Crónica del 26 de enero – Quinta preliminar de adultos

Con un día de retraso pero llega la crónica de la primera sesión de este concurso en la que tenemos presencia de las cuatro modalidad: hoy cantará un coro, una chirigota, tres comparsas y un cuarteto. No está mal la cosa. Vamos al lío.

Coro: ‘La dinastía’

Un año más llega el coro de Longobardo, una agrupación que, prácticamente, es fija en cuartos en los últimos años. Llevan la autoría de Salvador Longobardo y de Marco Antonio Nogueroles.
Se presentan como una dinastía de guerreros chinos que vienen a invadir Cádiz, como si no tuviéramos bastante con la de tiendas chinas. El grupo suena bien, la flauta travesera y el violín le dan un toque muy bonito a esta presentación sobria donde las haya.
Una falseta interpretada de una manera algo confusa da paso a un tango muy bonito musicalmente, especialmente en su primera mitad. La letra de este primero es la típica primera letra de presentación. El grupo lo defiende bien, mejor en tonos bajos que en altos.
En el segundo tango, mejor de letra que el primero, homenajean a Pedro de los Majaras por su nombramiento como pregonero. Buena letra que huye del tópico de hacerlo con los nombres de sus agrupaciones.
Los cuplés, flojos, van dirigidos a los genitales de los orientales y a los recortes del Kichi en navidad. El estribillo es un pseudo-trabalenguas de palabras inventadas de chino que acaban con la confusión de los mismos. Está bien para la calle.
Con el popurrí vuelven los instrumentos que van más allá de una rondalla. El popurrí se hace tan monótono que prácticamente todo parece una única cuarteta. El aburrimiento se va a apoderando de los presentes hasta que llegan al final donde son despedidos entre aplausos.

Comentario general:
El coro viene mejor cantado que otros años pero el repertorio se hace tedioso y no nos engancha en ningún momento. Dependerá del nivel del resto de coros su pase a la siguiente fase.
Lo mejor: La primera mitad del tango es bastante bonita.
Lo peor: Lo plano y aburrido que es todo.

Comparsa: ‘Un don nadie’

Se presenta un año más esta comparsa con la autoría de José David Batalla y Christian Jesús González. A ver con qué nos sorprenden este carnaval.
Llegan como justicieros inspirados en la película ‘V de Vendetta’ (la cual recomendamos, ya que estamos), en la presentación reparten a diestro y siniestro, como debe ser por el tipo que representan. El grupo suena bien, con algún desajuste de bombo y vocal cuando sube el tono.
El primer pasodoble es una crítica al carnaval en general, desde los aficionados al botellón pasando por la prensa para concluir que nos lo estamos cargando. Buenísima letra, muy bien llevada, y una música que no está mal. El grupo lo hace bastante bien, la verdad.
En el segundo pasodoble le cantan al cáncer a través de la historia de las princesas que deben vencer a las brujas malas. Salen a escena participantes en el proyecto fotográfico “Únicas y valientes”. Pasodoble emotivo que pone en pie a gran parte del público.
En los cuplés le cantan a la cena de empresa y a las olimpiadas en Cádiz. Simpaticotes los dos. En el estribillo hablan de la vergüenza de atentar contra el pueblo soberano. Mejor estribillo que cuplés.
En el popurrí lo mismo critican que piropean en cuartetas engarzadas y cantadas como el resto de la comparsa, mejor por bajito que por alto. No está mal esta última pieza, un poco aburrida pero no ha llegado a otros popurrís escuchados este año.

Comentario general:
La comparsa tiene mejores intenciones que realidades, ya que la crítica no asoma en todas partes como debiera ser. El grupo no suena mal pero quizás, deberían trabajar más los tonos altos, así como el bombo que toca demasiado fuerte.
Lo mejor: La idea y las dos letras de pasodoble.
Lo peor: Lo poco aprovechada que está la idea.

Chirigota: ‘No te vayas todavía’

Desde San José de la Rinconada (Sevilla) llega esta chirigota con autoría de Antonio Álvarez y Manuel Santander. Han estado algunos años en cuartos de final así que hay que prestar atención.
El tipo, en principio, echa para atrás ya que van de velatorio, con su muerto en el centro dentro del ataúd y los amigos alrededor. Pero el rechazo es solo inicial, ya que la presentación consigue enganchar con el público con puntos tan buenos como la rotura de la cadena del frío o el del bailecito inexistente de las coronas. Muy pero que muy buena esta presentación cuya interpretación es perfecta y justa.
El primer pasodoble es una especie de testamento de Manuel, en clave de humor. Se agradece una chirigota que apueste por hacer reír en esta pieza del repertorio. Buena música y muy buena la letra que arranca risas al público.
En el segundo pasodoble optan por un tono más serio para cantar a la libertad de expresión en el carnaval. Buena letra, aunque algo complicada en algunos momentos.
Antes de los cuplés un minuto de silencio roto por el ¿sonido? de una flauta. Genial el detalle. El primer cuplé va para la gente que come serpiente, como Chenoa que se comió una cobra. Buen cuplé. En el estribillo Manuel en-caja en esta chirigota. Muy bueno. El segundo cuplé va para la moda de hacer vídeos de todo, concluyendo con un mannequin en el que se mueve el muerto en el momento menos oportuno. Muy buen cuplé este. El público corea el estribillo.
A estas alturas de la actuación ya tienen al público en el bolsillo. En la última pieza despliegan un buen número de juegos de palabras basados en el humor negro. Parece que el popurrí está un poco más flojo que el resto pero, aun así, arranca varias risas entre el público. Se despiden con un final bonito dejando a todo el teatro en pie.

Comentario general:
Sorpresón de esta chirigota. Muy buena de principio a fin demostrando que se puede hacer humor con todos los temas. No hemos parado de reír en todo el momento y esperamos que el jurado tenga también la capacidad de adaptar ese humor y los pase a los cuartos de final.
Lo mejor: Todo el repertorio.
Lo peor: El popurrí ha estado más flojo, pero malo ni de lejos.

Comparsa: ‘No me toques las bolas’

Esta comparsa de Sevilla lleva la firma de José Antonio Alvarado y Antonio Díaz Parrado. Han pasado algunos años a cuartos y siempre suelen traer algo bastante bueno.
Se presentan como un grupo de ancianos jugando a la petanca. La presentación es alegre y el grupo la defiende muy pero que muy bien. No ha estado mal esta presentación, más alegre que bien escrita.
El primer pasodoble, con una música preciosa y perfectamente cantado, va para lo mimados que tienen a sus nietos porque con ellos pueden hacer con ellos lo que no pudieron hacer por sus hijos. Preciosa letra.
En el segundo pasodoble, que parece una segunda parte del famoso pasodoble de ‘La ventolera’ “Recuerdo que era mayo”, dan un paseo con su mujer y al final resulta que la mujer ya no está. Algo tremendista en su final. Ha estado mejor el segundo.
En el primer cuplé una chica baja las cosas de los altillos y en el segundo hablan de las dietas. Flojos ambos. En el estribillo les palpita el corazón al 3×4. Mucho mejor estribillo que cuplé.
En el popurrí, su esposa, muerta en el segundo pasodoble, ahora está viva. Fallo importante creo. Se suceden las cuartetas para contar su día a día. Destaca una cuarteta defendiendo que las personas mayores puedan votar, cantada con garra. Muy buena esa cuarteta, lo mejor de este popurrí.

Comentario general:
La comparsa es muy agradable, no tiene mucho contenido, solo en algunos momentos como la cuarteta de la que hemos hablado anteriormente. Cantan muy bonito, eso sí. Ya tenemos otra comparsa de ese pelotón que pueden, o no, estar en cuartos.
Lo mejor: Lo bonito que suena el grupo, mucho mejor que algunos de los grandes y, sobre todo, la cuarteta del popurrí.
Lo peor: Lo falta de contenido que se muestra en la mayoría del repertorio.

Cuarteto: ‘Anónimo’

Este cuarteto de nueva formación está escrito por Marco Antonio Nogueroles y José Manuel Saenz Sánchez. Se estrenan en adultos y en la modalidad, a ver cómo les va.
Representan al Lazarillo (algo amanerado) y al ciego. También aparece un paje de la cabalgata, un frutero y un alguacil con una oreja gigante y tartamudo. La parodia se basa en chistes sobre la ceguera, algo que ya vimos en el cuarteto ‘Los que están al pie del cañón’ y su Casimiro. Los chavales le echan arte pero no consiguen arrancar muchas risas, más bien ninguna. Por más que lo intentan la parodia no arranca y llega el final, muy bien cantado, sin hacer reír.
En los cuplés le cantan al ascenso del Cádiz y la mala suerte que ellos tienen, simpático, y al mannequin de la familia real que son una familia de carajotes… Peor que el primero. En el estribillo el Kichi es culpable de todo, hasta de un potaje quemado… Floja tanda de cuplés y estribillo, aunque muy bien cantados, eso sí.
En el tema libre cada personaje representa una modalidad del carnaval y ya se olvida el Lazarillo por completo. Ahora se alternan los chistes de ciegos con los de tartamudos. Tiene todavía menos gracia que la parodia. Ellos siguen intentándolo pero parece que el público está más preocupado en mirar sus móviles que en hacerles caso, tampoco invitan a verlos. Se despiden cantando bonito y homenajeando a los otros cuartetos, lo mejor, sin duda.

Comentario general:
Flojo de repertorio, sobreactuado y falto de sentido. Ellos están muy empeñados en hacer reír y no consiguen caer graciosos, más bien lo contrario. No han tenido muy buen estreno que digamos en la modalidad ni en los adultos. No volveremos a verlos este COAC, salvo sorpresa mayúscula, claro está.
Lo mejor: La cuarteta final y lo bien que cantan.
Lo peor: La inexistencia del humor, tanto en interpretación como en repertorio, a lo mejor inauguran el cuarteto serio.

Comparsa: ‘Ley de vida’

Se presenta la comparsa de don Antonio Martín con una expectación enorme por ser el carnaval número 50 en el que escribe el autor y por la unión de Antonio Martín con la delantera de sus comparsas más grandes de los años 80: Catalino, Kike Mayones, Caracol, McGregor y Pedro Ramos, casi ná. A ver con qué nos sorprenden.
Son dos comparsas, una clásica y otra moderna, los “viejos” (cariñosamente hablando) y los jóvenes. Preciosa presentación, puesta en escena, interpretación, etc. Ha empezado por todo lo alto.
El primer pasodoble lo dedican a las coplas de carnaval. La disposición la mantienen separando los dos grupos. La música made in Antonio Martín con un trío original y donde McGregor y Caracol vuelven a demostrar que son de los mejores del carnaval.
En el segundo pasodoble homenajean a Miguel Clares. Buena letra de estos compañeros de Los Pabellones, letra más que obligada. La música de pasodoble se aprecia mejor aún sin el fervor del público.
El primer cuplé va para las televisiones en 3D, flojo. En el estribillo, bastante flojo también, vuelven a reiterar lo que ya dijeran en la presentación, que en Cádiz hay que vivir. El segundo cuplé es serio, directamente, y crítico para los mangantes que se llevan el dinero a Suiza.
En el popurrí vuelven a defender el gaditanismo de las comparsas. Martín aprovecha algunas de sus coplas más famosas. Buena pieza final que termina con un final apoteósico de los que cantaba en los años 80. Esta comparsa suena a Cádiz.

Comentario general:
Buena comparsa de la que estaremos atentos en posteriores pases, ya que hoy parece que se ha quedado algo coja. A buen seguro que más adelante traerán mejores letras de pasodobles y, ojalá, también de cuplés.
Lo mejor: Ver a estos viejos copleros que siguen cantando de maravilla.
Lo peor: El estribillo, quizás el peor que recuerdo de este autor.

Texto: Manuel Jurado (El Pater)
Imágenes: carnavaldecadiz.com

Compartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.