Los gallos de Faly Pastrana se embarcan en ‘La cañonera’

por El Pater

“Lanzados y compitiendo contra nosotros mismos”. Así se encuentra el coro de Faly Pastrana después del incontestable triunfo de ‘El amanecer’ en el último Concurso. Camino de su año 16 desde aquellos ‘Los últimos de Filipinas’ y partiendo de nuevo su batea desde la ‘pole position’ del gran premio de coros, este grupo, ante todo de amigos, prepara una idea “apetitosa” surgida de la mente de un Pastrana visiblemente recuperado de una enfermedad de la que se han preocupado hasta sus enemigos más íntimos en el Carnaval gaditano, dando por archisabido que el apoyo demostrado por los que hacen la fiesta le ha llegado al tuétano. ‘La cañonera’ mantiene a este autor con la cabeza ocupada mientras el físico responde. “Me encuentro bien, cogiendo peso, comiendo mejor, con ganas de seguir adelante”, confiesa Faly.

“El repertorio está avanzado. Yo, escribiendo y José Manuel Pedrosa, montando el coro”. Habla de su mano derecha, su ramificación en un local de ensayo que pisa poco porque aún se cansa y, además, debe afrontar otros compromisos como autor carnavalesco. Pero lo que hoy nos ocupa, en esta serie que estrena el primer premio de coros de 2012, es ‘La cañonera’. Dice su creador que el nombre no implica que el coro “tire con balas de cañón”. Afortunadamente para los autores y desgraciadamente para la ciudadanía, el abanico de temas para el Carnaval que viene, casi todos relacionados con la crisis, es muy amplio. “Será muy difícil sorprender con algo sobre la situación que vivimos con tantas tertulias, artículos en prensa, redes sociales… eso nos obliga a ser originales”, analiza Pastrana.

El proyecto es más festivo y movido que el de los gallos marciales que pusieron en su sitio a más de uno y demandaron una mayor respuesta social ante tanto desmán de los que gobiernan. De todas formas Pastrana avisa que los tangos seguirán llevando esa carga de profundidad que también tuvo el barco de la Armada española en el que se basa la idea del coro para 2013. “Este barco, de nombre ‘Laya’, se dedicaba a vigilar en aguas canarias, por Tenerife, a los submarinos alemanes en la primera guerra mundial. La historia tiene una conexión con Cádiz y su Carnaval. Hasta ahí puedo contar”, apunta el coplero emulando a Mayra Gómez Kemp en la subasta del ‘Un, dos, tres’.

Advierte Pastrana que la buena racha que el coro mantiene desde 2008, sin bajar desde entonces del segundo premio, “no quiere decir nada y cada año existe el reto de mantenerse”. Lejos queda la etapa en la que parecía anclado en el tercer premio. “O no dábamos con la idea o no la desarrollábamos bien”, explica. Según su punto de vista, aquellos malos resultados, que ya los hubieran querido para sí la mayoría de los coros, pudieron deberse a la “contienda” mantenida entre tres autores: su hijo Falete, su compadre Quico Zamora y él mismo. “Desde que lo hago yo todo, no hay discrepancias”, reconoce. Y mucho ha tenido que ver en el golpe de timón su sanedrín, comandado por Pedrosa y formado por un grupo de coristas con peso en las opiniones. “Delego mucho y no tengo la prepotencia de imponer letras o músicas. Yo he aprendido de todos los autores con los que he estado. Uno me dijo que el vendedor de libretos no le iba a enmendar la plana. Y yo pienso que no, que cuatro ojos ven más que dos y que si el grupo al que consulto las cosas no le gusta lo que traigo, soy yo el equivocado”, concluye.

Diario de Cádiz

related posts

Deja un comentario