Presentación – El cielo de Cádiz

A petición de Jerusosito, aquí os dejamos con la presentación de El cielo de Cádiz:

Dándole las buenas noches
a Cádiz nos presentamos
de vueltas con otra historia
a esta tu frontera
hoy hemos llegado.
Aquí te traigo este cielo
pa simular tu belleza
aunque pa mi tu eres Cádiz,
el cielo mas bello
que existe en la tierra.
No te extrañes por mi tipo
es solo una excusa
pa venir a cantarte
que te traigo esta comparsa
pa rendirle un homenaje

A esos gaditanos
que dieron su vida
por cantarle a Cádiz
entregando el alma
en toa sus coplillas.
Con un gran respeto
les quiero emular
porque san los personajes
que han firmao la historia
de tu carnaval.

Tino Tovar
“El cielo de Cádiz” 1998

Cien años del hundimiento del Titanic

Hoy se cumple un siglo desde que se hundió el Titanic. Como es lógico no conservamos letras de aquella época, pero sí conservamos algunas dedicadas a la conocida película, así que os vamos a dejar con algunos cuplés:

Cuando vi Titanic quedé tan impresionado
que me fui pal muelle pa dar una vuelta en el Adriano.
En la escalinata una rubia me marcó
y lo mismo que en Titanic un romance comenzó.
Me subí a la cubierta pa no perder a la rubia de vista
y viene una patera cantando a lo contrabandistas.
Ella me sonreía y me guiñaba desde lo lejos,
yo ya estaba loquito por enseñarle mi catalejo.
En aquél momento yo me creía que era Leonardo
y me fui pa la popa, cogí a la rubia y la puse a cardo.

Francisco Javier y David Márquez Mateos
Los hijos del Lama, 1998

Por mi madre, nunca le deseo a nadie
lo que a mí me entró al ver mi casa
porque estaba anegada de agua
y mi mare en la cocina con el paraguas
y el meiba puesto friendo papas.
Pero aquí no se acabaron to los disgustos,
porque de pronto me encontré
detrás del mueble bar dos pulpos,
y las noticias del Telediaro
las estaba dando un buzo.
Mi abuelo con las aletas por toa la casa
fue buceando hasta que dio el pobre con la avería.
El agua salía del vídeo a borbotones
por culpa mi hermana Juani
que esta to encoñaíta
to el santo día viendo Titanic.

Manuel Santander Cahué
El séptimo de Caballería, 1999

El vídeo del Titanic
yo le compré a mi Antonia
y desde aquella tarde
en el cuarto baño
tengo una zodiac.
Le ha cogido miedo al agua
y no quiere el agua
ni de colonia
y es que quedó la pobre conmocionada
pero nos ha dicho el doctor
que no pasa nada,
que eso con el tiempo se le quita sola
pero tiene cojones
hacer un puchero con Coca-Cola.

Mario Rodríguez Parra
Los malos de las películas, 1999

Dicen que Ramón Velázquez – Las ruinas romanas de Cádiz

Como estamos en Semana Santa vamos a poner un pasodoble de Juan Carlos Aragón sobre una polémica que saltó hace unos años cuando algunas cofradías de Cádiz decidieron optar por el estilo sevillano en la forma de carga de sus pasos. No fueron pocas las agrupaciones que dedicaron coplas defendiendo a los cargadores gaditanos, pues bien, les dejamos con esta de la chirigota de Aragón en el año 1998, “Las ruinas romanas de Cádiz”:

Dicen que Ramón Velázquez
es un bravo capataz
al estilo de Sevilla
es un bravo capataz
bravos son sus ayudantes
y más brava su cuadrilla.
Que se está empeñando en revolucionar
las costumbres gaditanas
y a la Virgen de la Palma, ria pitá
la mece por sevillanas.
Y para colmo le aplauden
los tontos de capirote
ahora resulta que en Cádiz
también somos carajotes
porque en lugar de llevar por bandera
cosas nuestras un montón de bonitas
se nos van los ojos pa lo de fuera
y queda mal la ciudad entera
por cuatro mierdas de capillitas.
Que sepan los costaleros
que en el Palillero
hay cargao… hay cargaores
y que estas cosas se toman
lo mismo que en Roma
“Cádiz no paga traidores”.
Y aunque no son mu cristianas
las broncas paganas
por cofradi… por cofradías
yo no sé qué pasaría
si a un capataz sevillano
se le ocurriera mecer
a Jesús del Gran Poder
en el más solemne y puro estilo gaditano.

***
Juan Carlos Aragón Becerra
“Las ruinas romanas de Cádiz” 1998

Era un cuatro de diciembre – Los piratas

Hoy es un día importante, un día que los andaluces no debemos olvidar.

1977: Dos millones de andaluces salieron a la calle para pedir una autonomía en pie de igualdad con el resto de los pueblos de España. José Manuel Caparrós, un malagueño, muere a consecuencia de un disparo mientras izaba una bandera de Andalucía en su ciudad. (Wikipedia)

Como todos sabemos, Raza Mora le dedicó un pasodoble inolvidable a este hecho un año después. Pero no fue el único que se le ha escrito:

Era un cuatro de diciembre
cuando tomamos la calle,
era un cuatro de diciembre
cuando dijimos qué verde
y blanca era nuestra sangre.
Andaluces levantaos
desde el trigo hasta la mar,
un cuatro de diciembre
luchamos por nuestra gente,
España y la humanidad.
Días de guerra
de fascistas en la acera
rezando a su dictador.
Tarde de espanto,
Málaga entera llorando,
mataron a Caparrós, Caparrós.
Y las cadenas,
cayeron nuestras cadenas
y bailaron las estrellas,
suspiraron los abuelos,
no había ya en el mundo entero
batallón que nos pudiera.
Y las cadenas
y el sudor de nuestra frente,
to pa los terratenientes,
pa que hicieran la faena.
Rojos contra la pared,
Blas Infante por los muros,
no a ciento cuarenta y tres,
sí a ciento cincuenta y uno.
Cómo se puede olvidar
veinte años de libertad,
libres libres para siempre,
qué bonita navidad
de aquél cuatro de diciembre.

* * *
Antonio Martínez Ares
Los piratas, 1998

Gracias a Perfectamente imperfecta por recordárnoslo.

Llegó por equivocación

Llegó por equivocación
quería morirme
a mi edad embarazada.
Tiene el síndrome de down
lo siento señora, lo siento en el alma.
Se me vino el mundo encima
y ahora es la alegría,
la alegría de mi casa.
Lo he visto crecer
entre sus sabanitas blancas,
lo he visto gatear tantas mañanas,
lo he dejao soñar
amamantándose en mis pechos
y que revoleara su sonajero.
Me encanta poderlo esperar
en la puerta de su colegio
y en su mundo de garabatos
me enseñe el cuaderno.
Y llevármelo a jugar
a los toboganes del parque
y de chocolate se manche los deos.
Sentarlo conmigo en la falda
y acariciarle su pelo,
mirarlo embobá a la cara
y acurrucarlo durmiendo.
Te juro corazón
piel de canela y terciopelo
con tus ojitos rajaos
¡que te quiero! ¡que te quiero!
hijo de un dios menor
dicen la gente pa el no eres diferente
porque sólo hay un cielo.
Yo la única pena que tengo
es que el día que por desgracia
te faltara a tí tu madre
que te veas en este mundo
olvidao, y no te quiera nadie.

Joaquín Quiñones Madera
“El Baratillo” 1998
________

Entrada publicada originalmente el 20/07/2007 a las 14:32

Con permiso, buenas tardes – Los piratas

Este es el pasodoble, bueno, el Gran Pasodoble de “Los Piratas”:

Con permiso,buenas tardes,
vengo pa que me detenga,
que cansá voy a sentarme,
pues verá, voy a explicarle
la historia de un sinvergüenza.
Lo quería con locura,
toa mi via se la di
pero él sólo buscaba
una criada, una esclava,
una mujer para parir.
Siempre decía que tenía una quería,
una duquesa para él,
que le gustaba
llegar por la madrugada
pa tenernos a su merced, su merced.
Y lo he matao,
a mi Juan yo lo he matao,
por haberme maltratao,
por sentirme una perra,
por hacerme una vieja
con cuarenta y pocos años,
y lo he matao, a mi Juan yo lo he matao,
y en mi alcoba lo he dejao
con mi llanto en sus labios.
Justicia no pido yo
que conmigo no la ha habío,
¿quien me paga éste dolor
y las penas de mis hijos?
así que ya sabe usted,
haga lo que haya que hacer,
póngame una soga al cuello
poque por primera vez
no tengo, no tengo miedo.

Antonio Martínez Ares
Los Piratas, 1998

Llevaba yo una varilla – La herrería

Piloy lo pidió y aquí está la letra de un pasodoble de la comparsa “La Herrería” de Jerez de la Frontera:

Llevaba yo una varilla
de remover el brasero
pa un cura que hace unos días
me la encargó en el currelo
así que entré sin gorrilla
a buscarlo por el Templo.
Y ante la imagen de Cristo
de mis carnes me comía
tú, Señor, que has padecío
y que ves nuestras fatigas
cómo hiciste a unos tan ricos, ay
y a otros sin na en la vía
y a otros sin na en la vía.
Muchos vendrán a darse
golpes de pecho
y no te encienden una vela
por no mancharse los deos
ni te hablan de rodillas
que la postura humilla
y no han nacío pa eso,
esos que al salir ni miran
al pobre que está pidiendo.
Si dan dinero
que el cura se haga cargo de la inmundicia
no sea que la miseria
se pegue como el sida, ay.
Qué más quisiera ahorrarme
tu compasión, maldito judío,
yo a ti te daba el hambre
que mata a tantos niños.
Perdona, pare mío, que no he venío pa blasfemar.
sino a cobrar un piquillo
si cojo abierta esa sacristía
que si a ti te viste un rico
yo cargo con tu agonía
el hombro dolorío
y el corazón empeñao de por vía.

Antonio Busto Pavón
“La Herrería” 1998
_____

 

Me ha regalao la parienta – Los Juancojones

Me ha regalao la parienta un libro de bricolaje
con la de libros que hay mira que malaje
pues se ha empeñao la muchacha
en que yo le arregle to las chapuzas
que salgan por la casa.
Y llevo ya dos semanas
con una pata que de la cama se le ha caío
yo es que me acerco a la cama
y me quedo dormío.
Y quiere que arregle
las puertas, toas las ventanas y los pestillos
yo me cago en los muertos de mi parienta
ya me podía haber regalao un libro de ganchillo.
Ahora quiere que arregle la vaporeta
me ha dicho: “Pepe, cuando la enchufo
el vapor no sale”
y yo le he dicho “chocho,
si es de vapor po que te la arregle Martínez Ares”.
En la azotea he puesto un tendedero
mis calzoncillos vuelan por el mentidero.
Ayer mismo me dijo : “Cuando puedas
me cualga este crucifijo con el taladro”
y cuando fuí a colgarlo dijo el cristo:
“No picha déjalo, yo solo me agarro”.

La Agrupación
“Los Juancojones” 1998
_______

(Vídeo subido por Elmangla de Cádiz)

Ay de ti si yo pudiera – Las ruinas romanas de Cádiz

Pasodoble de la chirigota “Las Ruinas romanas de Cádiz”:

Ay de ti si yo pudiera
conquistar tu corazón
con una lanza quemada
conquistar tu corazón
y tatuar en tus caderas
mi reina de las esclavas.
Ay de mí si yo pudiera renegar
de mis dioses y mis leyes
para huir a algún país sin habitar
y coronarnos los reyes.
Que como romano y hombre
tiro al suelo mi corona
para poner a tu nombre
las sietes colinas de Roma.
Y decírtelo en latín amor mio
ojalá que fueses mi compañera
que los bárbaros aquí no han podido
que no hay Nerón tan mal atrevido
ni Dios cristiano que lo impidiera.
Fiel a su luz mi condena
maldita melena que me enamora,
fiel a su piel mi locura
tan clara y tan pura carita de empeaora,
yo no te pido cristiana
tu samaritana boca bonita,
pero con agua bendita
lávame las tentaciones.
Y si por quererte así
en tu cruz debo morir
pido a Júpiter y a Roma
que no me perdonen.

Juan Carlos Aragón
“Las Ruinas romanas de Cádiz” 1998
______