Los últimos de Filipinas

Corría el año 1998 cuando salió a escena un coro con autoría de dos autores que ya tenían una trayectoria bastante extensa en el mundo del tango: Quico Zamora y Fali Pastrana. Ambos estuvieron componiendo juntos coros hasta el año 2010 cuando ya Fali se queda en solitario y Quico Zamora se llevaría unos años de descanso del concurso hasta su vuelta con ‘Los palmeros’ en 2015. Los coros que hoy día saca Pastrana se consideran los herederos de aquellos que empezaron a salir con muy poquitos componentes y con un tango a prueba de bomba. Hoy vamos a destacar el primer coro de esta unión que tantos buenos tangos nos dejó: ‘Los últimos de Filipinas’, disfruten:

(Vídeo subido por Carnaval por un tubo)

Guadalupe tenía claro – La torre del reloj

Tras dos años en preliminares, el coro de Sanlúcar de Barrameda conseguía este año llegar a cuartos de final con un tipo muy conseguido de estatuas de la catedral. Os dejamos con el tango más puntuado por el jurado, el que hace un homenaje a las mujeres de los coristas, para acabar dándole a Nandi Migueles fuerzas tras el fallecimiento de su esposa.

Guadalupe tenía claro
que cuando se casaba
lo hacía con cada tango
que nuestro Quico creara,
Manoli sabía de sobra
que Julio Pardo estaba
haciendo historia en el coro
y su tiempo le robaba,
Pastrana junto a su amada,
Paco Mora e Inmaculada
son ejemplos de parejas
que ni el carnaval separan.
Mujer que es la inspiración
de músicos y poetas
que se convierten en musas
para las más bellas letras.
Mujer que aguanta el tirón
frente a algunas decepciones
y son santa medicina
al mundo de los autores.
Nada tiene más poder
que el cariño de una mujer
ojalá exista un pañuelo
que le sirva de consuelo
para nuestro compañero
que ha perdido a su lucero.
Desde el cielo cuéntale
cada noche que hables con él
que sus niños aún le esperan
y saque su coro otra vez.

Ramón Manuel Ruiz, José Antonio Romero Lobón y Quico Zamora
‘La torre del reloj’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

De noche se va a dormir – Arría la carná

Un año más el coro de Kiko Zamora volvía a quedarse en los cuartos. Aunque empató a puntos con ‘Mi gaditana’, de Lucía Pardo que sí que pasó de fase, finalmente desempató la puntuación de tangos, donde este coro quedó por debajo. Os dejamos con la letra mejor puntuada de ‘Arría la carná’.

En mi piera caletera
aquí me tienen pescando
esperando a que me piquen
me pongo a cantar un tango
ay lerén, lerén,
a cantar un tango,
ay lerén, lerén,
a cantar un tango.

De noche se va a dormir
a la sombra de un cajero
encima de unos cartones
sin más abrigo que el miedo.
Sin fuerzas ni pa pensar
quién le habrá robao el sueño,
quién se habrá saltado las leyes
que vulneran to sus derechos,
quién olvido los artículos
que prometen trabajo y casa
pa que esa lacra del paro
le tenga partía el alma.
De qué sirve una Constitución
que no se reforma en cuarenta años,
que nos dejan los mismos mafiosos
que luego cobran por sus escaños
mientras hay quien se muere de hambre
en la calle del desengaño.
La democracia real
no es solo poder votar
es el respeto pa un pueblo
que se calienta con velas
porque no tiene electricidad,
un Estado de Derecho
no deja que haya un sin techo
que muera,
que se muera
tirao aquí en un portal.

Antonio Segura, Felipe Marín, José Ramón Zamora
‘Arría la carná’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

Campanas de San Lorenzo – Luchadores

El coro de Quico Zamora volvió a estar un año más en cuartos con ‘Luchadores’, os dejamos con un piropo a Cádiz, algo que nunca se debe perder en nuestro carnaval.

Campanas de San Lorenzo
las ocho de la mañana
las que anuncian que está amaneciendo
me levantan de la cama.
Y casi sin darme cuenta
mis pasos me van guiando
por Hospital de mujeres
hasta el Mercao de Abastos.
Y ya en la plaza señores
a mí se me llena el alma
y el aire me huele a flores
y a churros, los de La Guapa.
Y si fueran las campanas
del Carmen las que escuchara
las aguas de la Alameda
me robarían la mirada.
Si repica San Francisco,
Santo Domingo, Merced
es que quedan muchos rinconcitos
de Cai por recorrer.
Y si fueran las de la Palma,
las que al despertar sintiera
miraría al lucero del alba
paseando por nuestra Caleta.
Son de Cai sus campanarios
guardianes de bellos sones
que repican las horas a diario
pa alegrar los corazones.
Y si dudan del comentario
no tienes que ser creyente
solo suban al campanario
de la torre de Poniente
y es que no hay y es que no hay
un lugar para que las campanas repiquen mejor
lo bonito que es Cai,
lo bonito que es Cai,
lo bonito que es Cai.

Antonio Segura, Felipe Marín y Quico Zamora
‘Luchadores’ – 2016

Cuarteta del cargaor de ‘Luchadores’

Y hoy Viernes Santo les dejamos con una defensa de la horquilla gaditana la de estos ‘Luchadores’ de Quico Zamora, Felipe Marín y Antonio Segura. Para hacerla han tomado como música el pasodoble de la comparsa ‘Los templarios’ (1999) de Antonio Martínez Ares.

Por que intenten separarnos
y acabar con nuestro amor
juntitos y siempre de la mano,
paso horquilla y cargaor.
Ya llevamos media vida
compartiendo en el dolor,
perfumándonos de incienso,
que esa es nuestra tradición.
Y me emociono recordando
aquella primera vez,
tú me tomaste de la mano
en la cuesta la Merced,
la Sentencia se dictó,
la señora del Buen Fin.
Allí dio su bendición
y tú fuiste para mí.
Ay, ay, ay
soy la horquilla gaditana
la que marca los compases
esa que algunos desprecian
de ti quieren separarme.
Ay, ay, ay
la que suena a martinete
con su rumbo acompasao,
la que va rezando a Cai
por su suelo arrodillao.
Ay, la que sube Catedral
solo a golpe de valor
y sintiendo al caminar
la pasión del cargador.
Por más que algunos pretendan
crear una guerra la tienen perdía
mientras en Cai se ponga el sol
la horquilla con su cargaor
irán los dos, irán los dos
juntitos pa toa la vía.

Antonio Segura, Felipe Marín y Quico Zamora
‘Luchadores’ – 2016

Silencio, paso de Horquilla

Hace unos años haciendo zapping encontré en Onda Cádiz un programa donde estaban entrevistando a Kiko Zamora en el Teatro Falla y hablaban de Semana Santa. Para terminar la entrevista salió Faly Pastrana y cantaron un pasodoble que compusieron con la música de Los Caballeros de la Edad Media de Manuel Sánchez Alba, el Noly, dedicado al Cristo de la Buena Muerte que procesiona en Cádiz los viernes santos. Pues bien, escuché varias veces este pasodoble y me lo aprendí y hoy lo pongo aquí en este Viernes Santo, una pena no haber encontrado el vídeo donde ellos lo cantaban. Disfruten:

Silencio paso de horquilla
y cargadores rezando
son cuatro velas encendías
las que suspiran en viernes santo.
Silencio plaza de Mina
pa una saeta cantarte
y en el Callejón del Tinte
a ti se rinden las bellas artes.
Cruje una cruz a tu paso
y Cádiz sale pa verte
Cruje una cruz a tu paso
y andas como por el cielo
Cristo puntero de Buena Muerte
y andas como por el cielo
Cristo puntero de Buena Muerte.
En plaza San Francisco huele a azahar
suena una música celestial
y ante tu talle arrodillamos
un manojito lirios crece a tus pies
con sólo verte renueva fe
y un Padre Nuestro por ti rezamos.
Déjame que te cante yo en Carnaval
y a tus heridas piropear
Cristo de arte y de gaditano.

***

Rafael Pastrana y José Ramón Zamora

Cristo de la Buena Muerte de Cádiz en Catedral

Taza de plata pura – La guerra de Cai

Taza de plata pura
por más que quieran pasar milenios
cada vez que te miro
como a una niña te sigo viendo
y será por la culpa culpita
de tu mar bravío
que te abraza como una madre
que da cariño a un recién nacío
sus brazos te rodean
de Cortadura a Puerto Real
en sus orillas le dan besitos
al despertar.
Ay tacita, mi tacita, mi tacita
peinada por esas olas
que vienen a tus murallas
como cansadas de tanta sal
Ay tacita, mi tacita, mi tacita
la misma que en tus playitas
con su arena jugarán
Ay tacita, mi tacita, mi tacita
la plateá y que huele a bajamar
la misma taza de plata que se sorprende
que vengan a la Caleta
a ver como el sol se duerme,
tacita que es más bonita cuando se acuesta
se acurruca con la luna
en la Alameda.

Rafael Pastrana Guillén, Quico Zamora y Rafael Pastrana Lorenzo
‘La Guerra de Cai’ – 2007
______

Un encaje de olas blancas – Los últimos de Filipinas

Un encaje de olas blancas
por las noches relucía.
En mi playa La Victoria,
toda ella iluminada.
Bellas noches de turismo,
¡que esplendor de hostelería!,
empetaos los chiringuitos,
la marea a pleamar.
Esa alegría de nuestro Cádiz que no se pierda,
pero sorprende y me pongo triste si al escuchar
que algún listillo le está diciendo a nuestra alcaldesa
que a La Caleta y su escollera hay que alumbrar.
Alcaldesa de Santander
es probable no sepa usted
que en nuestra Caleta
rompen en plata todas las olas.
No la vayan a iluminar,
déjenla con su oscuridad,
porque es necesario,
para que por las noches
las caracolas se vuelvan lolas.
No le vaya a encender la luz
cuando el cielo rojo de atardeceres
después de siglos se vuelva azul.
No se deje usted engañar
y vaya al puente canal
que se sentirá feliz.
Observe la bajamar,
las pozas reflejarán
destellos de luz de plata
y es que la luna
todas las noches se enjuaga allí.

Rafael Pastrana Guillén y José Ramón Zamora Cabeza
“Los últimos de Filipinas” 1998
_____

Gran coro del año 1998, 2º premio, que mejor manera de comenzar porque era su primer año, aunque juntos porque por separado habían hecho grandes cosas. El comienzo de una saga que cuenta con tres primeros premios en tan pocos años.