En mi casa el carnaval – Los de Cádiz norte

Este año el segundo premio de chirigotas fue a parar a las manos de Manolo Santander, y es que su unión con José Manuel Sánchez Reyes ha sido todo un revulsivo para la agrupación y han conseguido meterse en una final que se le resistía desde 2006 cuando fue descalificado con ‘El movimiento del 36’. Fiel a su estilo, la chirigota de Santander y Sánchez Reyes ha llevado por bandera el estilo clásico con el pasodoble como mejor aliado. Os dejamos con esta preciosidad de letra dedicada a su hija.

En mi casa el carnaval
es una cosa muy seria,
mi seña de identidad
y será mi única herencia.
Pero les puedo jurar
que yo nunca me esperaba
que a mi niña convertida en mujer
el veneno le empapara la piel
y subida en su batea
cantando tangos
me regalara
ese arte a borbotones
que su cuerpo atesoraba.
Y te pido perdón por la injusticia
de no darle el valor que corresponde,
perdón por no tomarte en serio niña
porque esto solo es cosa de hombres.
Perdón por haber sido tan machista
y no ver tu desencanto
de que sean siempre las mujeres
las que sufren, las que pierden,
las que se llevan los palos
pero no te rindas
te lo pido por favor
y sigue en tu batea
peleando con tu coro
que yo te juro por mi mare
que es tuyo mi antifaz de oro.

Manuel Santander Cahué
‘Los de Cádiz norte’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz carnaval)

Semana de pasión… Carnavalera: ‘El movimiento del 36’

2006 venía con la novedad en chirigotas de que Manolo Santander y el Libi se unían para componer una chirigota que sufría renovación del grupo prácticamente total. Esta chirigota fue ‘El movimiento del 36’ y lejos de referirse a la Guerra Civil, nos presentaban a unos cargadores gaditanos realizando un movimiento (o traslado). Es curioso ver como veinte años después de la comparsa ‘Cargaores gaditanos’ (que veíamos el otro día) ya aquí llevaban no solo horquillas y capataz, sino el paso incluido. Fue una chirigota que gustó desde el primer día pero que en la final fue descalificada porque cantó con un componente de más en la presentación. Os dejamos con la actuación de la final de ese año.

(Vídeo subido por Carnaval por un tubo)

Tengo que pedir perdón – Los de Cádiz norte

Tengo que pedir perdón
por ser bruto y anticuado
y pensar que el carnaval
es del pueblo gaditano.
Cádiz siempre recibió
con cariño al forastero
pero lo que no voy a consentir
que a mi fiesta la quieran dirigir
y aunque esté globalizada
y en toda España forme el tangai
nadie debe de olvidarse
que es el carnaval de Cádiz.
Que yo jamás he ido en toa mi vida
a un pueblo criticando su verbena
ni he ido pa enseñarle a to Sevilla
como debe de ir su Macarena.
Será que soy muy bruto y anticuado
pero lo digo muy claro
no como es que van pregonando
que esto es de todo el mundo
aunque piensen lo contrario,
con la hipocresía de querer quedar muy bien
por el miedo a perder
sus contratitos de verano
y luego se mueren cantando
“Cádiz es de Cádiz na más
y es patrimonio del gaditano”.

Manuel Santander y José Manuel Sánchez Reyes
‘Los de Cádiz norte’ – 2017

Manolo Santander y Sánchez Reyes se unen para sacar una chirigota

Otra novedad para la modalidad de chirigotas con vistas al Carnaval 2017. José Manuel Sánchez Reyes se incorpora a la chirigota de Manolo Santander como coautor de letra. Ambos, con la música del propio Santander, serán los responsables del repertorio de un grupo que contará con escasos cambios con respecto a 2016, cuando llevó al Falla ‘Una especie en extinción (los chirigoteros)’, alcanzando los cuartos de final en el Concurso de Agrupaciones. Santander llegó a semifinales en años anteriores con ‘Los destripadores de la calle Londres’ y ‘Los del puntazo en el coco’. Por su parte, Sánchez Reyes no participó en el COAC este año después de tres carnavales vinculado a la conocida como la chirigota del Lupo con ‘Los de gris’, ‘Hoy no me puedo levantar’ y ‘Los seguidores del Arturito’.

Diario de Cádiz

Aprovechando – Una especie en extinción (los chirigoteros)

Otro de los clásicos de la chirigota: Manolo Santander, continuando su idilio con la música de Antonio Martín también se quedó en los cuarto de final con su defensa de la chirigota clásica.

Aprovechando que hoy me están escuchando
y para los que piensan
que tos nosotros somos artistas
hoy que se habla de mí hasta en los diarios
creo que es el momento
para contarle una mijita de nuestras vidas.
La vida de estos hombres que sin disfraces
y sin trampa ni cartón
no existe maquillaje para taparle
su cara de decepción.
Que ninguno aquí
estamos aborregaos
ni estamos to el año
solo pensando en el carnaval
que todos tenemos
tantos problemas amontonaos
que para seguir andando
cantamos por no llorar.
Y aunque hemos dejao en casa
todas las penas y el desconsuelo
cada copla que traemos
es como el lamento de doce hombres
que cogen toda la rabia
que se han tragado to el año entero
que nos va matando como un veneno
y lo convertimos en pasodoble.
Porque esta es nuestra manera de pelear,
porque esta es nuestra manera de resistir,
porque esta es nuestra manera de dar la cara
por la familia que tanto amamos.
Estos doce hombres
que cada vez que cantamos
lo hacen por su tierra
como tan solo saben hacerlo
los gaditanos, los gaditanos, los gaditanos.

Manuel Santander y Antonio Martín
‘Una especie en extinción (los chirigoteros)’ – 2016

Se dice por ahí – Una especie en extinción (los chirigoteros)

Y antes de que empiecen los cuartos os dejo, como cada día, con una copla de la función del día anterior y con un día de retraso llega la copla de la función del sábado.

Se dice por ahí que la chirigota
por lo que se está viendo
se está perdiendo poquito a poco
que cada vez se escucha menos sus coplas
y que el aficionado últimamente
con la comparsa se ha vuelto loco.
Muchos dicen que somos, maldita sea,
una especie en extinción
y cuando escucho eso al tres por cuatro
me late a mí el corazón.
Y es que este compás
lo he mamao desde niño
con el chin pom pom
siempre retumbando dentro de mí
pa que ahora me vengan
diciendo que esto ya no es lo mismo
dejando los fanatismos
yo te vuelvo a repetir.
Que pa mí la chirigota
es como un pregón del barrio la Viña
y cuando llega febrero
me muero, muero por pregonarlo
que yo soy como el levante
que cuando pega fuerte fastidia
pero sin embargo pal caletero
ese viento bueno es como un regalo.
Por eso que nadie venga a decirme a mí
que en Cádiz ya se olvidaron de este compás
que mira como lo canto
pa demostrarte que mi pasodoble sigue vivo
y aquí lo suscribo con orgullo de viñero
que cuando me muera quiero morirme
por to mis muertos
chirigotero, chirigotero, chirigotero.

Manuel Santander y Antonio Martín
‘Una especie en extinción (los chirigoteros)’ – 2016

La vida da tantas vueltas – ‘Los del puntazo en el coco’

La chirigota de Manolo Santander, este año con autoría compartida con Fopiani y Antonio Martín, se volvía a quedar en las semifinales con un tipo ambientado en el genial Antonio Reguera, ‘Los del puntazo en el coco’. Como no podía ser de otra forma, el pasodoble, con el sello musical de Antonio Martín, huele a viña pura. Les dejamos con un pasodoble dedicado a las amas de casa.

La vida da tantas vueltas
que no esperas tu destino
como yo que no esperaba
que en paro iba a acabar
y para sentirme útil,
sentirme que sigo vivo
hago eso mal llamado
las labores del hogar.
El trabajo más ingrato
que pueda existir en la tierra
sin horario, sin descanso,
sin nadie que lo agradezca
y aunque lo hago con cariño
y aunque lo intento
me he dado cuenta que no es lo mismo
que ni queriendo consigo
esa cosita que le da ella
porque en mi casa quien manda es ella.
Y no sé cómo llenar mi casa de olores
de aromas y de sabores
que solo consigue ella
o hacer que cada comida sea una fiesta
con tan solo dos pesetas
lo mismo que lo hace ella.
Y aunque sepa que en la casa de tos ustedes
hay millones de mujeres
tan valientes como ella.
Hoy es mi día y se lo dedico tan solo a ella
porque es mi norte, porque es mí guía,
porque es mi estrella
porque mi vida sería imposible si no está ella
no puedo sin ella, no puedo sin ella.

Manuel Santander, Daniel Fopiani y Antonio Martín
‘Los del puntazo en el coco’ – 2015

Aunque he sido bautizado – ‘Los del puntazo en el coco’

Aunque he sido bautizado
yo no me siento cristiano.
Aunque he sido bautizado
nunca me he ido a confesar.
Yo no creo en los milagros
ni tampoco en los pecados
y ya la Semana Santa
pa mi es que ni fu ni fa.
Pero no sé qué me pasa
cuando llega el Lunes Santo,
cuando el Cristo de la Palma
por to Cádiz se pasea.
Yo no sé bien cómo explicarlo
que viendo al Cristo
veo a cada vecino de mi barrio
que vive en ese calvario
donde la Viña es cruz de maera
y muere en ella sin remediarlo.
Y sufro viendo pasar a esa penitencia
que va pidiendo clemencia
por todos sus familiares.
Y lloro lleno de rabia y de impotencia
porque en esa penitencia
va mi niño y va mi mare.
Y veo que va rezando mi barrio entero
como buscando en el cielo
un poquito de esperanza.
Porque en la tierra
no existe un dios que les haga caso
pa que los saque de su ruina y de su fracaso
porque aunque yo no creo en na
to los Lunes Santo
rezo por mi barrio, rezo por mi barrio.

Manuel Santander, Daniel Fopiani y Antonio Martín
‘Los del puntazo en el coco’ – 2015

Mi amigo Paco – Hasta que la muerte nos separe

Me ha sorprendido no encontrar este clásico pasodoble en los archivos del blog, así que aquí va para enmendar esa carencia:

Mi amigo Paco intentaba convencerme
de que hiciera un pasodoble dedicándolo a la Viña
que resaltara la belleza de sus calles
y el aroma de su ambiente que enseguida te encariña.
Qué mas quisiera yo Paquito de mi alma
que lo que me estás pidiendo fuera una realidad,
pero resulta picha de que mi barrio se desmorona
y que en un mismo cuarto alli conviven doce personas,
qué clase de piropo le puedo echar.
Yo no muero por la Viña,
yo es que vivo allí en la Viña
y me hace gracia la gente que son viñeras
tan solo en fechas de carnaval.
Quisiera ver al poeta
que escribe tan bellas letras
si tuviera la cocina apuntalá.
que mas quisiera yo
que los callejones fuera escollera
y que la Viña fuera la casita del mar,
pero si es que mi barrio
se esta callendo poquito a poco,
como hacerle un piropo
si da pena de verlo cómo se hunde cada vez más.

Yo sé – Los destripadores de la calle Londres

Yo sé que van a decirme
qué pesao y qué jartible,
aquí está otra vez el nota
dándoselas de viñero
y ser más chirigotero
que Fletilla y que el Carota.
Yo sé que estarán ya hartos
del rollo del tres por cuatro,
la madre que lo parió,
pero al tres por cuatro vuelvo
que aunque juré por mis muertos
no pude aguantar el tirón.
Y aquí me tienes con mi afición cantando de nuevo
que este veneno es mucho peor que una enfermedad
por más que quieras tarde o temprano te lleva el eco
y cuando llega febrero mi corazón empieza a vibrar.
Por eso vuelvo esta noche aquí
como lo hacía cada febrero
que otra vez tengo ganas de ti
y quiero sentirme otra vez chirigotero
que un año más te quiero cantar,
no me rompas Cádiz mío el corazón,
que un año más te quiero abrazar
y tus aplausos volver a escuchar
y si al final me dicen que no
del tirón me vuelvo a la Viña otra vez
a llorar cada febrero
volviéndome loco por tu querer
muriendo de celos, de celos, de celos.

Manuel Santander Cahué y Antonio Martín García
‘Los destripadores de la calle Londres’, 2014