Jesusito de mi vida – Gloria bendita

por El Pater

Jesusito de mi vida,
Jesusito de la tierra,
tú que, con tu inocencia,
eres un niño igual que yo
acuérdate de los niños
de los niños de ahí afuera,
acuérdate de la infancia
que está temblando
en esta oración.
El niño sombra
o la niña invisible
que cerca y lejos
de nuestras casas vive,
niños de huesos,
niñas de alambre,
niños y niñas sin más bocado
que los del hambre.
Niños que tiemblan en su habitación
con la cara bajo el edredón
porque en la cocina se están chillando,
niñas que con su cuerpo sin sol
entran solas en la habitación
donde una alimaña la está esperando.
Un niño asustado que está tiritando
perdido en la noche del mar,
y hay niñas gritando en las rejas de hierro
intentando agarrarse a mamá.
Niños que cose el frío glacial
dentro de alguna nave industrial
donde no entra nunca la luz del día.
Los abusados, los explotados,
los inocentes, los humillados,
niños de barro, niñas de humo.
Ay, Jesusito, si tú eres niño
apiádate de los de este mundo.

Miguel Ángel García Argüez y Antonio Procopio Baizán
‘Gloria bendita’ – 2020

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.