‘Las pepis’ refinan sus modales y se convierten en banqueros

La crisis le ha puesto a huevo al Selu su personaje de 2013. Un banquero que, si bien no es un estereotipo, el autor ha conseguido dotarlo de todo lo necesario para que su chirigota continúe con el registro interpretativo

La crisis le ha puesto a huevo al Selu su personaje de 2013. Un banquero que, si bien no es un estereotipo, el autor ha conseguido dotarlo de todo lo necesario para que su chirigota continúe con el registro interpretativo, que es su seña de identidad. “Tendrá un lenguaje de la calle, de lo que piensa la gente de los banqueros desde su perspectiva. Habrá mucha ironía. El banquero viene a defender sus argumentos. Quiero hacer una implosión con el banquero, hundirlo desde dentro”, explica el autor. Reconoce además que tenía “reticencias con el tipo, más bien con el estereotipo, que es lo que la afición espera de nosotros. Pero ya he dado con él. Me ha ocurrido como con la Pepi. Yo tenía la idea de una limpiadora del Oratorio, pero no el personaje”. Y cuenta de dónde salió la peculiar Pepi: “Acompañé a mi padre al ambulatorio de Vargas Ponce y coincidimos en el ascensor con una mujer rellenita, más bien apretá y colorá. Al parecer el médico le había mandado ponerse una faja y ella estaba diciendo ‘que no me pongo la faja, que no me la pienso de poné, que le den por c… al médico’. Cuando salimos le dije a mi padre: ea, ya tengo a la Pepi”. 

Con el banquero le ha pasado lo mismo. “Primero la idea y después el personaje, que será un sinvergüenza, un cara de los que hay por todas partes, pero en este caso es un banquero gaditanizado. Un tío repugnante. Que se dedica a lo que se dedican muchos sinvergüenzas: a banquero”. Para ‘Las verdades del banquero’ dice El Selu que el personaje “tiene bastante argumento, cada vez que abro las páginas de economía del Diario me aparece el libreto”. Considera el coplero y guionista gaditano que sus tipos están “aprovechando la coyuntura porque la Pepi pegaba en 2012 y los banqueros ahora, con la que está cayendo”. ¿Se le acaban los estereotipos? “Eso me dijeron después de los borrachos y mira todos los que hemos sacado. Es complicado después de tantos años, pero tengo algunos en cartera, gaditanos, más de mujer que de hombres. Creo que son factibles”, explica.  
Aún les dura la resaca del éxito de ‘Viva la Pepi’. Este fin de semana han cumplido con tres actuaciones y están “como si hubiéramos ganado. Había dos chirigotas candidatas, las dos diferentes y complementarias para los aficionados, nosotros y El Love”. Los premios, dice Selu, son algo numérico, estadístico. “El jurado es el tiempo. Pongo como ejemplo ‘Los enteraos’. Los aficionados recuerdan cosas buenas sin pararse a pensar si esa agrupación quedó primera o sexta”, apunta el pregonero de 2010. 
De cara a 2013 El Selu afirma que más que en superar a las ‘pepis’ piensan en sacar “algo diferente”. No será fácil. Porque como señala el creador de ‘Los lacios’ o ‘Lo que diga mi mujer’, entre otros grandes éxitos, “justo cuando hay una final de tres resurge el Love, aunque a nosotros nos parece bueno porque empezamos casi a la par las dos siendo chirigotas modernas y ahora somos clásicos en la modalidad. La competencia es complicada y enriquecedora a la vez”. 
Diario de Cádiz
Compartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.