“El CIF es un beneficio económico, jurídico y tributario para los grupos”

Vicente Sánchez defiende la medida “porque hasta la última agrupación cobrará 1.000 euros y el dinero público hay que justificarlo”

Faltaba la voz más autorizada para explicar la causa de la exigencia de un CIF para concursar en el Falla, la del concejal de Fiestas y vicepresidente del Patronato. Entre tanta incertidumbre, Vicente Sánchez, que dice hablar en nombre de la junta ejecutiva, ha querido salir al paso de “las barbaridades que se están diciendo”, admitiendo que las dudas generadas son “legítimas”. Mas aclara que la medida “es positiva y favorece a las agrupaciones, y así lo entendieron los colectivos cuando la plantearon, como no podía ser de otra forma porque siempre velan por los intereses de las agrupaciones, desde la primera hasta la última”. Sánchez defiende que el CIF reporta a los grupos “un beneficio económico, puesto que con un CIF cobrarán la totalidad de lo que le corresponda. Sin un CIF, el Ayuntamiento se ve obligado a retener el 21 por ciento de IRPF. Y también es ventajoso desde el punto de vista de la seguridad jurídica y tributaria”.

Hasta ahora, según convenio del Ayuntamiento con Autores, este colectivo se encargaba de repartir el dinero derivado de los derechos de retransmisión y de la publicidad, asumiendo las obligaciones tributarias correspondientes. “Entiendo que Autores no quiera soportar esta carga, no es su obligación, por eso lo hará el Ayuntamiento”, señala antes de añadir que “si el carnaval es una industria, un motor económico de la ciudad, debemos todos adaptarnos a la realidad, cosa que debíamos haber hecho hace mucho tiempo. En Tenerife desde hace muchos años las agrupaciones tienen un CIF y no pasa nada. En dos años aquí se verá como algo normal”.

La Agencia Tributaria ha abierto expedientes en actuaciones en las Fallas o en la Feria de Sevilla, asegura el concejal. Por eso “es necesario que el Concurso se adapte a los cauces legales. Este es el único concurso en el que cobra desde el primer premio de adultos hasta la última agrupación de infantiles. Bien en premios, en derechos de televisión o publicidad estática. Hasta la que quedó en último lugar en 2013 recibirá unos 1.000 euros entre la publicidad de Cajasol y los derechos de Onda Cádiz. Y eso hay que regularlo de alguna manera porque están recibiendo dinero público”.

Niega Sánchez que el trámite de constituirse en asociación y solicitar un CIF sea “tan engorroso como se está comentando”. “Son pasos muy sencillos, sin costes, pero de cualquier manera en las oficinas del Patronato, cualquier representante de agrupación que vaya a informarse será asesorado. Basta con registrarse como asociación y en la misma mañana le otorgan un CIF provisional que para inscribirse ya es válido. El definitivo sólo será necesario para cobrar cuando acabe el Concurso”.

Justifica que también se pida el CIF a las agrupaciones infantiles y juveniles. “Pelean por ser iguales que los adultos, están ya en los circuitos de los tablaos, los coros juveniles en los carruseles con sus correspondientes subvenciones y todos cobran derechos de televisión y de publicidad. Por lo tanto, deben tener las mismas obligaciones que los adultos. Ahora bien, aunque los trámites son sencillos, vamos a ser flexibles este año con la cantera. Pueden utilizar el CIF de un grupo adulto o acogerse al de cualquier entidad. Eso sí, una adulta no puede prestar el CIF a más de una agrupación de la cantera. Y se hace porque son concursos distintos”, aclara el concejal.

Diario de Cádiz

Compartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.