Primeros premios de 2000

En el carnaval de 2000 los premios fueron los siguientes:

Coros

1. Los desoterraos (Fali Pastrana y Quico Zamora)
2. La tregua (Julio Pardo y Antonio Rivas)
3. Calle nueva (Antonio Miranda y Juan Antonio Lamas)
4. La frontera (Pepe Marchena y Nandi Migueles)
1º Accésit. El tren botijo (Coro de la Viña, Paco Cárdenas, Ramón Peñalver y el Noli)

Chirigotas

1. Los de Capuchino (Manolo Santander)
2. Los rockeros de La Puebla (Yuyu y Toté)
3. Los enterraores del siglo XX (Paco Cárdenas, Ramón Peñalver y el Noli)
4. Flamenkito Apaleao (Juan Carlos Aragón)
1º Accésit. Los tontunos (Chirigota del Lobe y Javi Osuna)
2º Accésit. Los porculines (Selu)

Comparsas

1. Los del año catapum (Tino Tovar)
2. El tronío de Cai (Los gitanos de El Puerto, Pepe Mata y Ramón de los Ríos)
3. A sotavento (Manuel Pecci Piniella y José Antonio Romero Lobón)
4. Marinero en tierra (Los majaras, Luis Galán y Vicente Ezquerdo)

Cuartetos

1. Doble o nada (Vera Luque)

Tu música me suena: Los rockeros de La Puebla en concierto

Hoy vamos a viajar hasta el año 2000 cuando el Yuyu, tras un pequeño bache con ‘Los rebañadores de ollas de menudo’ cambia parte del grupo y toma la música de Francisco José Fernández Díaz (Toté) para su chirigota. Cambiaron las formas pero no el espíritu de humor que siempre acompañó a sus chirigotas.
Los rockeros de La Puebla en concierto‘ fue una chirigota que conectó desde el primer momento con el público y que estuvo peleando por un primer premio que finalmente se llevaría Manolito Santander con ‘Los de Capuchino’. El Yuyu se vistió recordando al grupo KISS en su maquillaje y vestimentas de cuero. En su repertorio destaca el uso de algunas músicas con espíritu rockero como el “We are the champions” de Queen que la chirigota transformó en “Llégate al Champion”.
Hoy nos vamos a quedar con la presentación donde escogieron un tema que se encuentra en el disco de Sabina Física y química de 1992. La canción es “La del pirata cojo” con autoría de Joaquín Sabina, Antonio García de Diego y Pancho Varona. Esta canción comparte álbum con temas como “Y nos dieron las diez”, “La canción de las noches perdidas” o “Pastillas para no soñar”, clásicos del cantautor Ubetense. Escuchen el tema “La del pirata cojo”.

(Vídeo subido por SABI TEK)

Pues bien, el Yuyu transformó esta canción y la vida que prefería no era la del pirata cojo, sino la del chirigotero y explica por qué razón la prefieren. No se pierdan esta presentación repleta de mensaje y crítica hacia algunos personajes del carnaval.

Yo soy un rockero
enrollado y puntero,
de esos que le pegan al Heavy Metal.
He escogido esta vida
porque a mí me gusta
mucho más que cantar a la Caleta.
Pero en Carnaval
he podido observar
otras vidas que a mí no me van.
Tú tranquilo que por ti no va.
Me refiero a otro tipo de ambiente,
a otra clase de gente
y, aunque no daré nombres,
no quisiera ponerme en la piel
de todos los hombres
que nunca seré:
satirón en la Carpa,
derrotista en la barra,
reventa en la final,
locutor justiciero,
patoso en Gallinero,
erizo en la Erizá,
periodista enterado,
gran autor endiosado,
cajonazo protestón,
bambalina sin radio,
ni jurado diario,
butaca del Pepón,
cronista sin respeto,
“Regálame un libreto”
experto en Carnaval,
antifaces con pompa
“Ya puestos, dame el compac”
“Ahora voy pa allá”,
colado en el Teatro,
“yo sólo tres por cuatro”,
autor por un carné,
pasacalle de Eutimio,
taxista de ‘Los Simios’,
poeta por parné.
Pero si me dan a elegir
entre todas las vidas yo quiero
la del chirigotero
con arte y con guasa,
con pito de caña,
cantando en la Plaza,
el nota que en el Carnaval
te canta solo porque le apetece
tres pasodobles y un par de cupleses,
la del chirigotero con garganta ronca,
que pasa de rollos, que pasa de broncas,
el nota que en el Carnaval
cuando no hay premio nunca se disgusta
y flipa un mazo si lo suyo gusta.
Esa es la vida que quiero,
la del chirigotero.

(Vídeo subido por Elmangla de Cádiz)

Cuando este año vinieron – Los mandangas danzers

En un día como hoy recordamos este gran pasodoble:

Cuando este año vinieron los tres reyes magos
dejaron en mi choza una cinta de cassette
yo me puse a escucharla en mi viejo aparato
y sus sones trajeron recuerdos de mi niñez.
Hablaban sus canciones de un tal don Pepito
y de un circo que estaba dando siempre su función
y escuchando aquella cinta
me enteré que Susanita
todavía sigue teniendo su ratón
y que Ramón el futbolista
sigue chutando fuerte para ser un campeón.
No puedo na más que pensar
que solamente soy un niño que ha crecío
y aunque tengo ya más edad
cuando escucho esas canciones
me siento como un chiquillo.
La pena es que el niño de hoy
está creciendo escuchando los Backstreet boys
o si no las Spice Girl
y canciones en inglés
con mensajes que pa un niño no son buenos.
Yo prefiero en su inocencia
la gallina turuleca
que verlo crecer, que verlo crecer antes de tiempo.

Jaime Fernández de la Puente, Juan Manuel Pérez y José Manuel Prada
“Los Mandangas danzers” 2000
_______

El niño de Manolo – Los del año catapúm

A petición de Contrafuria, aquí les dejamos con este magnífico pasodoble:

El niño de Manolo
siempre anda cantiñando
las cosas de su padre
y algo que se le ha quedado.
Con su sonrisa inmensa
se sube a los tablaos
y allí demuestra el arte
que en su casa ha mamao.
Siempre a la verita de papá
que es el que le enseña carnaval
pues es aprendiz de gaditano,
que si en el colegió se formó con bellos libros
a él también le han enseñado
con la caja y con el pito.
Manuel, déjame que le diga hoy a tu chiquillo
que no puede cambiar,
que siga siendo siempre el mismo,
que quiera el carnaval
como lo quiere ahora de niño,
que algún día vaya a la universidad,
que le guste ir a estudiar,
que sea lo mejor posible.
Pero la tradición que le enseñó
su papá que no la olvide,
que es la cultura,
que es la cultura del pueblo
aunque sea humilde.

* * *
Constantino Tovar Verdejo
Los del año catapum, 2000

Cuando el amor / Mi primo Jorgue – Flamenkito apaleao

Hace un tiempo nos pidieron en el cuadro de mensajes el estribillo de esta chirigota, y de regalo les dejamos un par de cuplés. Disfruten.

«Cuando el amor es verdadero no debe resultar extraño
que una mujer se case con un hombre de noventa años
porque ese es el amor sincero y todo lo demás es cuento»,
decía la mujer de Alberti cuando abrió su testamento.
Yo me casé con una tía
que dice que se enamoró de mí por las cositas que escribía,
ques quiere poesía que de mí nos quiere moni mucho moni.
Por eso el testamiento mío dice «a mi querida Mari Loli
como le gusta lo que yo escribo le dejo el boli».

Mi primo Jorgue está parao por los poblemas que ha tenío
su efe lo explotaba tanto que ha pegado un explotío.
Pero es el típico parao que aunque lo haigan despedío
pa hacer un mandao, pa un chapú, pa lo que sea ahí está el tío,
que hace falta ahí está el tío,
un cable, una manita, cómo dónde qué de qué, ahí está el tío,
un esto, un lo otro, un vamonos, quién dijo miedo, ahí está el tío.
Y si lo despidieron del trabajo fue también porque es un tío,
porque es un tío que está en la peña to el día metío.

Estribillo:
Que anda, y ole, mira, toma, primito,
que ni esto es flamenquito ni esto es ná,
tran tran trán,
que esto es, ¡gloria!, carnaval,
que esto es carna, ¡eh!, ah.

* * *
Juan Carlos Aragón Becerra
Flamenkito apaleao, 2000

Presentación – Flamenkito apaleao

Martita nos pedía varias partes del repertorio de esta chirigota, y aquí les dejamos con la primera, la presentación.

 

Yo tengo una duquela,
duquela mía,
duquela mía.
Se me secaban to los huevos
por la noche y por el día
y es que el flamenquito que yo hago,
prima mía,
es un mojón de categoría.
Apaleao,
los gaditanos están apaleaos
pero felices,
que hay que ser pringao.
¡Primo!
Eso, y primo.
Pringao y primo,
primo y pringao,
los gaditanos más felices
cuanto más apaleaos.
El Mentidero, ¡presente!
la Barriada, ¡presente!
Loreto, ¡presente!
Puntales, ¡presente!
Cerro Moro. Cerro Moro.
¿Qué de qué?
Bahía Blanca, para servir a Dios y a usted.
La Laguna, también.
La Viña,
Santa María. Lerelereile lereilelé.
Cádiz está muy bonito,
que muy limpito,
que mu arreglao,
con luces por to la playa,
y con el desoterrao.
Porque la alcalda que es una tía mu soterrona,
ha puesto Cádiz como la selva del Amazonas,
primo, del Amazonas,
que desoterrona.
Con placitas de jardinas,
y arbolitos que hay plantaos,
pa que se fumen bien los porros
nuestros veinte mil paraos.
Pero qué importan los paraos,
¡lo que importa es que haiga árbol
y macetas por tos laos!
Así que politiquillo ten cuidao,
que cuando vayas a venir
porque de aquí puedes salir,
si, si, si,
¡mira!, ¡apaleao!
Mira que éstos flamenquitos son demasiao,
¡apaleao!,
Mira que éstos flamenquitos son demasiao,
¡apaleao!,
Mira que éstos flamenquitos son demasiao,
¡apaleao!
Lere lerele rele, lerelelé.

* * *
Juan Carlos Aragón Becerra
Flamenkito apaleao, 2000

Letra con modificaciones de Gran Teatro Falla

No tendrán los comparsistas

No tendrán los comparsistas
tanta fama de carotas
pero, niña, es de recibo
que lo mas inofensivos
salen en las chirigotas.
Ay, chiquilla, ni te pienses
que aquí estamos medio locos
que el disfraz nos lo ponemos
porque así nos atrevemos
a rondarte con piropos.
Si estoy cerquita que no recelen esos ojitos,
las cosquillitas yo te las hago con papelillos
y te seduzco con cuplecitos chirigoteros
y un estribillo pa repetirte cuanto te quiero.
Si traigo el tipo pa que me entierres entre tus brazos.
Y anhelando tus abrazos paso mi preseleccion,
mientras lanzo serpentinas pa enrollarte del tirón
pues solo busco tener mi premio, ser finalista de tu corazón.

Paco Cárdenas y Ramón Peñalver
“Los Enterraores del siglo XX”
_____

Hunde un cuchillo marinera

Hunde un cuchillo marinera,
hasta el sentío,
pa saber por quien suspira el corazón mío.
Como un pozo ama al patio
y la lluvia a las macetas,
como un viento y otro viento a una veleta.
Como la iglesia a los fusiles
de los cobardes,
como un pobre a un pobre perro
para que le ladre,
como un mar a un vaso de agua
o el grito al abismo,
como el cielo a las desgracias,
como un cura al catecismo.
Como la brisa de agosto a las persianas,
como un manto de calichas a los pasillos,
como pueden los fulanos a las fulanas,
como un nido de secretos a los pestillos.
Como un chivo a la legión,
como Dios a un huracán,
como un preso a una ilusión,
como el ruido a la soledad.
Como un barco al horizonte,
como un loco a su cordura,
como un hombre a otro hombre,
como el norte sólo al norte,
como el torito a la luna.
Como el hambre a los chiquillos,
como un cojo a una mentira,
como el miedo a lo prohíbio,
como el sexo a los gemidos,
como la muerte a la vía.
Como un tonto a un san benito,
como el frío al mes de enero,
como el nudo a la corbata,
como el rey al monedero.
Hunde el cuchillo marinera
a ver si muerto ya te enteras,
nadie habrá que así te quiera,
así como yo te quiero.

Antonio Martínez Ares
“La Milagrosa” 2000
______

La+Milagrosa

Popurrí "Los Clásicos Básicos"

Nos pedían el popurrí de “Los Clásicos Básicos” del año 2000 y aquí está:

Vuelve al Falla la orquesta de cámara,
vuelve al teatro la música clásica,
vuelven violines trombones y flautas,
y vuelve la melodía, vuelve la sinfonía,
vuelve la armonía…
y vuelve la comparsa del Puerto Santa María.
Prestadme atención
que voy a contar pa que sepa la gente
la gira que dimos por los continentes,
escúchame tú,
por los continentes y por el Bahía Sur.
Tocamos en Estados Unidos en la Casa Blanca,
llegamos y llamamos: “Clín-Ton”
y nos abrió Bill: “¿Qué pasa Bill??
¿Qué pasa picha mía?
aquí venimos a tocartre tres o cuatro sinfonías.
Y nos dijo: “Come Here”
y le dejamos la nevera vacía.
Hillary Clinton ni se lo creía
se quedó hecha polvo
pero ¿A quién se le ocurre decirle
“come here” al gordo?
Y allí en Moscú
¡qué frío más grande!, ¡qué barbaridad!
si cada vez que yo iba a mear
la picha temblando se echaba pa trás
y me decía: “no me vaya a toca
con esas manos tan frías”
Y estuvimos en más sitios y si lo quieren saber
uve doble, uve doble y me buscas en Internet
y punto es.

Aún recuerdo los años vividos
en el conservatorio
y aún recuerdo a mí profesor
que se llamaba George
o sea, Gregorio.
Y recuerdo aquella monjita
que siempre estaba sola
era igual que la que anuncia la Play Station
pero sin las dos bolas.
En su clase siempre se formaba
mucho pitorreo
nos juntábamos atrás cuatro o cinco
que con el cachondeo
le pusimos sor-feo.
Y recuerdo en la clase de canto
sentada a mi vera
a mi amiga Ani
que la probre quiso ser soprano
y era tan chiquitita
que se quedó en “Sopranis”.
El viaje de fin de carrera
que era a Suecia
y costaba un dinero
a la hora de poner dinero
como el viaje era a suecia
po yo me hice el sueco.

¿A quién se le ha ocurrío
esa idea tan grata
de poner elecciones
el domingo de piñata?
El día doce de marzo
mira tú que detalle
irte para votar
con un prapachín
con un pasacalle.
Y está mi obsesión
que tengo hasta pesadillas
soñé con las elecciones
catorce noches seguidas.
Porque aunque a tí no te lo parezca
son elecciones carnavalescas,
aunque a tí no te lo parezca
son elecciones carnavalescas.
Y soñé que votaba en el colegio del Corralón
y de presidente en la mesa estaba el Pepón
vestido de pierrot.
Y cuando fui a votar y me metí en la cabina
estaba to llena de papelillos, de botellones,
de serpentina, y una niña meando en la esquina.
Porque aunque a tí no te lo parezca
son elecciones carnavalescas,
aunque a tí no te lo parezca
son elecciones carnavalescas.
Yo me volví loco buscando la hojilla
y la que cojí fue para elegir
al mejor tenor, al mejor segunda y al mejor octavilla.
La gente en la calle yendo pa votar
se le oía cantar:
“Ay que casualidad, ahora tengo que votar
el gobierno no respeta ni que estamos en carnaval.
Ay que casualidad, ahora tengo que votar
el gobierno no respeta ni que estamos en carnava,
trian, trian, trian”

Para entrar en esta orquesta
tuvimos que hacer un examen
contestar a diez preguntas
y después poner el name.
Ay, el examen, ay, el examen
va a comenzar.
“A ver, dos filas
la fila A y la fila B.
Los de la B examen A
y los de la A examen B
¿Se habéis enterao o lo digo otra vez?”
“Dilo, dígalo”
“Fuera la A, fuera la B
fuera la A, fuera la B”
“Bueno da igual,
empezad ya
y si alguno tiene alguna chuletita por ahí
que se deje de rollos
y se acuerde de mí”
Ay, Don Fermín, ay, Don Fermín
la chuletita que te gusta a tí
Ay, Don Pepón, Don Pepón, Don Pepón
que te las pegas de tacón
Ay, Don Pepón, Don Pepón, Don Pepón
que te las pegas de tacón.

Llegó el dos mil
la chirigota un siglo
y al otro sobreviví.
Un siglo,
cien años que han llenado
la historia del carnaval
un siglo
desde la murga que hizo Cañamaque
murga de Paco Alba, de Agustín González.
Pero pa chirigotas las del Carota.
Oe, oa las de Agüillo y de Fletilla
oe, oa Juan Poce y Ricardo Villa
oe, oa y la de Eduardo Delgado
oe, oa Juan Rivero y San Fernando.
La chirigota del Yuyu, de Reyes
Manolo Santander, la de Jaime la Puente
y el Noly armando el taco con Ramón y Paco.
Oe, oa la del Petra y Carapalo
oe, oa Emilio y Paco Rosado
oe, oa la del Sheriff y la del Gómez
oe, oa la del Selu y la del Love.
Oe, oa la del Livi y la del Mario
oe, oa y también la de Juan Carlos.
Un siglo a cumplido ya
ojalá que cumpla muchos siglos más
juntos podemos lograr
que la chirigota cumpla muchos más.

José Manuel Valdés, David y Francisco Javier Márquez
“Los Clásicos Básicos” 2000

Qué pensará este hijo mío – La Milagrosa

Dani nos lo pedía en el cuadro de mensajes y aquí está “Un milagro para un hombre”, pasodoble de “La Milagrosa”:

¿Qué pensará este hijo mío al que amo tanto
cuando agacho la cabeza y me como mi llanto?
el que almuerza, viste y calza y pasea por los dineros
que salen de los bolsillos de sus abuelos.
¿Qué pensará mi compañera, qué desespero?
que por mí lo dejó todo con un sí, sí quiero
ella que sueña que un barco la lleve a La Habana
y no sabe otro camino que ir a casa de su hermana.
Toa la vía trabajando y justo ahora
con cuarenta primaveras estoy parao
sin estudios ni experiencia y sin diploma
echo un mulo y en el fondo un fracasao.
Me retumba el corazón
hoy me voy a entrevistar
tengo miedo de perder,
de mi gente y que pensarán.
Como ayer, como mañana
otra vez voy a intentarlo
la camisa planchaíta
y en la cara una sonrisa
que me lleve hasta el milagro.
Como ayer, como mañana
entraré por esa puerta
miraré a todos los míos
y diré: “no me han cogío”,
ya no me quedan más fuerzas.
Como ayer, como mañana
quemaré todas mis naves
vomitando mi vergüenza
patearé todas las calles
¿Qué habré hecho yo pa este destino
dime Dios, pa este castigo?
con un nombre y apellío
y verme como un Don Nadie.

Antonio Martínez Ares
“La Milagrosa” 2000
______