Cuéntame un cuento abuelito – Los gobernantes

Cuéntame un cuento abuelito
de esos que tanto me gustan
que así me quedo tranquilo
y mi madre no se disgusta.
Cuéntame el del vagabundo
que entre payasada y truco
quiso un mundo diferente
mientras que haciendo reír
hacia feliz a tantísima gente.
Y brotaron miles de recuerdos de melancolía
dándole el abuelo rienda suelta a su fantasía
y mirando al nieto comenzó:
Esta es la historia de un trovador
que fue hijo de padres artistas
siendo un fatalista y un gran soñador.
Que le cantó a su tierra y en su garganta
con pasión le puso el alma
y llevó por bandera el señorío
y el sentir de la comparsa.
La leyenda contaba
que entre candilejas un amor guardaba
mientas que con su voz
cautivó el corazón
de los que le escuchaban
y cuentan por ahí
que en noches veraniegas
aún se escucha su cantar,
que el viento de levante
sopla para recordar
que a este poeta loco
nadie lo quiere olvidar.
Se durmió, el nieto se durmió,
le besó en la frente y se levantó,
no quiso ponerle final a este cuento.
Y se miró al espejo
con lágrimas en los ojos
mientras recordaba:
«me llaman Charlot, Charlot, Charlot, Charlot».

Franciso Trujillo Jiménez «Paco Catalán»
Los gobernantes, 2012

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.