Para ser maestro chirigotero – Las olas der campor su

por El Pater

Para ser maestro chirigotero
no solo es la buena pluma
también hace falta
tener mucho carnaval vivido,
un carácter parecido
al de los gorilas,
vestirse de birria
para irse a cantar,
jugar al golf metiendo
el palo y todo,
hablar como las cotorritas,
vender por nuestras calles
esos chochitos y cotufas,
ser padre de los niños
de aquella Madre Pelusa
y dejar
un gran sello marcado ya para siempre
por ser todo un embajador
no precisamente del bajonazo,
que las malas lenguas no tengan que hablar,
escuchando músicos del racataplán,
ser ese gran concertista
del buen humor puesto en las coplillas
y eso ya tiene la firma
de don Ramón Díaz, el Fletilla.

José Luis y Francisco Alcántara Pedemonte
‘Las olas der campor su’ – 1987

related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.