"En algo estaba fallando o algo estaba haciendo peor que el resto"

Luis Rivero, autocrítico, anuncia que deja de momento el mundo de la comparsa debido a la falta de tiempo y a los resultados obtenidos en los últimos años

La falta de tiempo y motivación unidos a unos resultados que no cumplían sus expectativas han llevado a Luis Rivero a dejar el mundo de la comparsa. De momento por un año, el próximo 2013. “Me hace falta desconectar porque sacar dos agrupaciones al máximo nivel no es fácil”, reconoce Rivero, que sin embargo seguirá sacando el coro mixto que tantas satisfacciones le está dando. El autor se muestra autocrítico: “Está claro que en algo estaba fallando o algo estaba haciendo peor que los demás de arriba. Por eso prefiero parar y verlo desde la distancia”. En un alarde de deportividad dice que no echa las culpas al jurado. “Soy crítico conmigo mismo. El jurado cambia todos los años y mi comparsa ha quedado fuera de la final los últimos seis años. Es cierto que durante el Concurso la pasión no te deja analizar las cosas en frío, por eso es mejor parar y pensar una vez pasado el Carnaval”, afirma el coplero.

Admite Rivero que en los últimos tiempos ya no componía con la misma ilusión que hace unos años, cuando era un habitual en la final del Concurso, aunque precisa que ha escrito “con todas las de la ley y volcándome en los repertorios”. No cree que echará de menos la pelea en la modalidad más pasional “porque tampoco soy tan competitivo como para que el Carnaval me dirija mi vida y no me deje tomarme un descanso. De momento, me he quitado un peso de encima”. Seguirá en coros, donde no hay “tanta tensión y exigencia como en comparsas”.

Es un hombre muy atareado como para atender a dos grupos considerados entre los favoritos. Ser jefe de estudios del colegio público Sagrado Corazón de Jesús y hermano mayor de la Cofradía de Jesús Despojado no es más que la punta de lanza de sus variadas ocupaciones o aficiones.

Tiene palabras de cariño hacia el grupo que ha defendido sus coplas en los últimos años. “Son unos fenómenos que han trabajado mucho para luego no conseguir los éxitos que esperaban. La verdad es que frustra un poco tanto trabajo para quedarse en semifinales, y sin embargo han estado a muerte con el autor y las ideas. A todos los componentes le deseo lo mejor. Son buenos como para entrar en cualquier grupo de los punteros”, comenta Rivero.

Los resultados no mienten. Desde que pisara por última vez la final en 2006 con ‘La bella escondida’, tercer premio, sus comparsas se han quedado fuera de la gran noche clasificadas en sexto lugar los tres primeros carnavales con ‘El desafío’, ‘La catedral del mar’ y ‘La factoría’ y en octavo lugar los restantes con ‘Boludos’, ‘Los defensores de Luis’ y ‘Los carroñeros’, su última comparsa, este 2012, hasta el momento.

Diario de Cádiz

Compartir

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.