Se me ha quedado – Los cuenterete

Se me ha quedado un huequecito
que ya no sé cómo lo cubro
y por más que yo discurro
no tengo solución pa algo tan bonito
pues ya no siento al buen amigo
que rondaba por aquí
y escribía mis canciones
con su apellido Quiñones
junto a su nombre Joaquín.
Ay Joaquín tus coplas me quedaron
y ante muchos que tacharon
de penuria tus poemas
esa estupidez yo no la sumo
cuando te lo ha dicho alguno
con una vida de pena.
Ay Joaquín tus coplas me quedaron
y tus versos más bonitos
me han dejado un huequecito
que yo me he guardado aquí.
Y ya no sé qué estás haciendo cada noche
no teniendo quince voces
que te canten los caprichos de tu pluma,
si das vueltas en la cama,
si te vas pa la ventana
a escuchar las tonterías de la luna.
Y mientras tanto,
este grupo que es el tuyo
donde yo te sustituyo
esta copla te dedica
Me ha quedao un huequecito tan bonito
de tu voz entre lo dulce y el veneno
como comparsista bueno esta fiesta necesita
y me late el corazón que no te explico
viendo a Cádiz cómo ya te echa de menos
porque sintió un novio menos
pa la Tacita, pa la Tacita, pa la Tacita.

José Luis Bustelo
Los cuenterete, 2014

(Vídeo subido por LaTierraDeGuashi)

Joaquín Quiñones anuncia su retirada del Carnaval

El autor carnavalesco anunció a su grupo en la noche de ayer su decisión de no seguir en la fiesta gaditana, en la que ha participado desde 1971 con 34 comparsas.

El adiós al Carnaval del coplero, con cinco primeros premios en su palmarés, está motivado por la falta de ilusión y fuerzas para escribir después de tantos años en primera línea. Su última comparsa ha sido en 2013 ‘Los peleles del XXI’. Parece que el grupo seguirá adelante y el actual músico, José Luis Bustelo, se haría cargo de la confección íntegra del repertorio, manteniéndose Faly Mosquera en la dirección.

Diario de Cádiz

Un pañuelo delataba – El mercado de las maravillas

Hoy es el día del Cáncer de Mama y nos vamos a unir con coplas dedicadas a este tema. De entre ellas ponemos hoy esta de Joaquín Quiñones en una comparsa que tenía música de Manuel Sánchez Alba El Noli, Julio Pardo y Jesús Bienvenido. Se trata de ‘El mercado de las Maravillas’, semifinalista de 2008:

Un pañuelo delataba en su cabeza
que se estaba peleando con la muerte
cada vez que veía una nueva aurora
se agarraba a la vida como a un clavo ardiente
como a un clavo ardiente
para seguir viendo la mar
llorar y reír
amar y soñar.
Sin ganitas de mirarse
se arreglaba to los días
y llevaba igual que antes
a su casa “paralante”
con su penita escondía.
Se tragaba los suspiros
pa que nadie más sufriera.
Y un simple beso de sus hijos al despertar
era un gotero más para su enfermedad
y que día a día le iba dando fuerza
y si la medicina fue fundamental
sin su familia no se habría podío curar
porque el cariño
porque el cariño no tiene receta.

Joaquín Quiñones Madera
El mercado de las maravillas – 2008

Con una guitarra – Los vikingos

Con una guitarra y la voz cascada él me lo cantó,
tocaba y miraba como si buscara en mí la emoción,
había puesto el alma porque una comparsa quería llevar,
ese pasodoble que en los mostradores se canta al compás,
si es de chirigota o si es de comparsa usted me dirá.
Silencio, silencio, silencio, que esto es Cai Cai,
si no se te levanta el vello esto es lo que hay.
Hoy quiero vestir a mis letras con notas de antaño,
quiero cantar como cuando era un niño,
poniéndole sentimiento y cariño,
que to se pierde en la rivalidad.
Con cuatro acordes, dos garabatos,
el pasodoble del tres por cuarto
con na en el mundo se pue comparar.

Joaquín Quiñones y Manuel Sánchez Alba
Los vikingos, 2003

Cuarteta del Nazareno – La cárcel vieja

Y siguiendo con esas coplas carnavalescas a la Semana Santa vamos a irnos a una cuarteta de popurrí, en este caso de la comparsa que consiguió el primer premio en 2004, la de Joaquín Quiñones, “La cárcel vieja”

Suenan campanas
en el convento de Santa maría
y una saeta se va clavando
en el alma mía.
Lágrimas vivas
bajan la Cuesta de Jabonería.
Y allí va, el greñúo allí va
con su mare detrás
también va la mía, con sus cadenas
rezando solo por mi condena
por mi condena.
y allí va, pidiendo en su rezar
que la libertad a mi me la conceda
y muy prontito vuelva con ella.
luego vuelve por Sopranis,
sube la calle Botica
dicen que no tiene dueño
y entre palmas a las claras del día
delante mi reja, lo están meciendo.
Suenan campanas
en el convento de Santa María.

***
Joaquín Quiñones, José Antonio Cheza y Manuel Sánchez
“La cárcel vieja” 2004

Voy a contarte con este cuento – La pensadora gaditana

Voy a contarte con este cuento
tal como veo y como siento
que es una mare.
Es muy cortito,
de solo un momento,
tú quietecito
y escucha atento,
si aún no lo sabes.
Esa mujer que tocaste
na más que naciste,
a la primera que hablaste
y primera que viste…
Ese angelito
que te tuvo dentro,
bien guardadito,
como en un templo,
esa es tu mare.
Una mare es algo más
que el triunvirato del amor,
de la amistad y de la verdad,
las manos de una mare no se tocan
si no es la tierra de tus universo.
Y una mare es mucho más,
porque ante el hijo siempre se arrodillará
y a las espinas que le puedan lastimar…
hacerlas besos.
Ella es la paz y la calma
que riegan tus suenes,
y es el vacío en el alma
cuando no la tienes.
Es la razón más bonita para los abrazos,
la orillita del descalzo
y que el suelo no te queme.
Que ella es la niña o la vieja
que tu alma retiene
y es la que nunca te deja
y siempre te viene…
y siempre te viene.

Joaquín Quiñones y José Luis Bustelo
‘La pensadora gaditana’ – 2009

(Vídeo subido por Guashilandia)