Presentación de ‘Los capitales’

por La mano misteriosa

Ah, ah, ah…
Siete puertas al pecado,
para el hombre siete puertas
Y que nos abre el infierno
cada una de ellas.
Siete llaves por las manos,
que no se abren a cualquiera
Las puertas más deseadas,
pero que puertas más negras.
Y el pecado se hizo carne
con el hombre y la manzana.
Y la vida es la condena,
pues con la muerte se descansa.
El pecado se hizo carne
con el hombre y sus errores
Y el infierno que es la vida, que es la vida
del hombre…del hombre
Pecadores de la carne,
son humanos, son humanos
Y no hay nadie que se salve,
que esté libre de pecado.
Y en el saco entran madres,
padres, hijos y entran todos.
Los pecados cometidos
hacen que nos vuelvan locos.
Pecador el ser humano,
que tiraste la piedra y escondiste la mano.
Y en el infierno que arda tu alma,
que ardan tus males,
y tengas que depender
de los pecados capitales.
Pecador el ser humano,
que tiraste la piedra y escondiste la mano…
y escondiste la mano.

Juan Fernández Domínguez
“Los capitales” 2007
______

related posts

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.