Presentación – Los templarios

Empieza en Cai una batalla de cantes.
Vencerá quién más profunda su lanza clave.
Las gargantas cortan que matan.
Todos quieren la Taza de Plata.
Y las ballestas silban miles de estribillos,
corre la sangre como corren los papelillos,
van rodando cabezas de pretendientes,
una guerra de años, de siempre.
Y los tangos pelean sobre la orillita de la playa.
Cinco caballeros miran la lucha desde las murallas.
Tras de ella sólo se escuchan llantos,
muchos reinos heridos se van llorando,
cuatro feudos plantan sus banderas
y golpean sus escudos en la arena.
Las espadas se saludan,
los corceles se encabritan,
una flecha cruza el viento,
es la señal que necesitan,
unos dicen que es la muerte,
los demás le participan,
y sólo uno tendrá el premio
de la reina, de la reina,
de la reina más bonita.
Por un solo momento
tres guerreros han rozao la gloria,
derrotaos de rodillas, sin vida,
ya son parte de la historia.
¡Ay!, Tacita, doncellita de los mares,
lo que tú guardas tan sólo Dios lo sabe,
que por un cariñito nos destrozamos
y por tus besos,
¡ay, por tus besos!
nos matamos.

* * *

Antonio Martínez Ares
Los templarios, 1999

Letra con modificaciones de Guitarra de Gades

Peña C.R.C ‘Los pejigueras’

Hoy me he puesto a recordar cuartetos del Batidora y he encontrado este video de uno de los mejores en los que ha salido (a mi parecer) fue primer premio en 1999 y se llamó ‘Peña cultural recreativa carnavalesca Los Pejigueras’. Un genial cuarteto con una crítica hecha con el humor fino de Cádiz. El Vera servía de autor a un cuarteto interpretado por José Francisco Chouza, Selu Piulestán y Fernando Casas ‘El Batidora’, les dejo con parte de su repertorio:

Cien años del hundimiento del Titanic

Hoy se cumple un siglo desde que se hundió el Titanic. Como es lógico no conservamos letras de aquella época, pero sí conservamos algunas dedicadas a la conocida película, así que os vamos a dejar con algunos cuplés:

Cuando vi Titanic quedé tan impresionado
que me fui pal muelle pa dar una vuelta en el Adriano.
En la escalinata una rubia me marcó
y lo mismo que en Titanic un romance comenzó.
Me subí a la cubierta pa no perder a la rubia de vista
y viene una patera cantando a lo contrabandistas.
Ella me sonreía y me guiñaba desde lo lejos,
yo ya estaba loquito por enseñarle mi catalejo.
En aquél momento yo me creía que era Leonardo
y me fui pa la popa, cogí a la rubia y la puse a cardo.

Francisco Javier y David Márquez Mateos
Los hijos del Lama, 1998

Por mi madre, nunca le deseo a nadie
lo que a mí me entró al ver mi casa
porque estaba anegada de agua
y mi mare en la cocina con el paraguas
y el meiba puesto friendo papas.
Pero aquí no se acabaron to los disgustos,
porque de pronto me encontré
detrás del mueble bar dos pulpos,
y las noticias del Telediaro
las estaba dando un buzo.
Mi abuelo con las aletas por toa la casa
fue buceando hasta que dio el pobre con la avería.
El agua salía del vídeo a borbotones
por culpa mi hermana Juani
que esta to encoñaíta
to el santo día viendo Titanic.

Manuel Santander Cahué
El séptimo de Caballería, 1999

El vídeo del Titanic
yo le compré a mi Antonia
y desde aquella tarde
en el cuarto baño
tengo una zodiac.
Le ha cogido miedo al agua
y no quiere el agua
ni de colonia
y es que quedó la pobre conmocionada
pero nos ha dicho el doctor
que no pasa nada,
que eso con el tiempo se le quita sola
pero tiene cojones
hacer un puchero con Coca-Cola.

Mario Rodríguez Parra
Los malos de las películas, 1999

"Aunque diga Blas Infante"

Y más de Juan Carlos Aragón (¿se nota que me gusta?) esta vez de una de las últimas grandes chirigotas que ha tenido el Carnaval de Cádiz como son “Los Yesterdays” y su pasodoble a Andalucía, ese que decía “Aunque diga Blas Infante…” otra de las letras más recordadas del carnaval gaditano.
¡A disfrutar!

Aunque diga Blas Infante
«andaluces levantaos»
perdón que no me levante
pero estoy mejor sentao.
Bueno voy a poner de pie,
voy a dejar de tonterías.
Venga una dos y tres,
¡qué bonita Andalucía!
Vamos a ponernos serios
que vamos a cantar el hisno.
Los andaluces queremos
volver a ser lo que fuimos,
lo que fuimos antiguamente,
pobrecitos y vasallos,
siervos de terratenientes
y de chulos a caballo.
Si este pueblo se disparata
con la boda de un matavacas
y la niña de una duquesa,
si este pueblo se le arrodilla
a una espada y a una mantilla
este pueblo me da vergüenza.
Menos rollos de verdes mares,
de campiñas y de olivares
que así luego nos luce el pelo.
Castas, y luego ponen la serie de Emilio Aragón,
pin, pon, con sus castas
y aparece en el más ínfimo escalón
de su estrecha jerarquía
el servilismo mamón
de las marmotas de Andalucía.

Salí ya de la barriga – Los pofesionales

Bueno pues aquí vuelvo con la segunda parte del cuplé, como os prometí en la anterior entrada.
Recodad el cuplé En donde yo mejor me lo pasé y luego, escuchad y leed este, de la misma agrupación el año siguiente, de nombre llevaban Los pofesionales.

Salí ya de la barriga y toda mi vida llevo
loquito por encontrar
al tío del chubasquero
que durante nueve meses me
la dio a mi mortal
juré que me vengaría,
si por suerte algún día
me lo encuentro cara a cara,
voy a dársela de muerte
por to los cardenales que el tío capullo
me hizo en la frente
y el otro día en mi casa
fui a entrar en el cuarto baño
y a mi padre lo sorprendí
en la ducha y al ver lo que le colgaba
encontré por fin a quién yo buscaba.
Me fui pa darle una piña
y usted no querrá creerlo
no se la di, lo perdoné
porque el pobre está que da pena verlo.

No me tires tiritos en el pecho,
no me tires tiritos en el pecho,
no me tires tiritos en el pecho,
tíratelos tu en el culo que ya tiene el boquete hecho.

Yo sé que la gente piensa – Los yesterdey

Yo se que la gente piensa
que los jipis son carotas
vividores sin vergüenzas
melenudos y grifotas.
Unos niños de papá
que ahora quieren ir de guays
pa pa ra pa pa ra pa pa
po ji po eso es lo que hay.
Mira si soy caradura
que hasta abandoné la empresa
cuando vi que es la cultura
la mayor de las riquezas.
Melenudo y sin embargo
aunque no sirva de nada
yo prefiero el pelo largo
que las cabezas rapadas.
Y no me importa que me digan
que yo soy un viva la vida
porque vivo sin compromiso,
no me da vergüenza ninguna
vida tengo na mas que una
yo no creo en el paraíso,
para mi es mucho más carota
el que me acusa de grifota
con la baba llena de whisky.
Soy,
lo que tu quieras que sea
pero sinvergüenza no soy,
cuando veo en esta puerca humanidad
tantos crímenes sin nombre,
de sinvergüenza ni hablar
me da vergüenza de ser un hombre.

Juan Carlos Aragón
“Los Yesterdey” 1999

______

Cuando la gente escucha o ve eso de pasodoble de “Los Yesterdey” lo asocia con el de Andalucía, aquel “Aunque diga Blas Infante…”, pero nosotros hemos querido poner esta letra porque nos parece una crítica muy bien hecha, muy metida en el tipo y un gran pasodoble de esta chirigota ganadora del primer premio en el Carnaval de 1999.

“El Compañerismo Chirigotero”

Paso a explicarles lo que considero una de las mayores muestras de COMPAÑERISMO dentro del concurso oficial de agrupaciones del Carnaval de Cádiz, les cuento.

La agrupación que los hermanos Márquez Mateo, los Carapapas, sacaron en 1999, “Los Hijos del Lama”, pasó a la Gran Final del Falla en un año en el que había muchas agrupaciones merecedoras de un puesto en la Gran Final, agrupaciones como “Las Belloteras”, “El séptimo de caballería” o “Los Pulicias de las películas” entre otras. Pues bien, esta agrupación pasó y en el primer pasodoble que cantaron en la final hicieron un pequeño gran homenaje a dos de las agrupaciones que se quedaron fuera y ellos consideraban que deberían de estar dentro, a “Las Belloteras” y a “El séptimo de caballería” de el Noly y Manolito Santander respectivamente. Este pasodoble incluía no solo homenaje de letra sino de música incorporando piezas de los pasodobles de dichas agrupaciones en el pasodoble de “Los Hijos del Lama”. Ese pasodoble fue penalizado por el jurado de dicho año porque en el reglamento se decía que no se podía cambiar la música de los pasodobles. Aún así es una gran letra de pasodoble que dice así:

Son las tres de la mañana
y pendientes de la radio,
a ver quién va a la Final,
el corazón se me sale
lo mismo que to los años.
Escucho mi chirigota,
ya estamos en la final,
empezamos a abrazarnos,
empezamos a llorar,
este año estamos adentro,
el que viene Dios dirá.
Y dentro de mi alegría
me acuerdo de compañeros
que por culpa de este estilo
añejo y chirigotero,
no están esta noche aquí
y pa ellos va mi recuerdo.
“Y aquí, pom pom pom,
llega la caballería, pom pom pom
que han cruzado la pradera
tos andantito”.
Aquí, Manolo pa ti,
hoy canto por ti,
tu caballería.
De aquí, estos Lamas no se van
sin dejar de recordar
a esas catetitas.
“Tiene tipismo, tiene tipismo
el pasodoble de nuestro Cai
porque es nacío en la Caleta
y bautizao en el guirigay”.
Yo muero con mi gente,
juntos luchamos a muerte,
por culpa de ese estilo
nos tenemos que enfrentar.
Hoy en el escenario
alguien puede faltar
y no sobra nadie.
¡Vivan las que estamos
y las que no están!

Al año siguiente, la agrupación del Noly “Los enterraores del siglo XX”, antiguos “Las Belloteras”, en la final del 2000, se acuerdan del homenaje que el año anterior les habían dedicado los Carapapas y utilizando la letra de uno de los pasodobles que más gustaron ese año, esa de “Mostradores de la viña”, cambiaron la letra ya que no se podía repetir ninguna en la final y le dedicaron una hermosa copla a los Carapapas que ese año 2000 no estuvieron en la final con “Los Clásicos Básicos”. La letra que Paco Cárdenas y Ramón Peñalver hicieron con la música de Manuel Sánchez Alba el Noly, fue aplaudida con gran parte del público en pie y era así:

Mostradores de la viña,
mostradores de mi barrio
cuanto saben tus maeras
de las chirigotas buenas
de compases y escenarios.
Cuantas veces se han posao
sobre ti unos nudillos
para usarte de pellejo
y cantar cupieses viejos,
pasodobles y estribillos.
Ay, mostradores,
hoy perdonarme, pues mi sonata
únicamente
quiere acordarse del Carapapa
del Carapapa y de mis niños
David y Javi,
esos que cuando aquí te cantan
quien canta es Cádiz.
Ay, Pepe, Lali,
Valdés y Semi,
en fin tos ellos.
Ellos que a mis belloteras,
ustedes recordarán,
un homenaje le hicieron
hace un año en la Final,
hoy nuestros clásicos están cantando
pues mi garganta os la dejo prestá.

Señores, ante estas muestras de COMPAÑERISMO entre chirigoteros de la viña solo que da decir la célebre frase de María la Hierbabuena “Ole viva mi Cai y lo grito a boca llena y el que no diga ole que se le seque la hierbabuena, ole, ole y ole”.