalidad que le faltaba, el coro, y consigue un cuarto premio con ‘La inquisición’. En 1993 vuelve a quedarse sin final con la comparsa ‘Puntaeuropa’.
Sí que consiguió un puesto en la final de 1994 con un grupo dirigido por Pepe el Caja y una comparsa sencilla ‘Güenagente’. Fue un segundo premio por detrás de un imparable Antonio Martínez Ares con ‘La ventolera’ y por delante de un Antonio Martín flamenco con ‘Las verdades del banquero’. En esta comparsa Pedro Romero vuelve a demostrar su sensibilidad y su crítica con letras como esta:

Se ve por las calles sin fin,
una pobre infelíz con su pelo plateado,
se ve por aquí por allí,
sin mirar, sin sentir lo que pasa a su lao.
Dicen que esa señora
de pelo blanco es tan conocida,
que su fama traspasa
toda la tierra reconocida.
Y que se encuentra sola con la tristeza,
con esa cruz a cuesta de la pobreza,
pidiendo por las calles un cacho pan.
Dicen que no tiene na
y se acuesta a soñar
de noche en un portal.
Cuentan que esta perdiendo el sentío,
que no hacen na por ella
y sola sufre en el olvío.
Que da pena verla abandonada
con su ropa manchada
no existe vergüenza mayor.
Y dicen que tiene tres mil años ya
y en sus canas de plata,
que fue pionera de la libertad,
ciudad hospitalaria blanca y marinera,
responde por Cai la novia del mar,
con esa bahía de grandes bellezas.
La reina del cante,
la cuna del arte,
que se va a morir de tristeza.

http://youtu.be/hkKcpATf5b8

Esta fue la última vez que una copla de Pedro Romero sonó en una gran final del Falla. En 1995 hizo doblete con la comparsa ‘Sabor a Cai’ y el coro ‘El congreso’ sin conseguir el éxito con ninguna de las dos. Al año siguiente también hizo doblete, su comparsa ‘Mamarrachos’ y, en lugar de coro, una chirigota ‘El retorno de los escarabajos trillizos’, dirigida por el Pepón de Cai. Tras un año de descanso vuelve con la comparsa ‘Las llaves del pueblo’ que, a pesar de mantener fiel su estilo, sigue sin conseguir un puesto en una final donde el aire fresco de nuevos autores va desplazando a los veteranos. En 1999 saca la comparsa ‘Er cortijo’ y comienza una etapa de descanso que se prolongará hasta 2002, aunque en 2000 consiguiera el tercer premio de juveniles con la comparsa ‘Sueño de luces’.
En 2002 vuelve a la comparsa con ‘Los guerrilleros del levante’ de la mano del Chupa. Un tipo de fantasía que no consiguió llevar a este autor hasta una final. Vuelve a descansar para volver en 2006 con un grupo de veteranos comparsistas y la comparsa ‘Los derrotaos’, representando a aquellos que perdieron la guerra civil. De nuevo muestra su cara más crítica y política con esta comparsa. En 2007 pone letra a una chirigota que, por cuestiones de fechas de inscripción, no pudo estar en el falla, es la chirigota del Pepón ‘El viejo este’.
En 2008 vuelve a cruzar la bahía, pero, en vez de para los Majaras, escribe pera Los gitanos del Puerto, cosechando así su último gran éxito con la comparsa ‘Huele a romero’, una boda flamenca que dejó un pasodoble al Nazareno de Santa María. En más de una ocasión, Pedro Romero ha declarado su ateísmo, pero sí que suele encontrar un hueco para cantar al Nazareno de Santa María, devoción que le viene de su madre y al que dedicó este magnífico pasodoble.

Señor de Cai,
Cristo gitano del Barrio Santa María,
vengo a rezarte con mi fé y mi alegría,
en una copla de mi mundo el carnaval.
Greñuo moreno,
tu pelo negro bajando Jabonería,
tu cruz a cuesta de tormentos y agonías,
tus pies descalzos sangrando de caminar.
Silencio, silencio soberano,
que va bajando la Cuesta
el Señor de los Gitanos.
Silencio, silencio y ternura,
que detrás viene su Madre
la Virgen de los Dolores,
con carita de amargura.
Rezando las monjas en el convento,
entre salmos y entre versos,
entre incienso y azahares.
Sólo con mirarlo me conmuevo
viendo su cara divina,
y en la frente ese desprecio
de una corona de espinas.
Padrecito, Nazareno,
no te olvides de tus hermanos
que llevamos a cuesta una cruz,
por se gitanos.

http://youtu.be/FCniBUadWw0

En 2009 vuelve a hacer doblete, por un lado la chirigota ‘El niño de las monjas’ junto con José Castellón El Pellejo y la comparsa de los gitanos ‘La tribu del compás’ quedándose con la chirigota en cuartos de final y con la comparsa en semifinales. La última participación de Pedro Romero fue en 2011 con la comparsa ‘Los ruletas’, una agrupación que se quedó en preliminares.

Y hoy el carnaval llora la muerte de un coplero importante, de un autor guerrillero, valiente, poeta y gaditano que dedicó su vida a componer coplas, a demostrar su libertad y defender la libertad de todos. Hoy lloramos a don Pedro Romero, historia de nuestro carnaval. Descanse en paz.

related posts

1 comentario

Antonio 26 septiembre, 2014 - 19:10

Merecido homenaje el que usted le ha dedicado a Don Pedro Romero. Poco se puede añadir. Cualquier gaditan@ que se precie habrá sentido que nos dijera “hasta otra”. Ahora es muy fácil acordarse de este grande poeta popular que Cádiz ha dado, much@s se llenan la boca hablando de él, a veces sin saber ni por qué ni para qué, sin haber oído ni una sola letra o algunas de sus sencillas músicas de Carnaval. Yo seguía la trayectoria de Don Pedro Romero desde mi preadloscencia, cuando apenas tenía 13 años fascinado por aquellos Navegantes gaditanos con letras tan conmovedoras como En un charquito de agua o Con una letra nerviosa dedicadas a los astilleros o a los graves problemas de las discapacidades. Don Pedro era un adelantado en cuanto a libertades, cuando aún en Cádiz se confundía el tipismo con lo chavacano y de mal gusto. Después, la retrospectiva, esuché todas sus agrupaciones anteriores y posteriores. Me queda un entrañable recuerdo de dos agrupaciones que no ha mencionado: Grandes genios y Qué pasa en Cai. Decía el trovador en la presentación de la priemra: ¡ que todos los grandes genios le dediquen su canción! o las no menos sensibles palabras a Manolita Chen y su labor por los discapacitados sin importar la condición sexual de quien con tan noble acción le hace uno tan grande, en uno de los pasdobles de Qué pasa en Cai.
Cuando Don Pedro Romero se alejó del concurso me seguí interesando por él, y supe por las noticias de qué modo tan cruel un hombre que había contribuído a engrandecer esta fiesta había quedado en el más absoluto de los olvidos y abandonos, malviviendo en casas de amigos o pidiendo ayuda a Cáritas. Lamentable, pero muy de Cai, donde nos damos muchos golopes de pecho.
En fín, la poesía de Don Pedro Romero no sólo sigue estando vigente, al menos las de sus primeras agrupaciones: hipocresía, la situación de Andalucía, la política, la sociedad, etc otras en cambio han mejorado: su querido barrio Santa María, la imágen de los discapacitados, etc.
Don Pedro Romero, no supo actualizarse. Sus últimas agrupaciones eran un mero repetirse sobre aspectos muy trillados de la fiesta, el andalucismo, etc.pero hasta los grandes compositores tienen su ocaso quizás con mejor suerte que la que corrió a Don Pedro.
Para terminar, este extenso comentario, permítame recordar y compartir con usted aquel pasodoble de Carnaval 76 que decía:

El mundo de hoy lo consideramos
tan disparatado como un Carnaval
donde cada uno lleva su careta
y en los corazones llevan antifaz
Sonríe la gente,
con gran ironía
se parten el pecho,
por hipocresía
Horribles disfraces
de esta sociedad

Maestro, ¡qué poco te equivocaste!

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.