Espérame – La reina de la noche

Bueno, y aunque ya hayan pasado unos días de la final, quiero destacar de la sesión del pasado viernes una copla como hemos estado haciendo cada día. Nos quedamos con esta preciosa letra del coro de los estudiantes.

Espérame en el sitio que me esperabas
los domingos de piñata
por la calle libertad.
Espérame en esa parte del mercado
donde se entierran los tangos
hasta un nuevo carnaval.
Espérame pa cantarlos a porfía
mientras estiramos lo que queda de día
para desafiarnos en la misma guerra
de tos los años,
que nadie gana
y en la que siempre salgo llorando.
Espérame en el sitio
que tantos y tantos domingos nos ha visto
y ahí estaré
para cantar contigo
hasta quedarme ronco
hasta que no nos dé el tono
para que nos cambiemos
el gorro de los tipos,
para santificarnos primero en agua
y después en vino,
para guardar silencio
mientras resuena una última vez
el tango más estudiante
y nos hierva la sangre
y el corazón se vuelva a encoger.
Espérame en el sitio que te he dicho
que seguro que este año me sobra el domingo
después de once años me falta
mi hermano chico,
mi hermano chico,
mi hermano chico.

Antonio Bayón, Rubén Cao y José Antonio Valdivia
‘La reina de la noche’ – 2017

Ni se te ocurra – Monopoly

Un año más el coro de los estudiantes vuelve a estar en cuartos de final, se asientan en esta fase siendo este su tercer año consecutivo en la misma. Os dejamos con un tango sobre los malos tratos.

-Ni se te ocurra salir a la calle
con esa ropa que lo va enseñando to
¿por qué te pones tanto maquillaje?
no consiento que mires
a ningún hombre que no sea yo.
-Es el vestido
que él a mí me ha regalao
pero hay que reconocer
que quizás tenga razón
no me hace gracia tenerme que cambiar
pero bueno, qué más da
si así se siente mejor.
-Déjame el móvil que lo quiero mirar
quiero ver a quién le escribes,
quién te acaba de llamar.
-Alguna vez se pone nervioso
lo que me dice me duele
y yo no se lo echo en cuenta
porque en el fondo sé que me quiere.
-No me gusta nada el tono
con el que me estás hablando
tú dime de dónde vienes
y por qué has tardado tanto.
-No me para de gritar
pero no lo hace a maldad
aunque a veces, de vez en cuando
va y se le escapa una cachetá.
Y así miles de cobardes
muestran su hombría
mientras se esconden
entre los miedos
y los silencios de una mujer.
No entiendo de explicaciones
ni sé de excusas
que justifique al hijo de puta
que pone la mano encima
que le pega a su pareja
que está abusando
y matando en vida
a su compañera, a su compañera.

Antonio Bayón, José Antonio Valdivia y Rubén Cao
‘Monopoly’ – 2016