En donde yo mejor me lo pasé – Los Juancojones

Buenas gente, ¿qué tal?
Pues resulta que ayer, navegando en YouTube, me encontré con un vídeo de un cuplé memorable, de la chirigota que lleva el doble sentido por bandera, si no me creéis, solo hace falta mirar su agrupación del año 2006. Me refiero, claro está, a la chirigota del Lobe, que en 1998 sacaron Los Juancojones, con este magnífico cuplé donde no se dice nada y a la vez se dice todo, disfrutadlo:

En donde yo mejor me lo pasé
fue cuando estuve en el vientrecito de mi omaita,
allí estaba tranquilo,
también mu calentito.
Lo malo es cuando abría su boquetito,
una mañana se coló un chaval
mu largo y con la cara colorá
entrando y saliendo se llevó
un buen ratito ese gachón,
la confianza que el tío cogío.
Al cabo de unos días volvío el chaval al abujero
tendría que estar lloviendo porque traía un chubasquero,
estuvo otro ratito
por allí husmeando
con las venas en el cuello, seguramente estaba cantando
sa creío el gachón que el boquete es suyo
po así estuvo nueve meses,
“joe que joe”, el tío capullo.

Que sueño y que flojera
ojú me está entrando a mí …
como yo me acueste no me levanto ni pa dormir.

Popurrí de ‘La cárcel vieja’

Tengo encerrá mis libertades
en un rincón de este chabolo
y ya no lloro en las auroras
agarrao a los barrotes
pa que mis lágrimas vivas
no me dejen ver la noche
y las estrellas
¡ay las estrellas!.
Y lo peor de esta condena
es no poder cantarte Cai
por eso hicimos esta murga
unos cuantos en este patio
y con cuatro trapos viejos
nos iremos disfrazando
pa echá el rato
pa echá el rato.
Y es que me muero
porque no peno años
yo cumplo febreros,
y en el silencio
bajito escucho
ensayá a los sarracenos
me desespero, me desespero…
y voy reinando
cuando en la soledad
del catre, estoy fumando
y me vuelvo loco
cuando hasta el humo
se me escapa poco a poco…..
¡ay quien pudiera, perderse al aire
sin dejar huella……………!

Y aunque parezca mentira
nos pusimos una porfía
para ver quien de su celda
mejor, mejor, mejor
Cai veía.
Yo aposte por esa esquina
donde el barrio ya se pierde
en sus aguas cristalinas
¡ay playita, las mujeres!
También veo en la madruga
como clavos plateados
en alta mar
que alumbran las barquillitas
¡ las barquillitas!
Yo veo el castillo de San Sebastián
las olas jugando
en el puente canal
los bloques empetaos
de caña el pais
siluetas, ¡ay de gaviotas¡
formando cruces.
Y se ve la catedral
con su escolta de farolas
en la balustrá
y ese colegio del campo
cuantos recuerdos……..

Hoy es la fiesta
de la patrona
mi virgencita
de la merced
no veas que rancho
van a ponernos, tiritiritritan…….
poporopopomporopopomporopopom
poporopopomporopopomporopopom
ya traen la berza
pa moja la telera
está que quita las penas
con media limeta
y su piriñaca
y un cuarterón de tabaco
me he quedao jipato, y a dormir…….
poporopopomporopopomporopopom
poporopopomporopopomporopopom

Suenan campanas
en el convento de Santa María
y una saeta se va clavando
en el alma mia,
lágrimas vivas
bajan la cuesta de jabonería.
Y allí va, el greñúo allí va
con su mare detrás
también va la mía, con sus cadenas
rezando solo por mi condena
por mi condena.
Y allí va, pidiendo en su rezar
que la libertad a mi me la conceda
y muy prontito vuelva con ella.
Luego vuelve por sopranis
sube la calle botica
dicen que no tiene dueño
y entre palmas a las claras del día
delante mi reja, lo estan meciendo.
Suenan campanas
en el convento de Santa Saria…….

Mi sueño llega al final
¡ay, Cai mío¡
vuelvo a mi celda a encerrá
las coplas de carnaval
que habia parío.
Y no paro de añorar ese momento,
ese momento en que la viña
huele a erizo
y los tangos a porfía
se emborrachan en las bateas
y echo de menos a esa gitana
que mi cintura rodea
cuando me decía que era mi carcelera.
Suspiro, por mi Cai, yo suspiro
si la justicia odia al delito
y conpadece al delincuente
yo te juro que no maldigo mi suerte,
y aunque se abran toas las rejas
si es un delito quererte
que me importa que me sentencien
la muerte
y aunque se abran toas las rejas
si es un delito quererte
que me importa que me sentencien
la muerte…….

Joaquín Quiñones Madera
“La Cárcel Vieja” 2004
________

Gran Popurrí el de esta Gran Comparsa de Joaquín Quiñones en la letra y en la música de Manuel Sánchez Alba, el Noly, y Nene Cheza. Un popurrí en el que se derrocha amor por Cádiz y todo lo gaditano. Muy bonita letra y muy bonita música, si tienen oportunidad escuchenlo porque merece la pena realmente.
Verlo también es una maravilla, sobre todo en la cuarteta de “Suenan campanas en el convento de Sta. María” en la que el escenario quedaba oscuro y en el suelo del escenario se iluminaba una ventana con la sombra del Nazareno, precioso.

Yo sé que la gente piensa – Los yesterdey

Yo se que la gente piensa
que los jipis son carotas
vividores sin vergüenzas
melenudos y grifotas.
Unos niños de papá
que ahora quieren ir de guays
pa pa ra pa pa ra pa pa
po ji po eso es lo que hay.
Mira si soy caradura
que hasta abandoné la empresa
cuando vi que es la cultura
la mayor de las riquezas.
Melenudo y sin embargo
aunque no sirva de nada
yo prefiero el pelo largo
que las cabezas rapadas.
Y no me importa que me digan
que yo soy un viva la vida
porque vivo sin compromiso,
no me da vergüenza ninguna
vida tengo na mas que una
yo no creo en el paraíso,
para mi es mucho más carota
el que me acusa de grifota
con la baba llena de whisky.
Soy,
lo que tu quieras que sea
pero sinvergüenza no soy,
cuando veo en esta puerca humanidad
tantos crímenes sin nombre,
de sinvergüenza ni hablar
me da vergüenza de ser un hombre.

Juan Carlos Aragón
“Los Yesterdey” 1999

______

Cuando la gente escucha o ve eso de pasodoble de “Los Yesterdey” lo asocia con el de Andalucía, aquel “Aunque diga Blas Infante…”, pero nosotros hemos querido poner esta letra porque nos parece una crítica muy bien hecha, muy metida en el tipo y un gran pasodoble de esta chirigota ganadora del primer premio en el Carnaval de 1999.

“El Compañerismo Chirigotero”

Paso a explicarles lo que considero una de las mayores muestras de COMPAÑERISMO dentro del concurso oficial de agrupaciones del Carnaval de Cádiz, les cuento.

La agrupación que los hermanos Márquez Mateo, los Carapapas, sacaron en 1999, “Los Hijos del Lama”, pasó a la Gran Final del Falla en un año en el que había muchas agrupaciones merecedoras de un puesto en la Gran Final, agrupaciones como “Las Belloteras”, “El séptimo de caballería” o “Los Pulicias de las películas” entre otras. Pues bien, esta agrupación pasó y en el primer pasodoble que cantaron en la final hicieron un pequeño gran homenaje a dos de las agrupaciones que se quedaron fuera y ellos consideraban que deberían de estar dentro, a “Las Belloteras” y a “El séptimo de caballería” de el Noly y Manolito Santander respectivamente. Este pasodoble incluía no solo homenaje de letra sino de música incorporando piezas de los pasodobles de dichas agrupaciones en el pasodoble de “Los Hijos del Lama”. Ese pasodoble fue penalizado por el jurado de dicho año porque en el reglamento se decía que no se podía cambiar la música de los pasodobles. Aún así es una gran letra de pasodoble que dice así:

Son las tres de la mañana
y pendientes de la radio,
a ver quién va a la Final,
el corazón se me sale
lo mismo que to los años.
Escucho mi chirigota,
ya estamos en la final,
empezamos a abrazarnos,
empezamos a llorar,
este año estamos adentro,
el que viene Dios dirá.
Y dentro de mi alegría
me acuerdo de compañeros
que por culpa de este estilo
añejo y chirigotero,
no están esta noche aquí
y pa ellos va mi recuerdo.
“Y aquí, pom pom pom,
llega la caballería, pom pom pom
que han cruzado la pradera
tos andantito”.
Aquí, Manolo pa ti,
hoy canto por ti,
tu caballería.
De aquí, estos Lamas no se van
sin dejar de recordar
a esas catetitas.
“Tiene tipismo, tiene tipismo
el pasodoble de nuestro Cai
porque es nacío en la Caleta
y bautizao en el guirigay”.
Yo muero con mi gente,
juntos luchamos a muerte,
por culpa de ese estilo
nos tenemos que enfrentar.
Hoy en el escenario
alguien puede faltar
y no sobra nadie.
¡Vivan las que estamos
y las que no están!

Al año siguiente, la agrupación del Noly “Los enterraores del siglo XX”, antiguos “Las Belloteras”, en la final del 2000, se acuerdan del homenaje que el año anterior les habían dedicado los Carapapas y utilizando la letra de uno de los pasodobles que más gustaron ese año, esa de “Mostradores de la viña”, cambiaron la letra ya que no se podía repetir ninguna en la final y le dedicaron una hermosa copla a los Carapapas que ese año 2000 no estuvieron en la final con “Los Clásicos Básicos”. La letra que Paco Cárdenas y Ramón Peñalver hicieron con la música de Manuel Sánchez Alba el Noly, fue aplaudida con gran parte del público en pie y era así:

Mostradores de la viña,
mostradores de mi barrio
cuanto saben tus maeras
de las chirigotas buenas
de compases y escenarios.
Cuantas veces se han posao
sobre ti unos nudillos
para usarte de pellejo
y cantar cupieses viejos,
pasodobles y estribillos.
Ay, mostradores,
hoy perdonarme, pues mi sonata
únicamente
quiere acordarse del Carapapa
del Carapapa y de mis niños
David y Javi,
esos que cuando aquí te cantan
quien canta es Cádiz.
Ay, Pepe, Lali,
Valdés y Semi,
en fin tos ellos.
Ellos que a mis belloteras,
ustedes recordarán,
un homenaje le hicieron
hace un año en la Final,
hoy nuestros clásicos están cantando
pues mi garganta os la dejo prestá.

Señores, ante estas muestras de COMPAÑERISMO entre chirigoteros de la viña solo que da decir la célebre frase de María la Hierbabuena “Ole viva mi Cai y lo grito a boca llena y el que no diga ole que se le seque la hierbabuena, ole, ole y ole”.