Son las ocho – El ángel de Cádiz

Son las ocho,
suena el despertador,
ya me pueden los nervios.
Miro al techo
me pregunto otra vez
porque siento este miedo.
“Venga hombre, sal ya de la cama
que es tu sepultura
ni los niños,
ni yo ni tus padres
tenemos la culpa.
No seas vago, te coges la ropa,
Te afeitas y te duchas
y aligera que son menos cuarto,
Dios mío, qué lucha”.
Y arrastrando
mi vida y mis pies
me levanto otro día,
me avergüenzo y me escondo llorando
cuando nadie me mira.
Voy bajando la escalera
na más verme se me parte el alma
con lo que yo he sido siempre
y es que voy como un fantasma
me persigno ya en la puerta,
respiro hondo
y salgo de casa.
Diez años de aquel día,
parece que lo viera,
parad las maquinarias
que hay asamblea
que esto se cierra,
que esto se cierra.
Diez años arrastrando
mi libertad perdía
que con cincuenta años
y sin estudios
ya no hay salida,
ya no hay salida.
Diez años y un encierro,
diez años que he perdió
vagando por las calles
como alma en pena
sin un destino.
Llego a mi casa y de nuevo
dejo en la mesa el almuerzo
y a mis hijos ni los beso
¿Qué es lo que te hice, dios mío,
pa merecer esto?
El día que cerraste las puertas de Delphi
debiste de abrirme las puertas del cielo.

Constantino Tovar Verdejo
‘El ángel de Cádiz’ – 2017

Mírame – Nos junta Andalucía

Y volvió Manolín Gálvez llegando hasta las semifinales con ‘Nos junta Andalucía’ y un conjunto de autores defendiendo su estilo de siempre, su tres por cuatro.

Mírame, por favor, mírame,
olvida el tipo,
los atrezzos, los forillos,
hazme caso y mírame,
y no a la cara,
ni a los brazos ni a mi gesto,
solo te pido un momento
que te fijes en mis pies, ay.
Que aunque yo no soy nadie
para enseñar
sí me sobran razones
pa protestar
y decirte aquí en tus tablas
y contarle a este teatro
que esto no es antiguo y viejo,
que esto no suena a pellejo,
que se llama tres por cuatro.
Viñero, viñero, viñero
que esto no se entiende
que esto se aprende
mi qués cosillas
si quema la arena
corriendo a la orilla.
Viñero, viñero, viñero
y el compás no es otro
que aquel que nos trajo un maremoto
por eso me muevo
como una barquilla.
Si levanto los brazos
no miento en lo que digo
me acostumbré en mi barrio
siempre abrazando amigos.
Me sangran los nudillos
de hacer compás en sus barras
y el que no quiera Viña aquí en el Falla
cuando yo cante tenlo presente
o tres por cuatro o que coja y se vaya.

Tino Tovar y Germán García Rendón
‘Nos junta Andalucía’ – 2016

Día de Andalucía 2016

Hoy hacemos un alto en el camino ya que es el día de Andalucía y vamos a recordar algunas coplas que se han cantado a nuestra comunidad en este COAC. Repasaremos tres de ellas. La primera que vamos a resaltar es de la comparsa de Antonio Martín que hacía un repaso por los problemas de Andalucía a través de las coplas andaluzas.

Voy a cantarte una copla
echa con tus coplas
ay, Andalucía
que no saben tus poetas
cómo te pintaban
cuando te escribían.
Tú siempre has sido la otra
la que a na tiene derecho,
ay, Malva loca, Niña de fuego.
Cuchillitos de agonía,
A tu vera tengo miedo,
mi niña Lola cautiva
y sin embargo te quiero.
Verdes como el trigo verde
de esos campos que te asolan
donde llorando se pierden
la Lilio y la Zarzamora,
mi chiquita piconera,
la Loba y mi Triniá,
tanto como a ti te roban
fíjate qué paradoja
te llaman la Bien pagá.
En el quicio de mi puerta
bajo las cinco farolas
madre y niña de la venta,
vino amargo mal que amargue
para olvidar la tristeza
que Elvira la cantaora
sigue cantando a toas horas
que vuelvan los emigrantes.
Que aquí nada está cambiando,
que te siguen puteando
igual que a la Petenera.
Que eres la falsa monea,
la que va de mano en mano
y ninguno se la quea.
Ay, qué pena Andalucía,
callejuela sin salida
ay, pena, penita
pena, penita, pena,
penita pena.

La chirigota de Manolín Gálvez también se acordó de Andalucía, no solo en su tipo, sino en sus letras. Recordamos un pasooble que repasa los principales problemas de esta comunidad tomando como referencia el himno de Blas Infante.

No me cantes el himno si ves
que Andalucía sigue pobre y reprimía
con cadenas del ayer
con alegría,
la que al sol vive dormía,
un cortijo señoritos
que nunca ha dejao de ser.
No me cantes el himno
si el campo está
explotando a sus hijos
por un jornal,
si la mar dejó de ser
el pan de nuestros pescadores
y estos ya no se revelan
poniendo el culo a Bruselas
con limosna y subvenciones.
El himno ve guardando
si to esos ladrones
que a nuestra tierra fueron robando
siguen gobernando,
siguen gobernando.
El himno ve guardando
si permites que un español
en perfecto castellano
ría cuando hablamos
ría cuando hablamos.
El día que rechaces
las coplas y la peineta
y honres con tu sangre
a Caparrós profeta,
tan solo el día que clames
pan, tierra y libertades
y que los andaluces se levanten
solo ese día seremos dignos
de nuestro himno el de Blas Infante.

Y por último la copla que ha ganado el premio que la Asociación de Autores otorga a la mejor copla para Andalucía. La comparsa de Jesús Bienvenido ha sido la ganadora con una copla en cuyo transfondo estaba el indepedentismo.

Si yo fuera de San Sebastián
me llamaría Bidaurreta,
Goicoechea, Azcona o quizás
Echavarren, Urrutia o Zubizarreta.
Pero si yo fuera catalán
me llamaría Rovira,
Carbonell, Puyol o Barragán
o Capdevila.
Pero como he nacido en Andalucía
yo vivo en esta España que se apellida:
emigración, recortes, paro, hipocresía,
corrupción crisis y fraude,
desahucio y mentira.
Soy andaluz, soy andaluz, soy andaluz,
mi apellido es Monje Cruz,
Lorca, Machado, Quiñones, Pineda y Picasso,
Alberti, Bécquer y Falla.
Soy andaluz, soy andaluz
y mi apellido es del sur
como Góngora y Bonald
y otros muchísimos más
para la gloria de España.
Esa España a quien le he dado
más de lo que se merece,
y que me ha pisoteado
en la vida tantas veces.
Pero España sin mi tierra, mi tierra,
no es ni un cuarto de su historia,
la historia del andaluz,
la de Tartessos, la de la Pepa,
de la cultura, el arte y la ciencia.
A ver si se las apaña
mi queridísma España
cuando pidamos la independencia.

Escúchame bien – El creador

Tino Tovar fue el autor de la comparsa que consiguió el segundo premio ‘El creador’. Os dejamos con el segundo pasodoble que interpretaron en semifinal.

Escúchame bien
que los dos somos niños
y vamos a entendernos
solo con un guiño.
Tú hazme caso, mi amigo
yo no voy a fallarte
lo que hacemo jugando
será nuestra clave
pa conseguir que te escapes.
Cruza la calle,
no tengas miedo
como en el contra sal corriendo
si alguien te dice
niño, pies quietos,
tú no te pares, dile “no juego”.
Y acuérdate cómo jugabas al matar
cuando te apunte un militar con su escopeta
y en la frontera no te la vayas a jugar
a papel, piedra o tijera
a papel, piedra o tijera.
Ten cuidado con las mafias
allí ni te sientes a jugar
que igualito que al yo veo
tienes que estar muy atento
no te dejes engañar.
No te fíes de un gobierno
que hace trampas al coger
cuando tengas algún despiste
búscate un buen escondite,
ganas tú si no te ven.
Salta, amigo, en los campos de mina
como lo hacen con la comba las niñas
y tú por ti y por tus compañeros
pero tú por ti primero.
Y no mires atrás, solo corre,
y corre y más corre, mi amigo del alma,
y por favor que no acabe tu juego
en la orilla de una triste playa.

Constantino Tovar Verdejo
‘El creador’ – 2016

Y volver – Nos junta Andalucía

Y volver que bonito es volver
y ver la huella
que dejaste un día en la senda
y pisarlas otra vez
querer hacerlo
y arrancarte desde el alma
y que suene esa guitarra
que tirita por volver
ay, y al compás de las olas
hoy vuelvo yo
pa cantarte mis coplas
y a media voz
que después de tanto tiempo
sin tenerte aquí a mi vera
estoy loco por cantarte
que eres tú la más bonita
la que me quita las penas.
Ay Cai, ay Cai, ay Cai
que me está llamando el taratachín
trataratachero
y con él no puedo y con él no puedo.
Ay Cai, ay Cai, ay Cai
que esta es mi manera
para decirte lo que te quiero
acabando enero, acabando enero.
Y ya metío en faena
y ya que me he pringao
lo traigo sencillito
que es como lo he mamao.
Volver es tan bonito,
volver es tan hermoso
que te juro que no hay jóvenes hoy
que en estas tablas esté tan nervioso
ay, tan nervioso como yo estoy.

Pablo de la Prida, Constantino Tovar, Germán García
‘Nos junta Andalucía’ – 2016

Le escuché decir – El creador

Le escuché decir
protestando a mi madre
por qué no le hacía
por los carnavales
una letra sencilla
y se la dedicara
que yo a todo cantaba
y jamás me acordaba
de mi viejita del alma.
Y aunque sea guasa
lo que dijera
si el río suena
es que agua lleva
y antes de verla
con esa pena
afilo el verso
a sangre y tierra.
Tú que me diste toas las horas del reloj
yo yo arrogante me olvidé de lo que hiciste
siempre en tus brazos fue creciendo mi canción
cómo no voy a escribirte
cómo no voy a escribirte.
Y asomada a tu ventana
ves como la vida viene y va
y en esa misma ventana
que de niño me llamabas
“Venga sube ya a almorzar”.
Y eres llama que se apaga
que aún conserva su calor
de los años que se fueron
de tenerme entre tu pecho
amamantándome de amor.
Fue tu oficio amar sin condiciones
y tu casa el taller de tus proezas
qué sabe nadie de toda las cargas
que llevaste a nuestra cuesta
y por eso y por ser mi creadora
aquí en esta noche mi verso te escribo
y presume mañana en el barrio
de la copla que te hizo tu niño.

Constantino Tovar Verdejo
‘El creador’ – 2016

La comparsa de Tino Tovar ya tiene nombre para el COAC 2016

Si este pasado Sábado fue Juan Carlos Aragón quien dió a conocer el nuevo nombre para el próximo año, ahora se une otro de los autores mas grandes de comparsa, Tino Tovar.

“El creador” es el nombre elegido para la nueva aventura de un grupo que en principio no se prevé apenas cambio respecto a “Los Gadiritas”, para intentar volver a estar en lo mas alto del Concurso de Agrupaciones del Gran Teatro Falla de Cádiz de 2016.

Francisco Manuel Brull Calle, mas conocido carnavalescamente hablando como “Brull” descansará por motivos laborales, aunque “seguirá ligado a su grupo y familia” afirman en la cuenta oficial de la comparsa.

Y si alguien se va, alguien tiene que entrar, y el elegido para cubrir su hueco es Carlos Mera, “componente de grandes autores como Juan Carlos Aragón, Antonio Martín y Jesús Bienvenido”

Al son de carnaval

Juega el equipo de casa – ‘Los clásicos del teatro’

La chirigota de el Canijo, de nuevo con la música de Tino Tovar, este año no consiguió estar en lo alto de la clasificación con su tipo futbolero ‘Los clásicos del teatro’. Les dejamos con un pasodoble muy metido en el tipo, como viene siendo habitual en este autor.

Juega el equipo de casa
y el tiempo que pasa
sin que yo asimile
que en el banquillo sentadas
hay dos convocadas
que son juveniles,
que ya tienen dieciseis abriles.
Vais a saltar
a disputar
el partido de la vida y mujer
qué vamos a hacer,
vais a jugar otra liga.
Yo que he sido vuestro entrenador
desde que asaltábais la cama
escuchad entonces lo mejor
del hombre al que habéis puesto canas
haced siempre todo lo que os de la gana.
El partido está caliente
ahora hay que clavar los codos
pero os conozco de siempre
sé que vais a darlo todo.
Lo vais a hacer mejor
que vuestro padre
si lo sabré yo,
sois incansables
con el toque, la clase y manera
de vuestra madre.
A la desilusión
no le deis bola
pa aguantar un cabrón
mejor estar sola
nunca daros por vencida.
Ojalá que os pueda ver
como una mujer
celebrar, celebrar la vida.

Antonio Pedro Serrano y Tino Tovar
‘Los clásicos del teatro’ – 2015

Despacio y que suenen las horquillas – Los gadiritas

Hoy es Jueves Santo y, para que el que no lo sepa, el Nazareno de Cádiz no realizará su recogida por el barrio de Santa María sino que lo hará por el Campo del Sur. Esto ha provocado muchas quejas por parte de los vecinos de Santa María. Este asunto no pasó de largo por el carnaval y Tino Tovar dedicó este pasodoble al respecto con su comparsa ‘Los gadiritas’:

Despacio y que suenen las horquillas
que retumben los altares en el cielo
que va de recogía
que va a Santa María
y va luciendo su melena al viento.
Y a golpes de pasiones
palo y hombre van portando
a ese símbolo del pueblo
y lloran cargaores
y besan sus faldones
y hasta palpita el corazón del Nazareno.
El regidor perpetuo va a su templo
y quedan sin palabras los poetas
la procesión por dentro
los rezos y los lamentos
de los balcones van lloviéndole saetas
ya está en su casa el greñúo
y sus vecinos lo esperan.
Y un mar de ruegos y llantos
va por su barrio escuchando
“para mi padre un trabajo”
“mira por mi niño guapo”
“cúrame mi Dios gitano”.
“Vela, Jesús por mis nietos”
“Tráele salud pa mi gente”
“Cuida de mi hija y prometo
que aunque estoy viejo no puedo
voy a verte to los viernes”.
No entiendo yo
ni de juntas de gobierno
ni del hermano mayor,
yo no entiendo de Consejo
ni Cuaresma ni Perdón,
solo entiendo de injusticia
de tristeza y de dolor.
Y no pue ser
que se olviden de ese barrio,
de su gente tan sencilla
y le nieguen esa noche
ver a su Cristo en recogía
con esa cruz y su corona de espina
por Santa María
por Santa María
por Santa María.

Constantino Tovar
‘Los gadiritas’ – 2015

La Lola – ‘Los gadiritas’

La vencedora de 2014 quedó en un segundo puesto en este año. ‘Los gadiritas’ de Tino Tovar vuelven a estar en la final por segundo año consecutivo. Nos ha dejado momentos absolutamente brillantes. Destacamos, además de todos sus pasodobles, el final de popurrí, sencillamente precioso. Una comparsa muy gaditana y con el sello de Tovar en cada una de las letras. Esa delicadeza que se vuelve crítica y esa crítica que se hace de manera delicada. Les dejamos con un pasodoble donde se reconoce la labor de las amas de casa aunque, para las leyes, no estén trabajando.

La Lola se crió con cinco hermanos
y a los cinco de pañales los cambiaba
te recogía los platos
con solo nueve años
a un taburete se subía y los fregaba.
Llevaba a toa la tropa pa el colegio
luego ella se tenía que ir pa casa
que to se ha quedao por medio
que hay que lavar al abuelo
y hacer las camas, la comida y la colada.
Y solo tuvo un novio que pa ella
no había tiempo pa esas niñerías
y el novio que iba a verla
la rondaba en su puerta
hasta que un día un anillo de pedida
hizo que Lola tuviera
que levantar otra familia.
Y así ha criao a sus hijos
con un amor amnegado
cientos de noches en vilo
y sin despertar a su marido
que se tie que ir pa el trabajo.
Y aprendió hasta medicina
de tanto como ha curado,
siempre está lista pa un hijo,
pa el abuelo o pa el marido,
pa su padre o pa un hermano.
Lola cumplió hoy sesenta y cinco años
y como nunca cotizó
no le queda ni una ayuda,
ni una paga ni pensión,
que según dicen las leyes
Lola nunca trabajó.
Pero a pesar de ese trato miserable
de esta España puñetera
ella sigue con su lucha
y se levanta la primera.
Con sus andares alegre y dispuesta,
se va a por su nieta,
se va a por su nieta,
se va a por su nieta.

Tino Tovar
‘Los gadiritas’ – 2015