Y hay malditos amores – Los listos

Y hay malditos amores
que cuando se pudren
siembran una guerra,
como el que a ella y él
le convirtió su hogar
en una ratonera.
Hace poco felices
pero ahora ya enemigos.
La foto de la boda
sobre el mueble-bar
son una flor amarga
que no quieren ni mirar,
ella es la herida
y él es la sal.
Sus dos niños asustados
oyen chillíos en la salita
y son como ratoncillos
llenos de miedo
en sus entrañitas
mientras se gritan,
mientras se gritan.
Y ahí están, los dos están
sin valentía pa dar el paso
y romper el puente que los unía,
y ahí están
alimentando su monstruo negro
y soportando con cobardía
un infierno cada día.
Y una y otro
cada uno a un lado
de esa cama fría,
piensan cada noche
en la hipocresía
que les ha arrastrado
pa llegar aquí.
Que el amor debiera ser un viento
que sople sus alas
pero nunca el cáncer
que hoy aquí los mata.
Maldito sea el amor
que los tiene a los dos
encerraos y a bocaos
igualitos que las ratas.

Miguel Ángel García, José Manuel Aranda, Manuel Sánchez
‘Los listos’ – 2020

Este lo canto de rodillas – Aquí estamos de paso

Este lo canto de rodillas
que me vais a disculpar
pero es mi postura favorita
cada vez que voy a rezar.
Mejor me voy a levantar
y no voy a pedir perdón
porque yo no he hecho nada malo
me da a mí que eso es envidia
porque en nuestro itinerario
por el arco de la Caleta
solo pasa esta hermandad.
Señores que esto es carnaval
por Dios que nadie se incomode,
no pretendemos insultar
que aquí también hay cargaores.
Puedo darle mil motivos
para que se ofenda usted
como esos curas con los niños
aunque eso parece que usted no lo ve
pero a mí por salir en carnaval
me quieren meter en la cárcel
por eso tos los ofendíos
tú perdónalos, Dios mío,
Dolores… Guapa, guapa, guapa
que no saben lo que hacen.

Jesús Manuel Selma, José María Barranco, José Luis Soto
‘Aquí estamos de paso’ – 2020

Qué fácil es llenarse la boca – Barrio negro

Qué fácil es llenarse la boca
con coplas de palabras vacías,
qué fácil es juntar cuatro letras,
levantar un teatro
desde la hipocresía.
Qué falsos suenan los golpes de pecho
pidiendo igualdad y respeto
a la mujer en Carnaval.
Qué fácil es y queda muy bien
de cara a la galería
pero qué poquita gente
la quiere tener cerquita
cantando codo con codo
como si fuera una más.
De qué sirve pedir igualdad
si luego no es cierto
si después nunca vais a poder predicar
con el mismo ejemplo
si luego le dais su sitio
en el patio de butacas
pa que se coma por dentro
mientras que tú eres el que canta
para que te anime y te grite,
para que te toque las palmas.
Mientras tengamos que lamentar
comentarios fuera de lugar
sobre las cachas
que tienen mis compañeras
y no tengan total libertad
de subirse contigo a cantar
ya me está sobrando el oportunismo
en vuestras letras.
Feminismo que se utiliza como recurso
no hay forma más miserable
con la que arañar unos puntos.
Feminismo barato para esconder
el papel que le estáis dando a la mujer
en nuestro concurso, nuestro concurso, nuestro concurso.

Antonio Bayós y Rubén Cao
‘El barrio negro’ – 2020

Siento que vivo en un país – Los aislados

Siento que vivo en un país
donde gritar y discutir
es una forma habitual de convivencia.
Siento que vivo en un país
donde es difícil confluir
porque la paz da menos votos que la guerra.
Por eso en nuestra educación
nos adoctrinan a traición
pa etiquetarnos y arrastrarnos a sus trincheras.
Capital o comunismo,
tienes que elegir
que si moro o si cristiano
si Barça o Madrid,
si de izquierda o de derecha
si de El Mundo o si de El País.
O eres republicano
o amas la monarquía,
feminazi o machista,
indulgente o racista,
no intentes mediar
oprime o apoya
el matrimonio homosexual.
O te enfrentas al aborto
o eres otro pro-abortista.
o te divierten los toros
o eres un antitaurino.
o disfrutas de la caza
o eres un animalista,
o enarbolas nuestra patria
o ves bien la independencia,
y cuando estalle la guerra
alentarás al policía
o alzarás la resistencia.
Siempre avivando el conflicto
y la hostilidad,
siempre incitando hacia el odio
de forma radical sin importar
que se vuelva a provocar
en las calles otra reyerta.
Tú y yo jugando con fuego
en cualquier ciudad
y ellos meaos en el Congreso
bebiéndose cubatas a costa nuestra.
Tú y yo radicalizados
sin poder casi ni hablar
mientras ellos en sus escaños
brindan juntos a la par.
Divide al pueblo, divide al pueblo
y así vencerás.

Jonathan Pérez
‘Los aislados’ – 2020

La sexualidad es mi amargura – Estrés por cuatro

Tengo ciertos problemillas
la sexualidad es mi amargura
cada vez me cuesta más trabajo
y la cosa se pone dura.
Ay, bueno, es un decir.
Yo no sé que me ha pasao
si yo me ponía con na calentito,
mi mujer estaba encantada
pal sexo yo tenía siempre apetito
tenía siempre apetito…
mi apetito se ha quedao pa las papas aliñás.
Venga, vamos al lío
cierro los ojos y a concentrarme
anda, mira qué gracia
estoy empezando a excitarme.
Ay, qué alegría, ay, qué alboroto
me estoy poniendo como una moto.
Ay, que estoy notando
que a la moto el tubo de escape
se le está cayendo
me cago en la mar…
Esto es desesperan…aaa…desesperante
mi cuerpo no es el de an…aaa… no es el de antes.
Me estará fallando el WiFi
de mi cerebero con lo de abajo
no hay conexión.
Anoche mi mujer me dijo
tú que tiras tantos pitos
y venga pitos, y venga pitos
que los tiras sin pensarlo
aprovecha y tira el tuyo
ay, que sí que está pa tirarlo.

José Luis García Cossío
‘Estrés por cuatro¡ – 2020

Ya sonaron las doce – Al sonar las doce

Ya sonaron las doce
y el terror de la noche
cae sobre el sintecho
que en su lamento su rabia esconde.
Bajo el cielo más negro
Cádiz oculta sus torres
y se mece el sueño
del pobre más pobre.
La bruja malvada de viento y de frío
provocan hastío
porque la vida nunca fue justa
sintiendo en el alma
clavado el mordisco
de tantos vampiros
que hasta el mismo abismo le empujan…
Y a rezar de nuevo
que no aparezca algún lobo
con piel de cordero
queriendo jugar un poco.
El Calor en la noche
de un ángel recorre
las calles vacías,
la Cruz Roja socorre
y ayuda con las cofradías.
El terror se esconde
llegando la luz del día.
Una realidad
que al llegar el invierno
los mata, los mata, los mata
y no buscamos remedio
mientras seguimos volviendo
la cara, la cara, la cara.

Luis Manuel Rivero Ramos
‘Al sonar las doce’ – 2020

Cuplés de ‘Cari, resiste’

Kichi picha no cambies más calles
qué liaso de tráfico hay
que fui a tirar la basura
me desviaron y acabé dando la vuelta a Cai.
Con tantas obras del carril bici
andar por Cádiz es muy difícil
porque hay calles donde vivo en extramuros
que antes tenían dos carriles y ahora hay uno.
Ya por el paseo no cambies dos coches
pal Arte serrano ahora es contramano
Kichi, ay qué lío
serás muy carnavalero
pero aquí en Cádiz
te estás cargando el doble sentido.

ESTRIBILLO
Cuando se hundía el barco
aquello era un disloque
el capitán gritaba:
un bote, un bote
y como somos de Cádiz
aquí se formó el pitote.
Un bote, dos botes
las castas quien no bote
ihín, ihín, ihín.

Con el tiempo todo evoluciona
nuestra fiesta lo ha hecho también
antes pa ver una comparsa
íbamos a correos y ahora pa verla es por Internet.
Ya nadie sueña con ser artista
ahora es la pera ser comparsista
en la puerta del INEM ya nadie espera
ahora le entregan el currículo al Subiela.
De los callejones se han ido al Liceo
tiene mucha fama y ganan dinero
que no te exagero.
Mira cómo está la cosa
que este año Andy
ha dejado al Lucas por el Bustelo.

ESTRIBILLO
Cuando se hundía el barco
aquello era un disloque
el capitán gritaba:
un bote, un bote
y como somos de Cádiz
aquí se formó el pitote.
Un bote, dos botes
las castas quien no bote
ihín, ihín, ihín.

Francisco Javier Aguilera, Ángel Piulestán y Fco. José Fernández
‘Cari, resiste’ – 2020

Sin dormir de tantos nervios – Los encaidenaos

Sin dormir de tantos nervios
me pasé toda la noche
dese prisa peluquera
que impaciente tengo el coche.
¿Cómo llevo la corbata?
Va derecha, no me riñas,
que hoy no se casa cualquiera
que la que se casa es mi niña.
Coge el brazo de papá
con tu sonrisa de oreja a oreja,
qué orgulloso estoy de ti
vamos en busca de tu pareja.
Te pareces a mamá
vestida de blanco
así bajando por la escalera.
Que nos vea el barrio,
olvida el coche,
que hablen las lenguas,
que hablen las ventanas,
las casapuertas,
rajen y murmuren las aceras,
“mira se casa la tortillera”.
Pobres corazones contaminaos
tan pobres de amor libre y verdadero
mientras mis oídos
sueñan con oír “Sí quiero”.
Ve, mi niña, ve con ella,
encadénate a su mano
mientras me río
de todos ellos y del Vaticano.

Enrique García Rosado
‘Los encaidenaos’ – 2020

Doña Manuela – Los geni de Cadi

Doña Manuela
vive en la Viña
la vida entera
allí la ha pasado,
desde el balcón
ha visto de todo
porque el barrio
nunca ha dejado.
Mira si tiene años ya Manuela
que hasta fue al bautizo
de un tal Jordi Hurtado.
Como los pisos
que hay en patio
la renta antigua
han ido perdiendo
fueron vendidos
y reformados
para turistas
que van viniendo.
Manuela tiene
cerca ochenta años
y dice “Good Morning”
cuando se los ve subiendo.
Recuerda bien
ese vaivén
de las vecinas
y el olor a hierbabuena,
blanco de cal
para el portal,
la puerta abierta,
“buenos días, doña Manuela”,
noches de lunes
ya se acerca el Cristo
despierta a los niños
porque la banda suena.
Pero todo cambió
el turismo llegó
y medio mundo
está por Cádiz suspirando,
la juventud se va,
ya no puede pagar,
van emigrando al Barrio San Pedro
y a San Fernando.
Manuela por la escalera
recuerda su vecindario
ya no huele a hierbabuena
qué pena el patio tan solitario.
Que sí, que gracias al turismo
nuestra tierra sigue adelante
y ojalá nunca tengamos
que decir qué pena Cádiz
tan bonita
y sin ga… sin gaditanos.

Marco Antonio Romero, Francisco Javier García y Enrique García
‘Los geni de Cadi’ – 2020

Deja la luz encendida – Creaciones S.A.

“Deja la luz encendida
que vuelvo pronto”
me comentaste al salir
esa tarde que fui
esperanzado a verte
y no volviste
por camino de otras calles
cogiste
con Manolo y Palmira dijiste
que tus padres te esperaban
cambiándo de planes
pensaste para descansar
y mirar y mirar
a Cádiz desde el cielo.
Que yo me quedo
ay, primo mío,
con los momentos
de madrugada
los dos pescando
en la Caleta.
Tú me decías
siempre temblando
qué frío tengo
yo desliaba
los aparejos con impaciencia.
Tú me cantabas por Paco Alba
yo de esquirol te entonaba un tango
y mientras tanto el agua
nos iba rodeando.
Que desde pequeños en la escuela
los dos en el patio
como unos jabatos
el apellido de Santander
fuimos defendiendo
y con los primos también
en casa abuela ya ves
los días de reyes
siempre riendo.
La misma niña a los dos
el corazón nos robaba
la misma niña a los dos
por traviesos también
nuestros padres nos daban.
Y ahora mi primo
con tu hermano el Emilio
y tus niños
y con Meli tu amor
siempre tú sigues vivo
de nada ha servido marcharte
tan pronto y tan joven.
Para Cádiz dejaste
tus coplas y tu estilo
que vivan tus cojones
porque mi primo nunca se ha ido.

Fernando Migueles y Jesús Bienvenido
‘Creaciones S.A.’ – 2020