Popurrí – Los currelantes

por gadi

A patición de Kuko, aquí os dejamos con el popurrí del segundo premio de comparsas, con una cuarteta con música de Carlos Cano y que, afín a su causa, ha cantado en la acampada de Democracia Real Ya. Tenéis la letra tras el salto.

Gira la cadena, gira la cadena.
Antes de que salga el sol,
antes que cante el gallo,
los currelantes comienzan a respirar
pa que no se pare el mundo y siga girando.
Aprieta la tuerca, gira el tornillo, aprieta la tuerca
que el mundo comienza a funcionar, funcionar,
funcionar, funcionar.
Gira la cadena, gira la cadena.
Soy una pieza más
de esta cadena de producción,
reemplazable, sustituible
como un amor por otro amor.
Soy una simple cifra de ordenador,
un mecanismo que se acciona apretando un botón
y que a nadie importa.
Vivo para trabajar, ese es mi destino,
en este circo que montaron para mí.
Y en esta carpa sin salida
me roban el tiempo, me roban la vida,
me roban el aire con su aroma
y hasta se me olvida que no soy máquina, que soy persona.
Me roban los sueños, me roban el fruto de mi trabajo.
Paren la cadena, paren la cadena que aquí me bajo.
Gira la cadena, gira la cadena.

Alcaldesa de la alcaldía,
ministro de las miniferias,
Zapatero de la zapatería,
ríanse vuestras mercedes
de este circo que es para ustedes.
Se presenta sobre pista
el genial malabarista,
que hace malabares noche y día
medio en serio medio en broma
con las pelotas de goma
que tiró la traidora policía.
Aquí está el equilibrista,
afamado trapecista
para quien la altura es su escenario,
y camina sin arnés,
sin seguro y sin red
sobre el andamio.
Más difícil todavía.
Atención al hombre bala,
miren cómo se dispara
a otra tierra desde su cañón.
Viajará a buscar fortuna,
subirá como la espuma
bajo el látigo tenaz de un domador.
Miren a la ilusionista,
ama de casa y artista,
que hace magia con una familia entera.
Saca papas aliñas,
el puchera y la pringá
de su chistera.
Más difícil todavía.
No se pierda al mentalista,
estudiante y conformista,
que con más de dieciséis carreras
ya levanta con la mente un futuro impertinente
que por más que haya estudiado nunca llega.
Y por ultimo el forzudo,
un parado bigotudo
con la fuerza de veinte Sansones,
saca fuerzas pa seguir
y para sobrevivir sin ilusiones.
Más difícil todavía no sé yo,
más difícil liquitisilisimó
más difícil liquitisi midifisi
liquitisi midifisi liquitisi tisimó,
chimpón.

Siempre pagamos los mismos,
siempre pagamos nosotros,
siempre pagamos los mismos payasos los platos rotos.
Pagamos la luz, el agua, el Ocaso,
pagamos la hipoteca, el seguro,
el coche a plazos, el café,
pagamos la leche, la bombona,
pagamos la alegría,
las penas vienen solas.
Pagamos bodas, bautizos, comuniones
de la enorme descendencia
que parieron los Borbones,
pagamos con sudor, con dolor y con llanto
la puta crisis que crearon los bancos.
Siempre pagamos los mismos,
siempre pagamos nosotros,
siempre pagamos los mismos payasos los platos rotos.
Pagando hacienda
como buen contribuyente
pagamos los sueldos
de políticos que mienten
y pagamos la vida eterna y la conciencia
y un cero con siete por ciento pa la iglesia.
Pagamos ayer, pagamos hoy,
pagamos hasta al logopeda de Rajoy.
Con todo lo que tengo que pagar me explica usted
como quiere que llegue a final de mes.
Siempre pagamos nosotros,
siempre pagamos los mismos payasos los platos rotos.

Una revolución puede hacerse cantando,
que la fe resucita cantando
cuando no hay esperanza ninguna.
Mi pueblo es casi feliz porque un pueblo que canta,
aunque su mano espanta, no disimula.
Una revolución puede hacerse cantando,
puede hacerse cantando, no te quepa duda.
Que una canción llega más hondo que una bala
y cuantas más voces disparan
más se acercan y grito al cielo.
Y a los que cantamos con el alma en la garganta
lo que ordenan, los que mandan
nos tienen miedo.
Mi revolución ya suena,
mi revolución ya suena,
mi revolución ya suena.
y creo sinceramente que merece la pena.
Que cuando canto para ti
no me asusta la derrota
porque por ti yo canto con el corazón
latiéndome en la boca.
Una revolución puede hacerse cantando,
puede hacerse cantando
a quema ropa, a quema ropa.

Lo que quisieran los currelantes
sería desmontar esta carpa,
que nunca más volviera a tensarse,
que se le diera fin a esta farsa.
Y que la clase obrera del mundo
fuera la dueña del manantial
de su trabajo, de su tierra y de su casa,
por eso canto por su libertad.
Esta es la murga los currelantes
que al respetable buenamente va a explicar
el mecanismo, tira palante,
de la manera más bonita y popular.
Se acabe el paro y haya trabajo,
escuelas gratis, medicina y hospital,
pan y alegría nunca nos falten,
que vuelvan pronto los emigrantes,
haya cultura y prosperidad,
haya cultura y prosperidad.
Los currelantes no se van
porque no tienen donde ir.
El circo currelante independiente cantará
aunque le cueste la manera de vivir.
En plena calle volverán
a dar comienzo a su función.
El circo currelante independiente cantará,
que ya es la hora para la revolución.
El circo currelante independiente cantará,
que ya es la hora para la revolución.

* * *
Jesús Bienvenido
Los currelantes, 2011

related posts

2 comentarios

Sage 12 junio, 2011 - 4:30

¡Me encanta; muchísimas gracias por compartir esta nueva joya de Jesús Bienvenido! ^-^

Sólo un detalle: fueron segundo premio, tras Juana la Loca =)

¡Saludos carnavaleros! =D

Responder
gadi 12 junio, 2011 - 9:40

¡Menudo despiste! Muchas gracias por la corrección, ya está corregido.

Gracias a ti por comentar, desde luego que este popurrí es una maravilla.

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.