Descubrí – La pandillita

Del segundo premio de comparsa infantil es la letra de hoy. Un pasodoble contra el acoso escolar.

Descubrí
el sentido de la amistad
la alegría de compartir
los problemas de los demás.
Comprendí
que hay que luchar día tras día
y defender con valentía
los valores de la infancia.
Hay niños que son despreciados
que sienten temor cada día
cuando han de volver al colegio
porque otros niños lo esperan
y acosándolo lo humillan,
acosándolo lo humillan.
Mi amigo fue presa también
de esta moda cruel
viviendo con su miedo
por la vergüenza de la familia
y los demás con su maldad
mirando le grababan
pero ninguno lo defendía.
Un día fueron acosándole fueron
y por los suelos
yo le vi por los suelos
lleno de miedo
y decidí ponerle fin con valentía.
Fui para contarle la verdad
y que supieran sus padres
cómo lo maltrataban
cada mañana esos cobardes
porque si callamos frente al miedo
cuando maltratan a un chaval
todos nosotros también seremos culpables.

Juan Ramón Jiménez Muñoz y Manuel Varo Pérez
‘La pandillita’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

El frío de otoño llegó – Las batallitas del rey Sebastián

Hoy llegó el turno de la comparsa ganadora de juveniles. Nada tiene que envidiar a una de adultos de gran nivel: buenas voces, buenas letras y buena música. Qué más se puede pedir. Os dejamos con este pasodoble:

El frío de otoño llegó
aunque aquí en este rincón
venga muy de cuando en cuando.
Hay que sacar el chaquetón
que diciembre ya está aquí
y el relente va apretando.
Yo que siempre me tomaba el cafelito
justo antes de picar en Astilleros
desde que me jubilé voy más tranquilo
y a que se despierte Antonio siempre espero,
un gran hombre al que trató muy mal la vida
y que por casa tiene un cajero.
Sírvase, don Antonio tome asiento y sírvase
que yo invito siempre a este primer café
no tenga bulla, espéreme
y cuénteme qué le atormenta.
Sin correr, si le apetece algo comer
solo lo tiene que coger
que también corre de mi cuenta.
Siempre en la puerta
a las ocho me esperaba
hasta que un día la noticia nos llegó
Antonio nos ha dejao
otro invisible como tantos mendigos
y es por eso que toas las mañanas
mirando al cielo
un cafelito yo me tomo por mi amigo.

Juan Pérez, Raúl Cabrera y Roberto Fabio Gómez
‘Las batallitas del rey Sebastián’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

Qué vieja que está – El jardín de la alegría

Vamos a arrancar ya con las coplas de este COAC 2017. Vamos a empezar por el primer premio de comparsas infantiles, la que nos llega desde la peña a la que dedican este pasodoble.

Qué vieja que está
yo que te visito lo puedo contar
tres días te hago compañía
cada semana para cantarte
lo que me pasa por la cabeza.
Qué duro que es
pensar tantas cosas bonitas
como tú has vivío
y no tiene sentío
que tan sola estés.
Cuánto carnaval
te inundan tantos recuerdos
que me emocionan.
Lloras cuando tus fotos suelen sacar
y con orgullo enseñas a todo el mundo
que quieres y presumes de tu ciudad.
Y los años pasan y estás ahí
y aunque tanto se olvidaran de ti
formas parte de la historia
privilegiada del carnaval
de todos los tiempos
y tu alma sentiré siempre en mí
a tu lado el carnaval conocí
de la mano de un muchacho
que acurrucaste como a tu nieto.
Tu vitrina de oro y plata cuajá
me deslumbra cada tarde al entrar
son herencia de tu casa
con la que asombras al forastero.
Y no, no vale cuando no estés lamentarse, no
sin tardes de coplas, risas y buen humor
se apaga su corazón que está viejo y solo.
Y no, no podía permitirlo, no todavía,
y lucho yo por mi peña del alma mía
llenándola cada tarde
con la ilusión de ser parte
de Nuestra Andalucía.

Patricia Andrés y Jesús María Silva
‘El jardín de la alegría’ – 2017

(Vídeo subido por Onda Cádiz Carnaval)

Son las ocho – El ángel de Cádiz

Son las ocho,
suena el despertador,
ya me pueden los nervios.
Miro al techo
me pregunto otra vez
porque siento este miedo.
“Venga hombre, sal ya de la cama
que es tu sepultura
ni los niños,
ni yo ni tus padres
tenemos la culpa.
No seas vago, te coges la ropa,
Te afeitas y te duchas
y aligera que son menos cuarto,
Dios mío, qué lucha”.
Y arrastrando
mi vida y mis pies
me levanto otro día,
me avergüenzo y me escondo llorando
cuando nadie me mira.
Voy bajando la escalera
na más verme se me parte el alma
con lo que yo he sido siempre
y es que voy como un fantasma
me persigno ya en la puerta,
respiro hondo
y salgo de casa.
Diez años de aquel día,
parece que lo viera,
parad las maquinarias
que hay asamblea
que esto se cierra,
que esto se cierra.
Diez años arrastrando
mi libertad perdía
que con cincuenta años
y sin estudios
ya no hay salida,
ya no hay salida.
Diez años y un encierro,
diez años que he perdió
vagando por las calles
como alma en pena
sin un destino.
Llego a mi casa y de nuevo
dejo en la mesa el almuerzo
y a mis hijos ni los beso
¿Qué es lo que te hice, dios mío,
pa merecer esto?
El día que cerraste las puertas de Delphi
debiste de abrirme las puertas del cielo.

Constantino Tovar Verdejo
‘El ángel de Cádiz’ – 2017

Perdóname Cádiz mío – Ley de vida

Con permiso de todas las que cantaron anoche, este pasodoble y el momento que se vivió con él y tras es digno de resaltar, no es la copla del día, es la copla del año: la despedida de don Antonio Martín García.

Perdóname Cadiz mío
pero esta es la última noche,
ya lo tengo decidío
no me hagas ningún reproche.
Aquí termina la historia
del niño de San Vicente,
del canastillo de gloria,
Placita de la Cruz verde,
del tanguillo gaditanos,
del cargador gaditano,
del parlamento del Gavilán,
del barrio la Viña,
de los compases chirigoteros,
de la Rosarillo de la Carmela
y de los te quiero,
de la vida entera en una guitarra,
de la rosa que le partiera el alma,
de los besos robados a ese poeta,
de las coplas al tres por cuatro,
del pregón de la Caleta,
de aquel niño que
hace medio siglo ya
aquí te empezó a querer.
El que te cantó
con el corazón gaditaneando
a decirte adiós
con el corazón te dice llorando
déjame que vuelva
junto a mis hijos y con mi mujer.
No hagas más difícil
Cádiz del alma esta despedía
yo te juro que te he entregado todo lo que tenía
y aunque ya me vaya de noche y día
si tú me llamas te rondaré,
igual que el Levante por tus esquinas
ay tierra mía, ay tierra mía, ay tierra mía.

Antonio Martín García
‘Ley de vida’ – 2017

Mamá, no te vayas a enfadar – Las batallitas del rey Sebastián

Mamá, no te vayas a enfadar
con lo que te vi a contar
que tú sabes que te quiero
y entiendo que vengas aquí,
saques los dientes por mí
y por to mis compañeros.
Pero si en algún momento caes presa
de la rabia y de la euforia al animarme
no puedes tener tú más protagonismo
que los que estamos aquí para cantarte
porque si algo pueden provocar tus gritos
es una guerra y perjudicarme.
Por favor,
se lo pido a los presentes por favor
que sabemos lo que tira esta afición
qué es lo que mueve esta pasión
pero no es un circo romano.
Animar, si lo que quieres es animar
lo principal es escuchar
y el ruido salga de tus manos.
Mamá, ya apoya a las demás agrupaciones
que tengo a muchos compañeros por ahí
que todos hemos pasao
las mismas penas para estar aquí arriba.
Y al que le toque ser el primero
el “campeones”
cántaselo con fuerza y en la escalerilla.

Roberto Fabio Gómez, Juan Pérez y Raúl María Cabrera
‘Las batallitas del rey Sebastián’ – 2017

Hace frío – Tres mil años

Seguimos sin querer repetir agrupaciones de las que hayamos puesto una letra en preliminares así que vamos a resaltar una letra de la comparsa ‘Tres mil años’ mandando desde aquí a Pepe Martínez una pronta recuperación.

Hace frío
cuando la tarde ya ha perdido sus colores
y la luz de Cádiz
se ocultó por los rincones.
La muchadumbre ha dado paso a los silencios
y la ciudad se ha despedido
de otro día de esos muchos
que sumara sus milenios.
Hace frío
cuando por dentro se han cerrado los hogares
aunque la vida bajo algunos soportales
y entre cartones se cobijan indigentes
que malviven por las calles.
Y cuando uno muere
yo no culpo a los del ayuntamiento,
tampoco es de Susana y de la Junta,
ni lo alejo hasta Madrid y a su gobierno.
Solo me acuerdo de un refrán que es el más sabio:
entre todos lo mataron
y él solo y sin hogar se fue muriendo.
Que las noches de Cádiz
son auténticos calvarios
para los que entre basuras
solo cuentan con la ayuda
de unos cuantos, de unos cuantos voluntarios
que calor en la noche
les acerca un puchero
y con esas manos santas,
una ropa y una manta
hacen más que los gobiernos.
En las noches gaditanas
como bajados del cielo
angelitos de la guarda
van volando a ras de suelo,
esos pocos voluntarios
van poniendo su remiendo
y mientras en su casa los que mandan
sin cargos, sin cargos de conciencia están durmiendo.

Antonio Rivas y José Martínez
‘Tres mil años’ – 2017

Detrás de la vieja – Los peregrinos

Detrás de la vieja
a la que quiero tanto
yo tuve también
otra madre primera,
la misma mujer
con el vientre más ancho,
el pelo más blanco,
la arruga más bella.
Detrás de la vieja
y delante del niño
oía la eterna canción
de otra generación
más sencilla y humana,
el pan presidía el mantel
con olor a mujer
con corona de trigo,
el horno tostaba el amor
y llegaba el calor
a los pies de la cama.
La mujer, la última mujer
y la primera del último siglo
con el que se fue,
una tarde vecida,
como la marea,
dejando encendida
la luz de la vida
que siempre camina
delante del pie
y el corazón infinito
que llevo conmigo
colgando a la espalda
como un ángel de la guarda
que no me deja caer.
Una madre es la que te pare
y en su pecho te amamanta,
la que aleja de ti los males
y los demonios espanta,
la que te lava las heridas,
la que vigila tu alcoba,
la que te devuelve la vida
cuando alguien te la roba.
Pero también fue tu madre
la que, a la luz de la luna,
con su ternura implacable,
meció tu cuerpo y tu cuna,
y aunque con tu juventud
el mundo se le hizo tarde
nunca pudo abandonarte
ni la abandonaste tú
porque madre fue también
la que te guardó el secreto
del primer cigarro aquel
y de aquel amor primero.
Que madre hay más de una
y no es la madre de Dios,
que contando a mi abuela ya tengo dos
y las dos me dan siempre el mismo consuelo.
Que contando a mi abuela
tengo una madre en la tierra
y la otra en el cielo.

Juan Carlos Aragón
‘Los peregrinos – 2017

En esta cárcel – La azotea

La letra del día también estará en los cuartos, claro está. Intentaremos, en la medida de lo posible que sean agrupaciones distintas a las que ya tuvieron su letra aquí en preliminar. Hoy toca este precioso pasodoble de ‘La azotea’, la comparsa de los Carapapa.

En esta cárcel llevo veinte años como prisionera
y estoy contenta porque hoy se termina por fin mi condena,
en esta cárcel tuve mi calvario y cumplí mi pena
donde los días son interminables y las noches eternas.
En esta cárcel sin querer se está en boca de la gente,
es una cárcel donde solo hay sitio para las valientes,
día tras día he llorao mi culpa aun siendo inocente.
Maldita cárcel pa algunas mujeres,
mira que no tiene cerrojos ni rejas,
no tiene muros ni suelo, ni techo
pero igual te encierra.
Te va marchando, te va comiendo,
te va mermando y consumiendo
pero te va minando y destruyendo.
Hoy se termina esta pesadilla y empieza otra vida,
voy a enterrar para siempre a este hombre,
cambiarme de nombre y llamarme María.
Lo que he sentío y lo que he sufrío
no lo sabe nadie
y me ha entendío, y me ha entendío
solo mi madre.
En esta sala dentro de unas horas
cuando me despierte
ya no tendré cadenas
que amarren las alas de mi libertad,
no seré la mujer que sufre y que se esconde
en este horrible cuerpo de hombre
que fue mi cárcel, que fue mi cárcel, que fue mi cárcel.
Hoy nace una mujer
aunque ha llegado al mundo veinte años tarde.

Francisco Javier y David Márquez Mateo
‘La azotea’ – 2017

Amiga mía – Cádiz

La letra del día es, para mí, una de las mejores que se han cantado en el Falla hasta ahora. Pertenece a la comparsa ‘Cádiz’, disfrútenla.

Amiga mía,
ahora que en el Falla ya no habrá
un palquito para ti,
ahora que no hay banda que lucir,
ahora que te bajan del altar
yo, que tanto y tanto critiqué,
ahora vengo en son de paz
y te abro las puertas del Falla
si es que así lo quieres
pero la que tú no conoces,
la puerta de atrás,
pa que conmigo tú representes
a las mujeres de este carnaval.
Súbete en estas tablas
muertecita de nervios
y que sea tu corona
tan solamente toda esa gente
dándote vida en el gallinero.
Paga de tu bolsillo
tipo, puesta en escena,
deja tu vida aparcá
cuando te toque ensayar
pa estar aquí la primera.
No bailes el agua
a quien tenga el poder
cántale a Podemos,
al PSOE o al PP,
demuéstranos de una vez
que eres más que un florero.
Amiga, déjate el alma con tu corazón
y cuando aquí llegue febrero
sube a estas tablas
como lo hago yo
y quiere a Cai
y quiere a esta fiesta
como yo la quiero.

Rafael Pastrana Lorenzo
‘Cádiz’ – 2017