La semana de Juan Carlos Aragón (VII)

Siempre es difícil sacar una agrupación que guste pero hacerlo tras un primer premio contundente como ‘Los millonaros’ era aún más complicado. Ese año Juan Carlos Aragón viajó a Cuba y vino antojado de hacer ‘La guayabera’, toda una oda al país caribeño. Era una comparsa que seguía los cánones establecidos interpretativamente el año anterior. El grupo sonaba de maravilla y volvió a gustar, no obstante tuvo que conformarse con el primer accésit.

Para 2017 Juan Carlos Aragón volvió a colaborar musicalmente con una chirigota. Era un grupo formado por el cuarteto de los niños y otros componentes como Julio Álvarez. La autoría corría a cargo de Fede Quintero y de Lolo Álvarez Seda. ‘Los pastelitos’ fue una chirigota que contó con el respaldo del público, no así con el del jurado que los dejó en la fase de cuartos de final.

En lo que respecta a la comparsa, Juan Carlos Aragón en cierto modo sentía que le debía a su grupo algo. Él había dedicado el último carnaval a un “capricho”, ‘La guayabera’, una idea que tampoco entusiasmaba demasiado al grupo, no obstante el grupo la defendió a muerte. Por eso decidió que para ese año tenía que darle al grupo lo que quería: Carnaval. Recurrió al pasodoble de ‘Los millonarios’ donde se defendía que el carnaval era una religión y decidió convertirse en peregrino de la misma. Fue una comparsa muy carnavalera y con una letra portentosa que sobrepasaba a la música. Las letras de pasodoble, así como el popurrí calaron hondo en los aficionados que tomaron esta comparsa como si de una Biblia se tratara. La comparsa ‘Los peregrinos’ finalmente, en una final muy reñida, obtuvo el tercer premio.

En 2018 Juan Carlos decidió que si siempre había defendido que la mafia movía los hilos del concurso, debía vestirse de mafioso para ganar. Dicho y hecho. ‘Los mafiosos’ fue primer premio hasta tal punto que aun siendo la comparsa menos puntuada en la final consiguió vencer al resto. Si ‘Los millonarios’ tuvieron como punto álgido la sesión de cuartos, ‘Los mafiosos’ en semifinales dieron el aldabonazo definitivo, especialmente con un pasodoble que ha quedado para la historia, el que dedicó a las madres.

Por anchos que sean los mares
y más altas las cordilleras,
por más que en la tierra brillen los metales,
y más noble que perfume la madera,
por más que las noches de estrella
desnuden amores y mares,
por más que el pájaro cante
y las nubes se levanten,
por más azul que este el cielo,
donde se ponga una madre,
todo se quite de en medio.
Por más sed que calme el agua del río,
más calor que de la llama del fuego,
por más hondo que un dolor haya sido
y mayor el desconsuelo,
por más que se pueda perder
y más que se pueda ganar,
a donde se ponga una madre
que quiten el bien y que quiten el mal.
Por más que la primavera
vista los campos de flores
y con los siete colores
el sol corone a la tierra
no hay alegría más bella
ni primavera más grande,
que la que te da una madre
al sentírtela a tu vera.
El que dice sin pensar,
el que dice sin pensar,
que nadie es imprescindible,
o nunca tuvo mamá,
o nunca tuvo mamá
o es que no sabe lo que dice.
Por más que la vida y los años pasen
la mujer se va haciendo un gigante
desde que el vientre se le abre.
Mira si será grande y divino su amor
que para hacerse hombre hasta el mismo Dios
necesitó del amor de una madre.

Para este 2019 decidió darse el gusto de sacar dos agrupaciones, una comparsa y una chirigota. ‘Er Chele Vara’ representa la crítica, la sátira, esa vuelta a los orígenes canallas del autor. Con componentes como Mario del Valle, Bernardi, Calisto, Otero, Lupi, Joaqui Revuelta, los hermanos Illescas hizo un auténtico CDR made in Juan Carlos. La crítica sobrepasaba todos los límites y el canallismo quinqui también. ‘Er Chele Vara’ era una de las chirigotas destacadas pero sorpresivamente el jurado decidió no pasarla a la final. Seguro que “Lolo el piconero” se ha llevado un gran disgusto. No sabemos tampoco si estarán por las calles de Bruselas como decía el estribillo.

“Nosotros no queremos
un referéndum pastado
porque vemos pastado
que no haiga referéndum
y si por un casual
nos llama a declarar
la Audiencia Nacional…
po nos vemos por las calles de Bruselas
cuando llegue el carnaval”.

En comparsas sí que consiguió pasar a la final convirtiéndose en el segundo premio. ‘La gaditaníssima’ fue una comparsa anunciada con un graffiti reflejado en las letras como “de locura hasta pinté tu nombre por las paredes”. Si ‘Er Chele Vara’ mostraba la cruz de Cádiz, ‘La gaditaníssima’ mostraba la cara. Toda una oda a la ciudad y a su fiesta. Podríamos destacar varias letras de esta agrupación pero nos vamos a quedar con la cuarteta de popurrí que más ha dado que habla este año. Con guiño a Silvio Rodríguez llegó su versión de “Que levante la mano la guitarra”.

Cuando el viejo ve complejo su sustento
y el infante va tirante de alimento
mira al joven más allá de su frontera
porque el porvenir aquí ya no le espera
y cuando casi todo el mundo de esto habla
pero no se encuentra el modo ni la palabra
que levante la mano, que levante la mano,
Que levante la mano la guitarra
Cuando el negro tira solo de la manta
y el blanco tira del furgón, pistola y placa
queda el dependiente sin amor ni auxilio
y el independentista acaba en el exilio
y cuando casi todo el mundo de esto habla
sin saber que significan las palabras
que levante la mano, que levante la mano,
Que levante la mano la guitarra.
Cuando al extranjero desaparecido
la marea nunca lo devuelve vivo,
el esclavo sigue y sigue trabajando
y la mujer con miedo sigue caminando
y cuando casi todo el mundo de esto habla
y no sirven para nada las palabras
que levante la mano, que levante la mano,
Que levante la mano la guitarra…

Tras anunciar que dejaría el carnaval para dedicarse en cuerpo y alma a su siguiente hijo, los rumores no pararon de sonar en la ciudad y no eran buenas noticias. Sea como fuere, la verdad es que Juan Carlos Aragón, días después de recibir el premio Baluarte del Carnaval, emprendió la gira con Bob Dylan y abandonó este mundo. A los 51 años, Juan Carlos Aragón Becerra, el niño rebelde del carnaval, el que siempre hizo lo que le dio la gana, el que vivió como quiso y escribió como quiso, murió víctima de una enfermedad. El Ayuntamiento decretó día de luto oficial en la ciudad y su capilla ardiente se convirtió en un hervidero de personas que acudían, con lágrimas en los ojos y la incredulidad a cuestas, a dar el último adiós al Capitán Veneno.
Sin duda alguna, la pérdida de Juan Carlos supone un golpe duro para el carnaval. Se marcha un autor joven, en activo, con mucho por decir y en su mejor momento creativo. Todo el mundo llora su muerte, desde la Caleta hasta el Uruguay. Os vamos a dejar con, probablemente el momento más duro de toda la despedida de Juan Carlos, cuando sus grupos le rinden un último homenaje en forma de copla. Más de 40 agrupaciones entre comparsas, chirigotas y coros, cuatro libros publicados y (aunque algunos lo desconozcan) un romancero escrito a su amigo Calisto ‘Diccionario enciclopédico de carnaval de la A a la Z’, un legado, sin duda, incalculable.
Aquí quedó nuestro sincero y humilde homenaje a don Juan Carlos Aragón Becerra. Una semana se hace corta para destacar tanta buena copla de carnaval. Solo nos queda dar las gracias a Dios… ¡No, al destino! por haber podido disfrutar de este enorme legado que se ha vuelto inmortal. Ahora sí que todos creemos en la vida eterna de los carnavales.

Compartir

1 comentario

  1. Precioso el homenaje, Pater. Juan Carlos Aragón nos ha dado muchísimas coplas inolvidables.

    Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.