La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (VII)

En 2009 la chirigota no corrió la misma suerte que con ‘Los monstruos de pueblo’ y se quedó en semifinales con ‘Air con el carair, carair, carais las compañías aéreas que tiene mi Cai’ en la que destacaba una presentación donde el Yuyu demostraba su saber estar en el escenario.

Air_con_el_carair_carair_carair_1

2010 sería el año en el que Yuyu (junto Sánchez Reyes) sacara su última chirigota hasta el momento. Fue ‘Los emires por donde se mire’ y representaban a unos jeques árabes dispuetos a comprar el Cádiz. La chirigota volvió a quedarse en las semifinales y entre todo el repertorio destacó aquel magnífico pasodoble a la jubilación o la presentación, con la cual nos quedamos.

Ah…
Hace menos de una hora
que he tenío una reunión,
acabo de comprarle el Cádiz
a don Antonio Muñoz.
No ha hecho falta ni abogaos
ni enseñarle los avales,
le saqué diez mil millones
y dijo: “va va va va vale”.
Voy a hacer una plantilla
que seguro va a dar guerra
no como Antonio Muñoz
que no se gastaba las perras,
que anunció a una estrella
con melena y muchos dientes
y empezó a decir la gente
“Ronaldinho es el que viene”
y al día en el Carranza
presentó a María Jiménez.
Ojú, Juan José
que nos vamos pa segunda B
tranquilo, no pasa na
que pa eso ya está aquí el sultán.
Como yo ya soy el dueño
le presento a la afición
el diseño en exclusiva
de la nueva equipación
que no es Puma ni es Adidas,
que no es Kelme ni es de Nike
es de una mujer que cose
pa la calle allí en Kuwait.
Traigo a Cristiano Ronaldo
pa jugar en la delantera,
a Kaká no me lo traigo
porque suena a cagalera.
Todos nuestros jugadores
tendrán sueldos exquisitos
y los árbitros también
se llevarán su detallito.
Que sí, Juan Luis
muchos equipos han ascendío así
si no es a base de pin pin pin
cómo va a el Cádiz
a jugar la Champion League.
Quiero darle a la ciudad
unos cuantos milloncitos
sobre todo al carnaval
que lo veo mu pobrecito.
Voy a regalar disfraces
del Armani y del Versace
y otros sastres muy punteros
le doy ajín al que se vista
con un mono de Astillero.
El carnaval que quiero en Cai
es más o menos
el que tenemos en Kuwait
es tanto el lujo del emirato
que todo el mundo
grita así en nuestro teatro:
“Ole, ole Kuwait
con la cartera llena
y el que no tengo un Rólex
que se le seque la hierbabuena
Rólex, Rólex y Rólex”.
Ya llegaron los jeques al carnaval
tenemos la cartera pa reventar
ya llegaron los jeques al carnaval
se acabó la miseria en esta ciudad.

Esa es a día de hoy la última chirigota del Yuyu, aunque después de eso hemos podido disfrutar de su gracia en algunas comparsas. En 2011 se anunció el fichaje de Yuyu para hacer los cuplés de la comparsa de Antonio Martín ‘Las locuras de Martín Burton’. El resultado fue muy satisfactorio y aquella comparsa consiguió un tercer premio. Os dejamos con una selección de los cuplés de esta comparsa.

A mi niño Manolito
que me ha salío algo macarra
le he prohibido el internet
porque solo ve películas guarras
pero el nota me da coba
y ayer me dijo el muy canalla:
“Opá, déjame el portátil
que vi a comprar entradas pal Falla”.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Se metió dentro del cuarto
y como tardaba po abrí la puerta
y estaba viendo una peli
con una escena bastante puerca.
Y cuando empujaba el negro
le dije: “Eh” y pegó un respingo
“si quedan de esas entradas
sácame dos para este domingo”.

Como a mí me gustan mucho
to los inventos e innovaciones
ayer pusimos en casa
un televisor en tres dimensiones.
Nos pusimos esas gafas
de pasta negra pa ver a Iniesta
y éramos la familia
de Stevie Wonder viendo la sexta.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Mi suegra llegó de noche
de ver a un primo que vive en Bornos
se puso las gafas negras
y salió en la tele una peli porno.
Y cuando vio aquellos negros
con los mondongos de vuelta y vuelta
me dijo: “estas son las gafas
que yo quería pa ver de cerca”.

La lancha de un traficante
que navegaba desde Tarifa
abandonó en la Caleta
dos mil quinientos kilos de grifa.
El costo cayó en el agua
y con la grifa desperdigada
le echaban hasta cojones
a los tiburones nuestras caballas.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Al día siguiente estaba
con mi parienta en un restaurante,
pedí una caballa asá
y no veas el humo pegando el cante.
Me preguntó el camarero
si la quería con picadillo
“mejor me la desmorona
y me la lía en un cigarrillo”.

Mi cuñado es tan cadista
que a la mujer no le echa ni cuenta
na más que piensa en el Cádiz
y en mejorar la segunda vuelta.
La piva se pone un tanga
y dos medias negras pa estar coqueta
y el hijo de la gran China
se va a ver al Cádiz con el Roqueta.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Un día que ganó el Cádiz
volvió a su casa algo más temprano
y sorprendió a la parienta
despatarrada con un cubano.
“Carmelo, verás cariño
es que esto yo no me lo esperaba”.
“Ni yo tampoco, Leonor,
yo pensé que el Cádiz hoy no ganaba”.

Como la cosa en España
se ha puesto ya bastante difícil
a dos o tres cofradías
le está afectando también la crisis.
Por ejemplo el santo entierro
el presupuesto va a rebajarlo
como el entierro es mu caro
po están pensando en incinerarlo.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Y como tirar la pasta
con esta crisis queda mu feo
ha dicho la Santa Cena
que en vez de cena dará un tapeo.
Y para ahorrarse el dinero
con esa cosa que es tan dañina
al Cristo la cigarrera
le han puesto parches de nicotina.

Mi prima tiene al marío
que fuma el tío más que los locos
con la ley antitabaco
lo tiene al pobre como una moto
porque le ha dicho que en casa
no fume delante los chiquillos
y como tiene catorce
a ver cuándo coño echa un cigarrillo.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
La otra noche mi prima
estaba en la cama desparramada
tenía ganas de sexo
y le dijo: “Pepe, si tienes ganas
aprovéchate pichita
ahora que los niños están roncando”
y Pepe en vez de un polvete
fue el hijo puta y echó un cigarro.

Algún derrotista dice
que la comparsa de Martín Burton
reparte mu mal las voces
de octavillitas y contraaltos.
Y dicen que la comparsa
si sigue así no llegará lejos
porque en todo el repertorio
van abusando con el Pellejo.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
La gente del carnaval
con esta comparsa es mu criticona
porque otros abusan más
y a ellos sin embargo se les perdona…
(Bien, Paco, bien)
Yo le digo en esta copla
al derrotista de la Tacita:
“Más abusa del Pellejo
Nacho Vidal y no lo critica”.

Estribillo:
Que se pare el tiempo de mi reloj,
que nunca se acabe el sueño contigo
ábreme las puertas del corazón,
que en este romance no haya razón
y que el mundo rabie, corazón mío.
Que si tienen que decir
que si Martín Burton, Burton Martín
tú siempre me tienes loco perdío.

Al año siguiente repetiría con la comparsa de Antonio Martín ‘Se acabó el cuento’ consiguiendo el primer accésit en un año complicado, ya que la agrupación se hizo en muy poco tiempo debido a una enfermedad de Antonio Martín que apunto estuvo de costarle la vida.

2012 Se acabó el cuento

Ese año también Yuyu tuvo, en cierta medida, la culpa de aquella comparsa que presentó Juan Carlos Aragón cantando en italiano ‘La sereníssima’, ya que en una entrevista Yuyu dijo que si sacara una comparsa se iba a llamar de esa manera, Juan Carlos le tomó la idea y la sacó. La última intervención de Yuyu en el carnaval fue en 2013 haciendo los cuplés para la comparsa ‘Los tipos’ de la localidad sevillana de Camas. Esta agrupación se quedó en la fase de preliminares con la autoría de José Manuel Viejo y David Aparicio.

2013 Los tipos

Desde entonces el carnaval quedó huérfano de Yuyu, aunque podemos disfrutar de su arte en la radio o en televisión, además de en los libros que ha escrito. El ingenio de José Guerrero Roldán le ha hecho pasar a la historia del carnaval a base de hacer reír. Esperemos que pronto sus compromisos profesionales y personales le permitan volver a sacar una chirigota, mientras tanto su antología todavía realiza alguna actuación derrochando buen humor y perseguidos por esa palabra que le perseguirá para los restos “¡Cabrón!”.

La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (VI)

Tras ‘Los que se vinieron de Leningrado porque no era de su agrado’ Yuyu, cada vez más ocupado con su trabajo en la radio, decidió descansar. Tras un intento fallido por volver a sacar su chirigota en 2005, anunciando incluso el nombre de ‘Los que levantan el aparato’, finalmente no salieron y el grupo que iba a formar aquella agrupación salieron como ‘Los que se ponen encima’ con autoría de Kike Remolino.
En 2006 sí que volverá al carnaval y por la puerta grande, ya que tiene el honor de ser el pregonero del carnaval de Cádiz en un espectáculo que demostró que para hacer un buen pregón no hacía falta nada más que ganas de pasarlo bien, gracia y carnaval.
Ese año también volvería a sacar una chirigota para la que pondría letra y música. ‘Los que no paran de rajar’ se quedaron con el segundo premio tras ‘Los aguafiestas’ del Sheriff. Os dejamos con una de las coplas más destacadas de aquella agrupación, la que hablaba sobre Fernando Alonso que, por aquel entonces, era campeón del mundo con Renault.

Yo sé que Fernando Alonso
ha sido campeón del mundo
porque corría en Renault,
si su equipo lo componen
mecánicos españoles
nos comemos un mojón.
Cuando el motor se rompía
los franceses conseguían
arreglarlo en un plisplas
y un español le diría:
“Esta pieza hay que pedirla,
y hasta el jueves no va a estar.”
A Fernando le arreglaron
el motor y los alerones
un domingo en San Marino
y aquí le dirían:”Chulo,
haz el favor y no des por culo
que los domingos no abrimos”.
Los mecánicos de Alonso
los domingos sí trabajan
y un español en domingo
está libre o está de baja.
Para evitar accidentes
los franceses son prudentes
y en presupuesto no ahorran
y en España bastaría
una placa que pondría:
“Papá, cuidado,no corras”.
Mientras el campeón del mundo
cambia ruedas en seis segundos
con precisión sobrehumana,
tú llevas un R5 pa ponerle un espejito
y te tardan seis semanas.
Si Fernando pierde aceite
su mecánico se pone y del tirón lo soluciona
y aquí tu pierdes aceite
y el mecánico te dice:
“Hasta luego, maricona”.

Para el año siguiente llevó la chirigota ‘Los sayonara’ con el tipo de kamikazes japoneses. Fue una buena chirigota que llevaba como estandarte un gran estribillo que decía simplemente: “Mamá, no me esperes pa almorzar”, toda una genialidad made in Yuyu.

2007 Los sayonara

Fue en 2008 cuando entrara en la final por última vez como autor de chirigota. Para ese año volvía a unirse a José Manuel Sánchez Reyes con quien ya sacara ‘Los últimos en enterarse’ y ‘Los bordes del área’. Esa chirigota fue calando pase por pase entre los aficionados hasta convertirse en el segundo premio de una final muy fuerte en la modalidad con ‘Los pito-risas’, de Kike Remolino y Lolo Seda como primer premio; y ‘El código da Viñi’ de Manolín Gálvez, Antonio Rivas, Falu Valero y Pacoli como tercer premio. Les dejamos con una selección de cuplés de ‘Los monstruos de pueblo’:

Hay cada vez más famosos
que se enamoran de la Tacita
to el mundo ya es gaditano
aunque haya nacío en el coño Tita.
Los hacen socios del Cádiz
sin pagar un duro, qué bastinazo,
con lo que a mí me ha costao
pagar mi abono en catorce plazos.
Siempre están en El Manteca
comiendo queso en papel de estraza
y entre fino y cervecita
dicen: “qué arte y viva la guasa”.
Ellos se mueren por Cai,
por su salero y por su jolgorio…
No morirse tanto por Cai
que ya llevamos tres tanatorios.

A mi cuñao Ramón
le huele la boca mu malamente
tiene aquí un ecosistema
y cría lapas entre los dientes.
Para hacerse una limpienza
se fue al dentista mu decidío
y llegó un ecologista
diciendo: “eso está protegío”.
Hace poco nuestro Cádiz
jugó en Carranza y el día antes
declaraba el presidente
que este partío es mu importante
“Nos hace falta el aliento
de la afición para este domingo”
Ese día fue mi cuñao
y le metieron al Cádiz cinco.

Estaba viendo en la Sexta
ese programa que habla de sexo
yo no tenía ni idea
que se pudiera hacer todo eso.
Dijo el gachó que presenta
que lo que más placer le produce
es “juntarse” por abajo
con miel y nata y con cosas dulces.
Yo me fui pa la alacena,
me eché harina con miel de abeja,
medio kilo de azuquita
y le dije entonces a mi pareja:
“¿qué va a hacer con esta cosa
tan dulcecita, mi Ceferina?”
Y cogió la gachí y me hizo
un alfajor de los de Medina.

Está dando Zapatero
dos mil quinientos euros por niño
no veas que millonada
habrá cogío el coro los niños.
Solo le dan el dinero
al que haya nacío después de julio
y el que nazca un día antes
po que se joa y le den por “culio”.
Para el día del decreto
iba a ser padre mi primo Arturo
pero el niño ya asomaba
y si salía no veía un duro.
Cómo será de borrico
que pa que el crío no se saliera
le metió a la mujer un peluche
para que el niño se entretuviera.

Tengo una pequeña granja
con gallitas, pavos y bueyes
y los tengo tan mimaos
que hasta le pongo regalos en reyes.
El gallo que me despierta
por navidades a mí me ha pedío
una bufanda de lana
porque temprano hace mucho frío.
El caballo que es mu limpio
me dijo: “quiero una vaporeta”
y hay un pavo masoquista
que me ha pedío una pandereta.
Le he preguntao al cochino:
“¿para los reyes que va a pedir?”
y el cochino que es mu moderno
me ha contestao: “la wii, la wii”.

Me he comprado un DVD
que te lee los discos que tú le eches
lo discos de la Play Station,
los compac disc y el disco de Merche.
Hay DVD que los discos
que son piratas los echan fuera
po este lee ‘Los piratas’,
‘La milagrosa’ y ‘La ventolera’.
Me lo dijo el de la tienda
“este aparato es carne de perro”
y yo pude comprobarlo
cuando mi niño haciendo el gamberro
metió una loncha de chopped
en el DVD y cuando lo enciende
me salió en el televisor
el almacenero que me lo vende.

Estribillo
A las siete de la mañana
cuando se levanta pa trabajar
el hombre lobo dice
lo mismo que dices tú:
“Ya son las siete… Ajuuuuu”.

La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (V)

En el año 2001 le llegó el primer premio, nueve años después de ‘Los borrachos’, fue con la chirigota ‘Tampax goyescas (comparsa fina y segura)’. Venían representando a los comparsistas clásicos en una parodia espectacular del mundo de la comparsa. Las intervenciones de Yuyu entre copla y copla, una tónica habitual en este grupo, eran ya la marca de la casa, aunque, en esta ocasión, quien interactuaba con el público no era el Yuyu sino su alter ego, El Chano de Cadi. Podríamos destacar coplas como la presentación, al más puro estilo de ‘Los Pimpis de Cai’ o cuplés absolutamente geniales pero nos vamos a quedar con un pasodoble dedicado a contar una de las actuaciones de su triste comparsa.

Mi comparsa suele ser
tan triste de repertorio
que ayer nos llamó un gachón
para una actuación
en el tanatorio.
Era pa un aficionao
que dijo en su testamento
que fuera a su velatorio
una comparsa con chentimento.
Por lo visto el muerto
era tan carnavalero
que al lao de la caja
el gachó colgó un letrero
“No llores pisha,
y echa mil duros pa coger fondos
pa ver sien vez de con caja
puedo enterrarme con caja y bombo”.
En medio del velatorio
cantamos varios pasodobles mu sentíos
pero no gustaron mucho
y no es por que fueran malos,
el público estaba frio.
Al acabar el repertorio
eran las doce y estabamos muertos de hambre
y el dueño del tanatorio
pa seguir con el ambiente
puso algo de fiambre.
Con todo el mundo llorando
nos fuimos pa casa tras haber cobrao
pero el dinero es lo de menos
yo llegue a casa contento
y feliz del buen rato que habíamos echao.

Para 2002 repite grupo y se queda con un segundo premio de la mano de ‘Los que se vinieron de Leningrado porque no era de su agrado’, unos rusos que llegaron a Cádiz en una chirigota en la que el gran comandante Yuyu no interactuaba con el público tanto como era de costumbre. El repertorio volvió a estar a la altura y vamos a destacar esta letra por insólita, ya que Yuyu dejó a un lado el humor para apostar por una letra crítica y seria en la final.

Mis queridos camaradas
del partido gaditano
os invito a levantaros,
como hicieron mis paisanos.
Os animo a tomar parte
en una dura batalla
que tiene como objetivo
derrotar a un enemigo
que se ha colado en el Falla.
Es indigno que a un concurso
que ha cumplido un centenario
se le traigan de regalo
repertorios ordinarios.
Que la clase de mi pueblo
no se mide en desaciertos
que se mide en un piropo,
en unos “duros antiguos”
y en “Vaporcitos del Puerto”.
¿Dónde se quedó la ironía
del chupapiedra y de la espada triunfadora?
que han dejado paso
a palabras de mal gusto
y que por lo visto
es lo que se lleva ahora.
Pero por fortuna
todavía hay camaradas
que año tras año
dignifican a este gremio
y al llegar carnavales
no cambian sus ideales
por tal de llevarse un premio.
Por eso quiero esta noche
mandarle un abrazo
a esos compañeros míos
que no toman parte de esta guerra
y engrandecen esta tierra
escribiendo sin decir ni un borderío.

La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (IV)

Para 1998 Paco Rosado deja la autoría de la música, que pasa a manos de Javier Osuna. La música estaba perfectamente ligada al tipo de indios y el nombre de la tribu (y de la chirigota): ‘Los arapahoe que joe’. Fueron de nuevo segundo premio, y es que, una vez más, un pelotazo como ‘Los Juancojones’ les había quitado el primer premio. De entre todas las letras de estra agrupación podríamos señalar algunas como la que hablaba del cambio al euro o el cuplé de la cafetería pero nos quedamos con esta letra sobre una de las modas de aquella época: el tamagotchi, ese juego de mascotas que se implantó y al que Yuyu le sacó su puntito surrealista:

Yo comprar un tamagotchi
en un gran hipermercado
pero tener la degracia
que me salió delicado
y no veas el por culo que estar dando
el aparato en cuestión
el muy mamón.
A las tres de la mañana
pita el tamagotchi
porque tiene sed
y le pego un babuchazo
para recordarle la hora que es,
me cago en diez.
Cuando el tamagotchi tiene hambre
hay que darle su fiambre,
su quesito y su jamón,
en cambio no gustarle la pasta
yo cagarme en to sus castas
que comer mejor que yo.
Como se pega el gachó
unas comidas de muerte
el tamagotchi ha engordado
y parece Gloria Fuertes.
Cuando se está meando
el tamagotchi me pita
pa que después de la meada
yo le escurra la pichita,
también quiere que lo acaricie
y no se harta el gachó.
Me pide por favor
que le haga más cositas,
me da a mí la impresión
que el tamagotchi es mariquita.
Me fui pal Hipercor
y dije al encargado
“yo quiero otra mascota
¡Dámela! ¡Dámela!”
pero tengo tan mala suerte
que me dieron otro
y me ha salío grifota.

Al año siguiente no consigue el éxito de agrupaciones precedentes con ‘Los rebañadores de ollas de menudo’. En esta ocasión, a las letras del Yuyu le ponía música María Jesús Sánchez y el propio Yuyu. Estos gordos no terminaron de cuajar entre el público y quedaron en semifinales.

1999 Los rebañadores de ollas de menudo

En el año 2000, un año complicado para Yuyu en el terreno personal, el concurso estaba cambiado: el pito dejó de ser obligatorio, las agrupaciones podrían llevar las músicas que quisieran y en la final no se podía repetir. Ese año Yuyu vuelve a conseguir el segundo premio con ‘Los rockeros de la Puebla en concierto’ siendo la música de Francisco José Fernández Díaz, Toté, que provenía de comparsas como la de Antonio Martín. Esta unión y gran parte del grupo se mantendrá durante los próximos tres años. En las filas de esta chirigota podemos encontrar carnavaleros como Toté, el Crui o Cristian (actualmente punta jurado de la comparsa de Martínez Ares). Os dejamos con un pasodoble dedicado a Andalucía de una manera un tanto futbolera y particular.

Nosotros los andaluces
nos queremos como hermanos
y cuando jugamos al fútbol
siempre nos lo demostramos.
Cuando el Cádiz va a Jerez de la Frontera
ellos tiran adoquines,
nosotros tiramos pieras
porque somos dos equipos
que nos surtimos de la cantera.
Si el estadio está completo
en un Málaga – Sevilla
pa que quepan más personas
po se rompen tres mil sillas.
Y si algunos sevillanos llevan armas
no es para dañar a nadie
ni para causar alarma
es por si los cachearan
decirle al poli: “Toma, mi arma”.
Si uno del Betis te pega
con un cinturón y te clava la hebilla
es un detalle puntero,
quién dice que el Betis
no quiere al “Hebilla”.
Si en un partido en Granada
te rajan los ultras
las ruedas del cohe
es que habrá nieve en la carretera
y a los notas les preocupa
que te vuelvas por la noche.
Y asi al otro equipo le partimos
los cristales de los autobuses
es par que vuelvan más fresquitos
porque todos estos detalles
son los que engrandecen a los andaluces.

La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (III)

En 1996 la chirigota del Yuyu siguió con el mismo equipo, es decir, con la autoría de él mismo, de Sánchez Reyes, Carapalo y Paco Rosado. La agrupación llevó por título ‘Los bordes del área’, una magnífica chirigota que se tuvo que conformar con un segundo premio debido al grandísimo pelotazo que diera el grupo del Love con ‘Una chirigota con clase’. De ‘Los bordes del área’ nos quedamos con ese pasodoble de corte surrealista que ha quedado para los restos: el del choperpop.

Cada vez que voy al supermercado
y contemplo a los chorizos
colgaítos en su alcayata
pienso yo en la tremenda injusticia
de tener encerraíto
al Choperpop dentro una lata.
No me explico qué habrá hecho ese embutido
pa que sufra de por vida ese castigo.
“Libertad” grita su amigo el Tocino
que está recogiendo firmas
en el puesto de Pecino.
Hay una rebelión dentro del Hiper,
se han atrincherado y han hecho piquetes,
han puesto barricadas de pinchitos
y se han encapuchado los tranchetes.
Tras una carga de la policía
han quedado por los suelos
varios cientos de fiambres.
El gobernador da una amnistía
y libera de sus latas
a los Choperpop de Cádiz
y ya libre de su cautiverio
abrazan emocionados
a su abogado el Salami.

Al año siguiente Yuyu asume la autoría completa de letra de la chirigota y mantiene la música de Paco Rosado en una chirigota que quedó como un auténtico cajonazo del carnaval. Ese año de 1997 fue especialmente fuerte en la modalidad de chirigotas. A la final pasaron ‘Los aleluyas’ (1º premio, del Sheriff), ‘Banda de música de Cagarrutas del Monte’ (2º premio, del Selu), ‘Blancanieves y los siete enanitos’ (3º premio, de los Carapapas) y ‘Guasa cubana’ (4º premio, de Manolo Santander). A esas cuatro habría que sumar otras tantas chirigotas que podrían haber estado en la final por calidad como son ‘Kadi City (ciudad sin ley)’ de Juan Carlos Aragón o ‘Sevilla tuvo que ser, mi arma’ del Libi. El Yuyu con ‘De plaza en plaza’ completaba este trío de cajonazos a los que se podía unir agrupaciones como ‘Las castas de Cai’ de Cárdenas, Peñalver y Noli, o ‘Las melladas olímpicas’, del Love. Sin duda un gran año en el que Yuyu nos dejó un repertio de altura con un tipo perfectamente conseguido de palomos. Podríamos escoger varias letras como el pasodoble al parto múltiple o el pasodoble a los desayunos de los palomos. Finalmente, os dejamos con un pasodoble sobre los funcionarios y la injusticia de congelarle el sueldo.

Yo no veo justo
que congelen el salario
a los currantes
y, en especial,
a los funcionarios
porque ellos sufren
cuando nosotros los criticamos
y no es que trabajen poco
es que nunca los dejamos.
Como comienzan muy temprano su jornada
al cuarto hora van por café y por media tostada
y el camarero con unos huevos que se los pisa
los atiende a las tres horas
sin ver que ellos tienen prisa.
Se ponen a trabajar
como los mulos
y llega a la ventanilla
un viejecito dando por culo
“arrégleme este papel
que es pa mi hermano”
y molesta al funcionario
que está rascándose el Cayetano.
Y luego llega una vieja
contando cosas de melodrama
en el preciso momento
en que está liao con un crucigrama.
A la una su tapita
para coger de nuevo energía
y cuando vuelve al trabajo
ya son las tres y mira tú qué plan,
se le ha ido el día.

La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (II)

Tras dos años entrando en la final con agrupaciones surrealistas, en 1991 se quedaron fuera de la final con ´Época vergüenza’, de nuevo una chirigota de corte surrealista donde todo era tan extraño y estrambótico que ya habían creado estilo. En ese año ganaría la chirigota del Lobe ‘Los príncipes encantados, gracias igualmente’ y le acompañarían en la final las chirigotas ‘Bebé a bordo’ (2º premio), de Carapalo y Antonio Martín; ‘El concierto del siglo’ (3º premio) de Juan Rivero; y ‘Acorralado’ (4º premio), de Antonio Palo y Emilín.

1991 Época vergüenza

Para 1992, debido a que el grupo tenía ya muchos componentes, decidieron sacar dos chirigotas. La primera de ellas, que no alcanzó la final, fue el ‘Ballet zum zum malacatum po di pa hasta luego adiós’, una chirigota que continuaba con la línea de surrealismo y poca vergüenza de los años anteriores.

1992 Ballet zum zum malacatum

Pero la otra que sacaron fue el gran pelotazo: ‘El que la lleva la entiende’ que pasaría a la historia como: ‘Los borrachos’. Esa chirigota unía a un repertorio de arte una interpretación magistral de borracho de principio a fin derivando el surrealismo en realismo, ya que era un fiel reflejo de los borrachos. No solo obtuvo el primer premio sino que ha quedado en la memoria de los aficionados con cuplés como el de la reja del muelle o pasodobles como el del doble sentido. Nosotros nos vamos a quedar hoy con un pasodoble dedicado a la denominada “Ley Corcuera” que permitía a la policía entrar en las casas sin permiso judicial. Este pasodoble lleva un desarrollo cómico para concluir con una crítica que cuestiona la ley.

Muy pronto la pulicía
podrá cualquier día
colarse en mi casa
pues no necesita ya
ni la orden judicial
y la verdad es que a mí esas cosas
no me hacen na de gracia.
Mi parienta se ha enterao
y tiene un mosqueo que no es normal
por si viene la pulicía sin previo aviso
con la de mierda que tiene mi Paqui en el piso.
Ajay, ay, ay, “ele”
qué bastinazo.
Tiene una caja de dulces
y el café preparao
por si los polis vinieran tarde
y no han merendao.
“Niña, limpia el polvo,
haz las camas y recoge las colillas
que está todo lleno mierda
y esa gente es mu cotilla”.
Esto va a ser mi ruina,
esto no se pue aguantá
porque me he gastao en Centella
la paga de navidad.
Presume de la democracia y la libertad
y vamos dando pasitos…
ahí lleva razón… p’atrás.

Para 1993 el grupo de ‘Los borrachos’ decide seguir con la autoría de José Luis García Cossío, Selu, y hasta día de hoy mantiene buena parte del mismo. Ese año Yuyu descansa y volverá junto con Erasmo Ubera al año siguiente con ‘Antología de la Zarzuela de Cádiz’, una chirigota que no consigue el éxito anteriormente alcanzado.

1994 Antologia de la Zarzuela de Cádiz

Para 1995 se une con José Manuel Sánchez Reyes y con uno de los autores más premiados de los últimos años, Carapalo. El nombre de la chirigota fue ‘Los últimos en enterarse’, y pasaría a la historia como ‘Los cabrones’. La música de esta chirigota fue de Paco Rosado. Este grupo consigue el segundo premio, por detrás de ‘Los lacios’ del Selu. Han dejado para la historia el pasodoble del peo. Pero si algo ha pasado a la historia es ese estribillo que acompaña al Yuyu donde quiera que va a actuar con su grupo. Les dejamos con una serie de cuplés donde podrán comprobar que el final del estribillo no lo canta el grupo.

Ya salió el rosario en doble casette
y ahora el Papa vende más discos que Chiquetete
pero mi vecino dice que no se lo va a comprar
porque no le gusta y porque el Papa canta fatal.
(No hay que ser cabrón)
Don Wojtyla ha dao un pelotazo
y vende más discos
que Julio Iglesias y que Michael Jackson
y como el rosario grabado en compac
ha sido un disloque
ahora están preparando
la misa el gallo en karaoke.

Hay que ver que flojísimo es mi cuñao
que se pega en el butacón todo el día tirao
na más levantarse tiene encendío el televisor
y le tiene hecho dos cardenales al butacón.
(No hay que ser cabrón)
En las manos no tiene un callo
no trabaja el nota
desde que el Cádiz trajo a Carballo
solamente apaga el televisor
dice su parienta
cuando salen las brochas
y los tataladros en el teletienda.

Es verdad que el cadismo está deprimío
y da pena ver el Carranza medio vacío
antes yo veía al Barcelona y al Logroñés
y ahora me conformo con ver al Mármoles Macael.
(No hay que ser cabrón)
Es de pena ver esas gradas
que tan solamente
van las criaturas de las Brigadas
y los jugadores ya no saludan al graderío
ahora suben p’arriba
y le dan las gracias a los que han venío.

Hace un mes vino a Cádiz un madrileño
como loco para comprar droga de diseño
le fue preguntando a to los camellos de la ciudad
y uno le vendió Nolotil con manteca colorá.
(No hay que ser cabrón)
Él buscaba con gran empeño
una buena raya
de alguna droga último diseño
hasta que un camello
que se encontró en la calle Feduchi
le vendió cuatro rayas
de una chaqueta de Emidio Tucci.

Yo no sé de qué te estás cachondeando
no mires p’atrás que te estoy hablando
que si tu mujer llega a conocer al que me la pegó
no te iba a hacer falta
ninguna antena pa ver Eurosport.
(No hay que ser cabrón)
No vea el negro como la tiene
que por el pernil
de los pantalones le asoma el pene
fíjate que un día
estaba meando por Bahía Blanca
y le puso la multa
un municipal en la zona Franca.

Fue a comprar una dosis de cocaína
y el camello le vendió polvo de una hojaldrina
le entró por el cuerpo una sobredosis de sopetón
y llegó cantando a la catedral “los pastores son”.
(No hay que ser cabrón)
La hojaldrina era adulterada
no cabía ni duda
que era de la navidad pasada
y después de esto
ese chavalillo estiró la pata
porque se ha descubierto
que de verdad la “Hojaldrina Mata”.

Estribillo:
¿Quién ha dicho “ole”?
¿Quién ha dicho “bravo”?
Como yo coja al que ha hecho
vi a clavarle to el pitón
iiiiiiihín, cabrón.

La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (I)

Yu2José Guerrero es uno de esos carnavaleros que dejó a un lado el nombre para ser conocido por dos letras, la “y” y la “u”, y es que es más que probable que algunos no sepan que ese es el nombre del Yuyu, uno de los chirigoteros de mayor éxito y que más echa de menos una gran parte de la afición al carnaval.
El Yuyu nunca tuvo verdadero interés por el carnaval pero en el año 81 tuvo la oportunidad de asistir al ensayo de la chirigota ‘Los cruzados mágicos’ (el gran pelotazo del carnaval de 1982). Esa experiencia le metió en le cuerpo el gusanillo del carnaval y se hizo un aficionado a las coplas.
Unos años más tarde en el 86, Miguel Ángel García Cossío, El búho (compañero de clase del Yuyu y hermano del Selu, además de punteo de numerosas comparsas de éxito) lo animó para salir en coros, pero eso no le entusiasmaba así que sacaron una chirigota a la que Yuyu ponía la letra y el Búho la música. Esta agrupación era ‘Los ordeñadores personales’, una agrupación que prácticamente cerraba la clasificación de aquel año, ya que cantaron últimos y nadie se quedó a escucharlos, aparte de que la chirigota no era nada del otro mundo.

1986 Los ordeñadores personales

Ya no volvería al concurso hasta 1989 con ‘Los sanmolontropos verdes’. Quique el largo lo metió en una agrupación de la que eran autores Erasmo Ubera y José Luis García Cossío, el Selu. Faltaba gente y se completó con componentes de ‘Los ordeñadores personales’. Todo estaba ligado al surrealismo y a la poquísima (o ninguna) vergüenza y resulta que al jurado le gustó esa innovación de tal manera que entraron en la final y consiguieron un tercer premio por delante de la chirigota cañailla ‘Miky Jackson y los Bitter cal’ de Juan Rivero y por detrás de ‘Figuritas’ del Habichuela y de ‘El crimen del mes de mayo’, la chirigota del Carapalo que consiguió el primer premio. Aunque es digna de recordar aquella presentación en la que interpretaban “los duros antiguos” de manera soriana nosotros vamos a recordar un pasodoble, el de presentación en el que intentan explicar cuál es su tipo.

Tú no te puedes ni imaginar
de dónde salen los sanmolontropos
estas hechuras no es un disfraz,
ni chirigota, ni esto es na de na.
Somos un manojito de lo que tú quieras,
somos bizcotela,
soy Nelson Mandela
acabao de levantar.
Sé que nuestra chirigota
suena a musiquilla celestial
y es que está un poquito acomparsá.
Somos el virus,
que pone rancia
las papitas aliña,
vivimos dentro de las gotitas
que trae la humedad.
Tantas tonterías
han hecho que termine
el pasodoble de medí…a.

Al año siguiente tiraron de surrealismo y se fueron hasta el futuro, concretamente al carnaval 2036 para sacar una chirigota cuyo tipo incorporaba desde una madroñera hasta una cisterna de váter. Se llamaba ‘Carnaval 2036: Piconeros galácticos’. De esta chirigota, ganadora del cuarto premio nos quedamos con los dos cuplés que cantaron en la final, cuyo estribillo, a modo de trabalenguas, se ha quedado como un referente del carnaval más pamplinoso (en el buen sentido de la palabra).

Este verano en la playa
yo escuché por el altavoz:
“tenemos en el locutorio
un niñito sin bañador,
tiene veinticinco años
y la criatura está como un tren
que vengan rápido
los padres a por él.
Qué vengan ligeritos
porque el niño está en pelotas
y a las del locutorio
las ha vuelto medio locas.
Como tarden los padre en recogerlo
y el niño no se esté quieto
en vez de al hijo
van a recoger a los nietos”.

La tele en el fin de año
conectó con la puerta el sol
y la Marisa Naranjo
vaya patinazo metió
la pobre no se aclaraba
y a toa España descontroló,
¡Cómo funcionan
las cosas en televisión!
Sonaban las campanas
y decían que eran los cuartos
con las uvas en la mano
casi me muero esperando.
Yo casi te perdono
que pudiera equivocarte pero niña
Marisa Naranjo no te equivoque más
(…)
Estribillo:
Soy piconero, oh, oh
de la galaxia, ah, ah
mi piconera, ah, ah
gaditana yo te juro
que a mí se me cae hasta el culo
cuando te veo paseando
con el arte que tú tienes
por la playa las mujeres
en bikini, en bañador
oh oh, oh oh, oh oh, oh oh.