Cuarteta del Nazareno – La cárcel vieja

Y siguiendo con esas coplas carnavalescas a la Semana Santa vamos a irnos a una cuarteta de popurrí, en este caso de la comparsa que consiguió el primer premio en 2004, la de Joaquín Quiñones, “La cárcel vieja”

Suenan campanas
en el convento de Santa maría
y una saeta se va clavando
en el alma mía.
Lágrimas vivas
bajan la Cuesta de Jabonería.
Y allí va, el greñúo allí va
con su mare detrás
también va la mía, con sus cadenas
rezando solo por mi condena
por mi condena.
y allí va, pidiendo en su rezar
que la libertad a mi me la conceda
y muy prontito vuelva con ella.
luego vuelve por Sopranis,
sube la calle Botica
dicen que no tiene dueño
y entre palmas a las claras del día
delante mi reja, lo están meciendo.
Suenan campanas
en el convento de Santa María.

***
Joaquín Quiñones, José Antonio Cheza y Manuel Sánchez
“La cárcel vieja” 2004

En Diciembre se cumplió – Los pavos reales, una especie en extinción

http://youtu.be/exkHmPzHNps

En diciembre se cumplió
de nuestra Constitución
25 años de historia,
y aunque tal celebración
es una satisfacción,
no hay motivo ni razón para tanta euforia.
En un artículo promulga que el Estado
nos da el derecho y el deber de trabajar,
pero el derecho lo tienen los empresarios
con el mínimo salario
que pagan por explotar.
El derecho a una vivienda
nos da la Constitución
y aquí estamos mendigando
un piso de protección.
La sanidad es un derecho de cualquiera
y no a morirse en listas de espera.
Felicidades por esas bodas de plata
que es una satisfacción
tener una Constitución
para comérnosla con papas.

* * *
Francisco Javier y David Márquez Mateos y Jose Manuel Martinez Sierra
Los Pavos Reales, una especie en extinción, 2004

Los licenciados

Por petición de nuestro amigo “bicho” os ponemos la presentación cantada en preliminares de 2004 por esta comparsa barbateña escrita por José Manuel Cardoso y Antonio Reyes Alba. Con lo que escribieron en carnavaldecadiz.com poco más tengo que decir de ellos:

Poca gente tiene el privilegio de estar licenciado como un gaditano…” Buena presentación la de esa comparsa barbateña; rectifico: muy buena presentación. Tiene el clasicismo de antaño pero la fuerza de ahora, una mezcla explosiva, visto lo visto sobre las tablas del Falla. Muy buena letra, muy buena música (increíble la colombiana) y muy buenas voces.

Si usted levanta una piedra
de nuestra universidad,
levanta un libro de historia
de la biblioteca que tiene enterrá.
Tiene balcones plateados
que dan de cara a la mar
que son como unas vitrinas,
llenitas de cartas marinas,
escritas en mi facultad.
Y cuando suenan campanas
no son las llamadas para ir a rezar,
son las lecciones de Falla
sentado al piano de la Catedral.
Imparten Ciencias Políticas, aunque no lo crea,
el alcalde Salvochea junto a Emilio Castelar.
Existen asignaturas
en la licenciatura
pa ser gaditanos,
que no hace falta estudiarlas
porque desde adentro
tienen que brotar.
Incluso en literatura nos tienen que preparar
unos grandes profesores:
Alberti, Quiñones, Cadalso y Pemán.
Y de historia americana
tiene Cádiz un libro abierto,
influencia del comercio
que de Cádiz hasta la Habana,
que de Cádiz hasta la Habana
mil barquillos van a puerto.
Y aunque parezca fácil la forma
de llegar a ser universitario
poca gente tiene el privilegio
de estar licenciado como un gaditano,
poca gente tiene el privilegio
de estar licenciado como un gaditano.
Ay, que me digan que si.
Ay, no me digas que no
que aún sabiendo que vengo de afuera
más gaditano me siento yo,
por tu culpa culpita yo tengo
loco loquito mi corazón.

Presentacion ‘Los regaera’

Presentación de la comparsa “Los regaera” con letra y música de José Luís Bustelo, segundo premio del carnaval 2004.

Una vez soñé contigo,
Tacita de mis amores,
se volvieron tus ladrillos
como ramito de flores
y yo medio jardinero
llevaba en mi regadera
aguitas con mil te quieros
pa ti por si no lloviera,
pa ti por si no lloviera.
Un loquito jardinero
que se muere y canta
por la tierra de su vía,
siempre mirando pal cielo,
por si algo te falta,
maldita sequía.
Todo Cádiz mi jardín,
todo Cádiz de color,
hasta que yo me volviera
loco loquito por ti,
loco loquito del to
y como una regaera.
Yo regaré tus murallas bonitas,
yo regaré tus playitas y arena,
y yo te riego Tacita de agüita bendita
que apague tus penas.
Y así cantando te riegan
los locos que llevan
a Cai en sus venas.
Una vez soñé contigo,
(como sueña un jardinero)
Tacita de mis amores,
(que te quiere que te canta)
se volvieron tus ladrillos,
(que se muere por la tierra de su vida)
como ramitos de flores,
(loco de amor, loco de amor,
una vez soñé contigo).
Una vez soñé contigo,
Tacita de mis amores,
se volvieron tus ladrillos,
como ramitos de flores,
de flores, de flores.

Si una cruz – 1800, Los Inmortales

Si una cruz no aguanto yo,
es porque en ella fue clavado,
el único que en nombre de Dios,
se enfrentara al Estado.
Y cual si fuera un ladrón,
mataron a ese Nazareno,
entre el malo y el bueno,
porque se parecía a los dos.
Y los que resucitaron,
fueron cien mil gobernantes,
que transformaron las cruces del monte calvario
en su cruz de diamantes,
como una espada gigante,
por las que río de sangre del pueblo brotaron.
Por eso cuando la miro.
el corazón se me esconde,
no porque soy un vampiro,
sino porque he sio’ un hombre.
Y he visto tanta miseria,
y tan poquita virtud,
que renegué de su vera,
por los siglos de los siglos
donde estuviera esa cruz.
La cruz que todos llevamos,
como infierno y pesadilla,
y un hincar de rodillas,
hasta el día en que muramos.
Por eso si muero un día
que rompan la mía contra el Vaticano.

Juan Carlos Aragón Becerra
“1800 Los Inmortales” 2004
_______

(Vídeo subido por Guashilandia)

Loquito por verte a mi vera – Los valientes

Loquito por verte a mi vera
cariñito mío
mirando pal cielo suspiro
que tengo una novia
señoras y señores
que quita el sentío.
Coqueta y elegante
que no hay quien pase
por su verita sin piropearle
con tanto y tanto arte
que está bonita
hasta cuando la despeina el levante.
Y me enamorao, me enamorao, yo me enamorao
de una gitanilla bendición del cielo
que fue novia de un poeta marinero.
La viva imagen de su madre Rosarillo
y el pelo negro de su padre el Nazareno.
Celos yo tengo celos
que me envenenan cuando gritan a los vientos
que eres la novia del mar
tengo una novia señores
que tan sólo con mirarla
va robando corazones.

Juan Manuel Braza Benítez
“Los Valientes” 2004

_____

 

Los ojos de las personas – Big band

Durante la guerra de Iraq murió un cámara de Telecinco, se llamaba José Couso. Este hecho conmocionó a toda la sociedad española y el Carnaval de Cádiz no podía hacer más que cantar a lo sucedido. El coro de los niños, llevando por bandera el periodismo cantado, cantó este tango:

Los ojos de las personas
son el reflejo dicen de alma
los ojos de las personas
te van hablando con la mirada
como los de una morena
que te enamora cuando te guiña
o aquellos de algún chiquillo
que con asombro mira en la vida
también existen los ojos
que nunca han visto la luz del día
y exiten los ojos tristes
que te acompaña en tu soledad
y esos ojos tan alegres de una novia
que con lágrimas nerviosas
van brillando hacia el altar.
Pero también existen aquellos ojos
para que sus miradas las vieran otros
esos ojos de un periodista
que sus ojos son nuestra vista
y que te van llevando hasta nuestras casas
la imagen viva de alguna historia
por muy lejana que pueda estar.
Con tu cámara en el hombro
nuestros ojos fuiste siempre
fuiste los ojos de España
en aquel sitio de miedo y muerte
esos ojos tan valientes
que miraban a un futuro
y que los cegó el presente.
Unos ojos que al brillar
con su alma fue a cerrar
por la mierda de una guerra tan rastrera
ojos de la libertad
que nunca se olvidarán
José Couso que tus ojos Dios los quiera.

Fernando Migueles Santander
“Big Band” 2004
______

(Vídeo subido por Guashilandia)

Maldita la hora – Los regaera

Un pasodoble de la comparsa que fue 2º premio en 2004, la penúltima comparsa de José Luis Bustelo, “Los Regaera”, dirigida por José Luis Mejías, conocido carnavalero gaditano que se llevara muchos años junto con Antonio Martín y lleva algunos años con Joaquín Quiñones. Un gran grupo, con parte de las últimas comparsas de Martínez Ares y algunos de Tino Tovar.

Maldita la hora que yo te he querío
que yo te he querío y que tú me has pegao
aquí reviviendo que fuimos dos críos
que acabaron siendo mujer y marío
y en el tiempo que ha corrío
hay que ver cuanto has cambiao.
Cogiste la flor que yo puse en tus manos
desde niño la cuidaste, de cariño la regaste
con los besos de tu amor
pero a los años cambiaste y en los golpes de tu fragua
la dejaste sin el agua que merece cualquier flor.
Y aquel amor me lo cambiaste dime donde
por el insulto, por el golpe y moretón
y con tu puño te escondiste de los hombres
tal y como corresponde a un cobarde,
a un cobarde y maricón.
Y le pegaste a tu mujer de tu jardín la flor más bella
y en su carita la triste huella de tu corazón.
Aquellos niños de novios fueron mujer y marío
con lo que yo te he querío y me has conducido al odio.
Tú ya tienes tu castigo sin los tuyos a tu lado
por lo mal que me has tratado todo el mundo te maldijo
y no es que yo no te quieran no te quieren ni…
no te quieren ni tus hijos.

José Luis Bustelo
“Los Regaera” 2004
______

(Vídeo subido por Elmangla de Cádiz)

Popurrí de ‘1800, los Inmortales’

Pues pondremos popurrí de “1800, Los Inmortales”, que hace tiempo que no poníamos algún popurrí, pues este:

El que sale del alma
es el único fuego que no me quema.
La que sale de Cádiz
es la única claridad que me resucita.
Y la del Nazareno
es la única cruz que no me envenena,
y la única plata que llevo conmigo
es porque es la plata de la Tacita.
Y el fuego pá los demonios,
la claridad pá el que mande,
Las cruces pá San Antonio
y la plata pá quien te quiera,
y a ti chupa la sangre.

La sangre que aquí me han dado,
ha sido sangre del pueblo,
única sangre que bebo,
por eso he resucitado
y porque inmortalizado,
hago inmortal a mi pueblo.
Y mientras que la derrames,
no querré más otro vino.
Y beberé del prohibido,
aunque me muera de hambre,
Por eso bebo tu sangre
y me emborracho contigo.
No quiero ver a mi pueblo desangrado,
por los colmillos de los envenenados,
porque mi pueblo no tiene sangre azul,
que es de sangre roja de vida y juventud.
Y como no quiero verlo desangrado
por eso tiro en el cuello los bocados.
y lo que hagan conmigo me da igual,
porque la sangre del pueblo es inmortal.

Resistiré las tentaciones
delante de los fanfarrones.
Porque a mi no me da la gana
que nos gobiernen por cañones,
que los tirabuzones son de las gaditanas.
Resistiré Constituciones
que esconden crímenes de Estado,
Y amparan líderes ladrones, en los sillones del Senado.
que es donde están sentados los nuevos fanfarrones.
Por eso puesto a resistir, resistiré que sus palabras,
Me entre por los dos oídos y por ninguno me salga,
Por eso puesto a resistir, resistiré que sus palabras.
me entre por los dos oídos y por ninguno me salga.
Resistiré las tentaciones.

Recuerdo que no quedaba dos lunas para primavera,
Cuando la vi que bajaba con su morada bandera,
Y que se oía su padre cantando desde la torre:
No se te olvide una calle en la que pongas tu nombre.
Recuerdo que le decía con su morada bandera:
Si yo tuviera una reina sería Lolita la Piconera.
Y si Lolita no fuera, que fuera reina su hermana,
que es la más republicana por eso le llama Pepa.
Que con Lolita y la Pepa, que con la Pepa y la Lolita,
no harían falta las Puertas de Tierra en la Tacita.

Para ser inmortal no hace falta ser un hombre histórico,
que llevar una vida adelante oficio de héroe.
Más allá que siempre la ética bajo su músculo,
me permita dormir cada noche escuchando su música.
Aun sabiendo que antes del día le espera la fábrica,
y que nunca será bautizado como Jesucristo,
que tendrá una única sabana
y cien mil carnavales distintos,
Aún sabiendo que antes del sábado ni los periódicos,
venderán una foto de archivo con su pie de página,
Otra vez han quemado los puentes,
otra vez han quemado al obrero,
pero no han apagado a la gente,
la más valiente la de Astilleros,
Mi palabra de carnavalero, mi comparsa no te olvida
y cuando llegue febrero tirará por La Bahía.
Otra vez han quemado los puentes,
otra vez han quemado al obrero,
pero no han apagado a la gente,
la más valiente la de Astilleros,
Mi palabra de carnavalero mi comparsa no te olvida,
Aún sabiendo que antes del día le espera la fábrica.

Ya te dije que la claridad,
la única que no me quema,
es la del mar, la libertad, la gaditana.
Ni mata si es de plata la Tacita,
la que me crucifica en tu ventana.
La que por más galana, más bonita.
la del mar, la claridad, la que me grita,
la vida que resucita junto a ti cada mañana.
Te dije que la plata en tu ventana,
la del mar, la claridad de la Tacita,
es la que resucita mi bonita gaditana.
Y si del alma tuya sale el fuego,
recordarás que a mi el fuego,
el único que no me quema,
de tu alma que locura la candela,
aunque me crucifique de veneno.
Como es de tu ventana por lo menos,
Y aunque al mar le falte el agua no me quema,
igual que no me envenena la cruz del Nazareno.
igual que no me envenenará la cruz de Carnavales.
Desenterrando los puñales de las arenas salías
Y con su sangre escribía:
“Los inmortales, los inmortales, los inmortales”

Juan Carlos Aragón
‘1800, los Inmortales’ – 2004

Letra y vídeo de carnacadiz.