Cargando – El maestro del doyo y sus once zampabollos

Hoy toca destacar una copla del primer premio de chirigotas infantil. No se pierdan el compás tan añejo de este grupo de chavales, no tiene desperdicio.

Cargando con el suplicio desde la infancia
llevando el peso en lo alto de tantas bromas
luchando con tantos kilos de la ignorancia
con la fuerza y la constancia
por fin te llegó la hora.
La hora de que te quiten lo que te sobra,
la hora de que te arranquen tantos dolores,
es la hora de cortar el pastel
y ya no ser más el gordo de las reuniones.
Y aunque yo traiga este disfraz
el peso de la obesidad
no debe ser una broma
no debe ser una broma.
Y aunque yo te venga a cantar
con este tipo en carnaval
me río de mi primero en propia persona
y si te llego a molestar
te pido aquí delante que me perdones.
Que tú me perdones
y con eso me sobra lo demás
ríete primero y frente al espejo sonríe
para que te vean valiente
y cómo te enfrentas a tus temores.
Y pa que los miedos se vayan
y que se te olviden las dietas
para que camines de frente
y vivas contento tal como seas
y no olvides nunca que lo de adentro
vale más que lo de afuera,
vale más que lo de afuera.

Agustín Ramos, Diego Letrán y Marco Antonio Nogueroles
‘El maestro del doyo y sus once zampabollos’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

Todo empezaba locamente – Seguimos dejando huella

La letra de hoy es de la chirigota que consiguió el primer premio en la categoría de infantiles, ‘Seguimos dejando huella’, una patrulla canina muy carnavalesca que nos cuenta su historia en este pasodoble:

Todo empezaba locamente
nadie apostaba por nosotros,
vamos a hacer una chirigota
venga chiquillo, junta unos pocos
y desde un equipo de fútbol
esta nuestra historia empezó
y son tan solo cuatro
los que hemos cambiado
y desde el primer año
a aquí se reemplazó
pero esos cuatro que han entrado
en mi familia las puertas
les abrimos del tirón.
Ya son tres años
cantando a nuestra tierra
muriendo en la Caleta
al compás de pasodoble,
ya son tres años,
Tacita, son tres años
desde que comenzaba
con esos coches de choque
y el cocinero
endulzando sus coplas
y echándole el salero
pa intentar que tú sonrías
y con los perros
lucho con garras y dientes
pa defenderte con mi patrulla canina
y esto tan solo es un disfraz más entretanto
que me curro con esmero.
Ya hace tres carnavales
me hicieron chirigotero
y ya juro por mi mare
que es que no puedo
faltar a mi cita de febrero.

Diego Letrán y Manuel Sevilla Pecci
‘Seguimos dejando huella’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

Qué triste – El maestro del doyo y sus once zampabollos

La letra del día va para una defensa de la modalidad de la chirigota desde la cantera.

Qué triste para este mundo de los chiquillos
donde todos sueñan con ser gran comparsista
se lleva más la movida de mano en pecho
ya no le gusta a la gente
partir al Falla de risa.
Que yo desde que era niño siempre he mamao
del Petra, de Manolito o de Remolino
ver a Manolín
Selu y su guasón
el tres por cuatro del Noli y sus mostradores.
Y me duele to eso a mí
que a ese grupo vienen aquí
entre dos categorías
muriendo en la chirigota
Son tan solo tres infantil
y otras tres que hay en juvenil
seis grupos que nos regalan
a Cai sus notas.
Lo siento por esto decir
pero mientras que yo venga esto no se muere.
Aquí lucharemos
como nos ha enseñao mi pare a mí
con estos compases
sencillos compases de carnaval
con un platillazo suavito
con bombazo mi sangre ya bombea.
Que es por lo que muero, mi tierra
cada vez que escucho una copla
mi Cádiz bonita, mi reina
melodías que traen estas bellas notas
que junto a estos cinco grupos de amigos
luchó por la chirigota, luchó por la chirigota.

Diego Letrán, Marco Antonio Nogueroles y Agustín Ramos
‘El maestro del doyo y sus once zampabollos’ – 2017