La semana de… Paco Alba (VII)

En 1972 Paco Alba cae enfermo y descansa. Pero la enfermedad no impidió que Paco Alba volviera con su comparsa en 1973 sacando ‘Estampas goyescas’ en lo que supondrá la noche más triste de su trayectoria, aquella en la que se vio superado y en la que la afición le dio la espalda.
La comparsa de Paco gustó muchísimo pero ese año Antonio Martín sacó ‘Capricho andaluz’, una comparsa que entusiasmó y que terminó de dividir a la afición entre “Albistas” y “Martinistas”. Una noche de coplas la comparsa de Paco Alba salió a escena y el público pidió a gritos que volviera la comparsa de Antonio Martín siendo abucheada la comparsa de Paco. Cuentan que esa noche se vio llorar a Paco Alba quien juró no volver a pisar el teatro Falla. No obstante, esa comparsa nos dejó una de las coplas más emblemáticas del autor, aquella en la que comparaba la guitarra española con una mujer:

La guitarra española
es un bello instrumento
que tiene semejanza con una mujer
tanto por su dulzura como por su acento
su contorno y figura es un retrato fiel.
Su gentil estructura simula su estampa
su talle y sus caderas y pechera también,
las clavijas son bucles
su mástil garganta
y dentro encierra un alma como cualquier ser.
Guitarra mía,
guitarra chulapona, guitarra española,
quién pensaría te electrificarían
y te hicieran chillona.
Mas no te apures guitarra mía española,
guitarra castiza,
a ti no te desplaza
cuatro conexiones y una tabla lisa.
Mientras haya cantaores y grandes concertistas
te rendirán honores
porque a los motores
no hay quién los resista.

 

Al año siguiente Paco Alba volvió al carnaval, aunque no con una comparsa, sino que volvió a sus orígenes con ‘Los abuelitos chirigoteros’ consiguiendo el primer premio de chirigotas. Ese año el público reclamó la presencia de Paco Alba en el escenario a voces y éste salió al escenario mientras que su público le dedicó una sonora ovación de varios minutos mientras Paco se emocionaba.

1974 Los abuelitos chirigoteros

En 1975 Paco Alba sacó la chirigota ‘Los belloteros’ y el jurado, quizás por compensar el mal trago de ‘Estampa goyesca’ le concedió el primer premio de comparsas. Esta fue la última agrupación de un ya muy enfermo Paco Alba y de la que ha quedado este pasodoble de presentación.

Mu güenas noches tengan ustedes los gaitanos
jemos venío y por eso mesmo estamos aquí
vamos pa Cai dijimos un día y aquí estamos
a ver la fiesta y nos queamos aluego allí.
Ya me habían dicho to lo bonita que era esta tierra
y sus mujeres lo reteguapa y resalá
por algo dijo en una copla jierto poeta
después de Cai el Non Plus Ultra ya no va más.
Viéndote a ti
bella ciuá marinera
tengo que jecí de vera
que bien puede presumir
le juro usted
que como encuentre trabajo
me güervo más gaitano
que er mesmésimo Moret.

 

El 15 de enero de 1976 murió Paco Alba debido a una terrible enfermedad. La gente se echó a la calle, incluso José María Pemán, gran admirador del coplero del que llegó a decir “Ojalá yo supiera hacer eso” acudió a su sepelio. Paco Alba siempre dijo que quería que el día de su entierro sus componentes fueran ataviados con distintos tipos de sus comparsas mientras portaban a hombros su ataúd. Finalmente sí que lo llevaron a hombros pero nadie tuvo la fuerza suficiente como para ir disfrazado. El carnaval se quedó de luto y ese año todos los copleros le dedicaron una copla en su honor.
Paco Alba murió hace ya cuarenta años pero nos queda un legado que sigue vivo en la memoria de los aficionados y en su antología que sigue honrando su memoria a través de sus letras y sus músicas.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.