Julio Pardo y Antonio Rivas recurren a la historia para jugar al despiste

Sin rodeos. ‘Los cabrones’. El coro ha llamado la atención antes de abrirse las cortinas. Y cuando éstas se abran, según cuenta Julio Pardo, el público comprobará que no hay nada relacionado con la infidelidad. “Ni siquiera vamos de banqueros o políticos”, apunta el autor con cierta maldad. “Presentaremos una historia del pasado adaptada al siglo XXI. Muy gaditana aunque el nombre suene fuerte. En las tres primeras frases de la presentación el público entenderá de qué vamos”, adelanta. Con la crisis, la mal sonante palabra está más que nunca en boca del pueblo. Es muy socorrida para liberar tensiones. “Será difícil sorprender porque todas las agrupaciones se referirán a la crisis. Hay que darle 1.500 vueltas a un tema para ser original, porque eso es el Carnaval de Cádiz. No me preocupa porque tengo a Antonio Rivas, el mejor letrista de coros”, apunta Pardo con rotundidad.

El montaje del popurrí está llegando a su final y además el coro cuenta ya con cinco tangos. “Un ritmo similar al de todos los años, hemos aprendido bien la mecánica de los ensayos”, explica Pardo. Sobre el tango cree “que va a sorprender, porque cuando pasa el filtro de mi mujer y mi hijo, primero, y luego de Lucena y Rivas, es que puede ser bueno”. El músico gaditano avisa que “de alguna manera vuelvo a mis raíces, aunque sin perder lo novedoso, dentro de lo poco que se puede sorprender con el tango, que tiene un canon muy fijo y no te puedes salir de madre como en otras piezas carnavalescos. Es un tango de vellos de punta”.

Para defender ese tango ha fichado a 14 nuevos componentes. “El grupo ha sido un poco renovado, con muchas más altas que bajas. Han entrado 14 y ahora somos 64. Hicimos pruebas y quisimos aprovechar todas las buenas voces”. Reconoce que es “complicado bregar con 64 sin sacar el látigo (risas), pero el grupo está respondiendo de maravilla. La savia nueva hace que los veteranos se pongan las pilas. Y esto se consigue porque los antiguos son los que más ilusión siguen teniendo, los que tiran del carro a pesar de que llevemos tantos años”.

¿Cuál es la fórmula para renovar las ganas a pesar de tantos carnavales y tantos primeros premios? “La afición, por encima de todo. Y un grupo que sigue empujando, con ganas a pesar de haber vivido tantas cosas, casi todas buenas. Esto hace que sigamos compitiendo. Ensayamos para ganar. De lo contrario ya estaríamos en casa. Pero disfrutamos en los ensayos y nos reímos. Otra cosa no tendría sentido. Para sufrir siempre hay tiempo”, asegura Julio Pardo. Y con la mente en el futuro: “Tenemos cuerda para rato y con ideas ya para 2014. Como dice Rivas, ya se nos está haciendo tarde para el año que viene”.

Nunca temió que su letrista se distrajera escribiendo también para una comparsa del nivel de la de Los Majaras. “Para nada. Preocupación cero. De hecho, salvo con ‘Los manitas’, el coro ha seguido en los puestos altos de la clasificación mientras Antonio ha compuesto para chirigotas y ahora comparsas”, expresa. De su socio en la confección del repertorio desde el Carnaval 1992 señala que es “un tío muy organizado, que aprovecha el tiempo al máximo y que sabe qué letras valen para coros y cuáles para comparsas. Tanto con él como con el director, Juan Lucena, da gusto trabajar. Te lo hacen todo más fácil”.

Diario de Cádiz

Compartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.