La semana de… Joaquín Quiñones (II)

En 1983 llegaría una de sus comparsas más recordadas, así como una de las pugnas carnavalescas más importantes de la historia de la comparsa. Ese año Antonio Martín saca una comparsa de corte clásico llamada ‘Agua clara’ y Joaquín Quiñones y Aurelio del Real le dan un aire vanguardista a la suya sacando ‘Robots’. Esta idea surge cuando Joaquín leía un artículo en el periódico en el que hablaba de que en el futuro las máquinas sustituirían a los hombres. Este texto provocó en el autor de carnaval tal conmoción que decidió sacar esta comparsa. ‘Robots’ era una de las grandes favoritas pero, a la hora de dar los premios, fue el clasicismo de la comparsa de Martín quien se llevó el gato al agua en forma de primer premio, quedando la comparsa de Joaquín Quiñones y Aurelio del Real como segunda clasificada.

Hay un balcón en el Mentidero
no es uno más de aquel bello rincón,
este derrocha amor
sus encajes de hierro.
Tras su limpio crital
entre tiras bordás
vive Gitanilla del Carmelo.
Cuánta historia encierra
cada pliegue de su piel.
Con casi un siglo
de poesía en su caminar,
quién le ha dicho más a Cai
y su verde mar,
quién se muere más por su Alameda.
Tú, que bordaste tantos versos
puntá a puntá,
eres hábito constante
del verbo amar
y estandarte de la Virgen marinera.
Aunque sé que jamás
te han gustao los honores,
deja que sea a tus pies
ramo de flores.

(Vídeo subido por Guashilandia)

Esta comparsa, además de un repertorio exquisito, tenía una puesta en escena muy cuidada, desde el panel en donde se iluminaba el nombre de la pieza que iban a interpretar hasta los movimientos de los componentes llevaban al espectador hasta un futuro donde los autómatas —nombre que barajó Quiñones para su comparsa— tomaban el mando. Para lograr los movimientos tan controlados el grupo, una vez que terminaba su ensayo tradicional, dedicaba un tiempo más a ensayar los movimientos, de tal manera que todos se movieran de la misma forma en el mismo momento, algo que solo se rompía en el estribillo, cuando bailaban un tanguillo de Cádiz.

Al año siguiente la comparsa vuelve a tener un tipo espectacular pero no consigue enganchar al jurado, quien les deja fuera de la final con ‘Barrilete’. Esta fue la última comparsa de Aurelio del Real y Joaquín Quiñones, cerrando una etapa donde el letrista se había consolidado como autor de comparsas.

Para 1985 el grupo que dirigía Pepe el Caja se va con la comparsa de Antonio Martín y es Manuel Moreno —quien había formado parte de la comparsa del autor viñero el año anterior—. El músico también cambió para la ocasión y es Pepe Martínez quien se encarga de componer el repertorio. A partir de ahí se inicia una etapa donde Joaquín y Pepe componen comparsas juntos hasta el año 2002. Ese primer año gustaron mucho, sin embargo, la comparsa no consiguió pasar a la final quedándose en semifinales. Fueron ‘Hombres azules’.

Desde los confines del Oriente,
entre dunas y soleá,
no sé cuántas lunas han pasao
pa llegar a tu Carnaval.
Lejos del desierto ya presiento
en esta esquina occidental
que algo hay en los pliegues de tu gente
de esta raza singular.
Oh, Cai, mi peregrinaje acaba aquí.
Ya me he encrucijao de sol,
sediento llego
y este ansiado oasis ya me sació.
Cuántas madrugadas alucinaba
junto al fuego acogedor,
fuentes de una Alhambra
y minaretes
con mosaicos de color,
y aunque na de eso me he encontrao
aquí voy a claudicar.
Si como esta Meca de ladrillos coloraos,
no hay na.

La semana de… Joaquín Quiñones (I)

El 24 de mayo de 1951 vino al mundo en la calle Bendición de Dios del barrio del Mentidero Joaquín Quiñones Madera. Creció siendo todo un aficionado del carnaval pues su padre era compañero de trabajo Eduardo Delgado —gran autor de chirigotas y coros el carnaval— quien organizaba un ensayo general para sus compañeros de trabajo y él iba a casa del autor a la calle San Félix para escuchar agrupaciones como ‘Los aceituneros’, ‘Los tratantes de ganado’, ‘Los ya me entiende’, etc.
Aunque nunca se imaginó que compondría para el carnaval, la chispa que faltaba le llegó de la mano de Pedro Romero. El hermano de Joaquín tenía que ir a hacer una entrevista al autor que preparaba ‘Los blanco y negro’ y el día de la misma no pudo asistir, sustituyéndole el propio Joaquín. Al acabar la entrevista Pedro Romero alaba la sabiduría carnavalesca del entrevistador y le insta a escribir una comparsa. Este hecho hace que al año siguiente Joaquín Quiñones escriba por primera vez una comparsa.
Así fue como en 1971 Joaquín y Juan Antonio Quiñones Madera con música de José Moreno y dirección de Antonio Díaz, llevan hasta el Falla desde San Fernando la comparsa ‘Los cenacheros’ sin conseguir pasar a la final.

Tras esta experiencia descansa por unos años y vuelve a componer para una comparsa en 1976 esta vez poniendo la letra en solitario, siendo la música de Pedro Martínez y la dirección de José Castellón. La comparsa fue ‘Los vigías’ y tampoco logró pisar la final.

Vuelve a descansar unos años y es un compañero de trabajo, Aurelio del Real, quien lo rescata para el carnaval. Hasta entonces, Aurelio del Real había conseguido grandes logros en la comparsa con Pedro Romero y parecía que quería cambiar de aires y decidió que su joven compañero de trabajo sería perfecto para escribir la letra de su comparsa, que dirigiría Juan Oneto. Así fue como en 1980 sacan juntos ‘Los guanches’, llegando por primera vez a la final y obteniendo un tercer premio, dejando para la historia letras como este magnífico pasodoble a la mujer del comparsista.

No sé si te quiero tanto
tanto como tanto quiero
y, sin embargo, ni un año
nunca te he dedicado un requiebro.
Compañera de mi alma
no te he sabío valorar
siendo tú la cara oculta
de esta fiesta popular,
siendo cascabel sonoro
de mis alegrías,
mi ambición no me dejaba
ver que tú sufrías.
Cuántas noches
te he dejao plantá la mesa
que con mimo me ponías,
cuántas veces
te has tragao palabras fuertes
por llevar dos copas encima.
Ahora que estás escuchándome sola
comparte conmigo estas horas
que todo Cádiz es carnaval.
La fiesta
la hacemos los dos por igual
yo me parto el alma en la calle
y tú cantas a Cádiz en tu soledad.

Para el año siguiente no corren la misma suerte y ‘Gallos de pelea’, esta vez con la dirección del mítico José Pérez (Pepe el Caja) no consigue pasar a la fase final. Ya en este grupo salían voces históricas del carnaval como Caracol o Kike Mayones.

En 1982 es cuando Joaquín Quiñones tocó por fin lo más alto de la clasificación y se hizo con el primer premio de la modalidad, de nuevo con la música de Aurelio, quien también ejercía de director de un grupo que sumaba voces como Catalino o Juanelo. Joaquín Quiñones había entrado en la lista de los grandes nombres de la comparsa.

Contaba una abuela
en su nuevo piso
lo que echa de menos
su casa vecinos.
Si había un niño malo
podía hacer la plaza
que estaba la vecindad
para echarle una mirá.
Qué gusto daba guisar
en la cocina común
con su fogón de ladrillos
por extractor, dos cristales partíos.
Siempre cantando al lavar
sin una programación
a Purpejos sola en mi lebrillo.
Tenía en mi balcón
la caña de Manué
de rosa un macetón y enreaeras,
la alcoba soleá,
un llanto corredor
y un patio de postín que no te veas
donde al atardecer
con el punto croché
se solía criticar
pa conocernos bien.
En mi barrio yo fui
Carmen la de la trenza
y ahora soy, simplemente,
la del séptimo derecha.

(Vídeo subido por Carnavalsur)

Presentando el pasodoble de… Mi Cai chiquito

En el año 2008 la comparsa de los Majaras dejaba la autoría de José Antonio Valdivia y Romero Bey para abrir una nueva etapa que pretendía volver al estilo de siempre de esta comparsa de El Puerto. Los autores encargados de llevar a cabo este cambio fueron dos chirigoteros: Antonio Pedro Serrano (El Canijo) para la letra y Kike Remolino para la música. Este último autor presentó el pasodoble pero parece ser que no gustó mucho al grupo, algo que hizo que cambiara la música dando como resultado este precioso pasodoble, el de ‘Mi Cai chiquito’:

(Vídeo subido por Viruten)

Con el paso de los meses de ensayo y pasado por la potencia de los Majaras, este pasodoble sufrió incluso algún cambio en alguna parte de la música. El resultado fue que estos gigantes quedaron en semifinales y el pasodoble sonaba así:

(Vídeo subido por Guashilandia)

Presentando el pasodoble de… Sosiasión de dirertores

Corría el año 2010 cuando un grupo de chirigoteros de la Viña, en torno a la peña Nuestra Andalucía presentaron la chirigota ‘Sosiasión de dirertores (los artistas también fuimos comparsistas)’. Esta agrupación tenía la autoría de José Luis Bustelo y supuso toda una plataforma de presentación del Popo, cuyo arte caracterizando a Juanelo le hizo acaparar el protagonismo de la chirigota. Os vamos a dejar con el pasodoble de esta chirigota cantado por su autor. Observen la manera tan suya de cantar que tiene y que pueden disfrutar en varios vídeos de youtube con letras de medida de otras muchas agrupaciones.

(Vídeo subido por Viruten)

Si así sonaba por parte del autor, escuchen ahora cómo quedó este pasodoble interpretado por este grupo. Sin duda uno de los mejores pasodobles que llevó este grupo y que todavía se sigue recordando.

(Vídeo subido por Guashilandia)

Presentando el pasodoble de… Las que viven como reinas

Y si de algún autor hay varios vídeos presentado el pasodoble ese es Fali Pastrana hijo. Hoy nos hemos quedado con uno donde especialmente se ve la emoción de sus componentes (voltereta incluida) al escucharlo por primera vez. ‘Las que viven como reinas’ fue la segunda comparsa de este autor con este grupo y el pasodoble era precioso, juzguen ustedes mismos.

(Vídeo subido por Carmela24)

Y si bonito era cantado por Fali ya por el grupo era algo impresionante. No hemos encontrado vídeo del mismo pasodoble pero sí vamos a escuchar otra letra de esta comparsa que empezó a marcar el estilo que después ha mantenido a lo largo de su trayectoria y sigue manteniendo.

(Vídeo subido por Patricia Fernández)

Presentando el pasodoble de… Los doctores Jekyll

Si el otro día postramos a Martínez Ares en el documental de su comparsa ‘Calle de la mar’, en el año 2005 la chirigota del Love ‘Los doctores Jekyll’ también hizo su propio documental y en el mismo se mostraba cómo Chico Cornejo presentaba el pasodoble al grupo. Observen la reacción del mismo y las caras de ilusión que muestran tras muchos años de carnavales. Disfruten:

(Vídeo subido por Canal de carnavaditana)

Y después de pasar por el filtro del grupo así quedó el resultado. Observen que es de los que menos ha cambiado ya que el grupo prácticamente reproduce exactamente igual que Chico el pasodoble.

(Vídeo subido por Viruten)

Presentando el pasodoble de… El reino de don Carnal

Pepe Martínez es uno de los grandes músicos del carnaval y cada año sus melodías y su estilo inconfundible hacen disfrutar a los aficionados. Os dejamos con el pasodoble que cantó para la comparsa ‘El reino de don Carnal’.

(Vídeo subido por La comparsa de Pepito Martínez)

Tras pasar por el filtro del ensayo, el pasodoble sonó en el Falla de esta manera:

(Vídeo subido por Carnavalsur)

Presentando el pasodoble de… Los estamos enamoraos

En el año 1998 la chirigota de Paco Cárdenas, Ramón Peñalver y el Noli sufría algunos cambios en el grupo que dirigía Manolín Gálvez. Entre los componentes podemos encontrar gente como Sergio (actualmente en la comparsa de Subiela), Julio Álvarez (exdirector de Remolino) o Toni Rodríguez (humorista gaditano). El pasodoble que el Noli presentó a los autores fue este, escuchen:

(Vídeo subido por Ramón P.H)

Varios meses después la chirigota se presentó en el Teatro Falla pero no cantó esta letra de pasodoble en concreto sino otras. Escuchemos los dos pasodobles que interpretaron en la fase de preliminar:

(Vídeo subido por Carnaval por un tubo)

Años después (casi dos décadas), el grupo del Noli que en 2017 ha defendido el repertorio de ‘Al borde del precipicio… Los rancios’ mete en antología esta letra y suena de esta forma:

(Vídeo subido por El Pasacalles de Carnaval)

Presentando el pasodoble de… Calle de la mar

Este vídeo que les presentamos hoy es todo un clásico, ya que forma parte de una película-documental que hizo la comparsa ‘Calle de la mar’ de Martínez Ares sobre cómo se gesto dicha agrupación. En el inicio de la misma se ve cómo llegan los componentes y se disponen a escuchar el pasodoble que el autor ha compuesto para la ocasión, en este caso, era la letra dedicada al Peña. Observen cómo lo canta Antonio Martínez Ares:

Tras meses de intenso trabajo en el local de ensayo, la comparsa cantó este pasodoble en el teatro Falla y sonó de esta manera:

(Vídeos subidos por Guashilandia)

La semana de… Antonio Martín (VII)

En 1998 Antonio Martín vuelve a componer para tres agrupaciones finalistas. En primer lugar, el coro ‘Al liquindoi‘ consiguió el cuarto premio, siendo su última colaboración con este grupo hasta 2004.

En chirigotas volvió a poner música a las letras de Carapalo y Sánchez Reyes (que también firmaba el coro anteriormente citado) consiguiendo un tercer premio con ‘Club de fans de Estrellita Castro‘.

En comparsas vuelve a tirar de un tipo costumbrista y se luce con una de las puestas en escenas más complicadas de la historia del carnaval. Lleva hasta el Falla un auténtico patio de vecinos típico del Cádiz antiguo y precisamente el nombre de la agrupación fue ‘Patiovecino‘. Esta comparsa fue tercer premio tras ‘El cielo de Cádiz’ (segundo) de Tino Tovar y ‘Los piratas’ (primero) de Martínez Ares.

En 1999 toma la decisión de no llevar su comparsa al concurso del Falla, aunque sí plantarla en la calle no como antología sino con un repertorio nuevo y de calidad. Eran ‘Los contrabandistas‘.

Tras esta agrupación, Antonio Martín sigue en el carnaval colaborando aunque sin prestar su nombre, de modo que tendremos que esperar hasta 2004 para volver a encontrar su nombre firmando dos agrupaciones: una chirigota y un coro.
La chirigota en cuestión fue ‘Los virtuales, llegó el desmatrix‘, la segunda entrega de la chirigota virtual a la que ponían letra muchos autores de todo el mundo y a la que Martín puso la música. Se quedaron en las preliminares.

También se quedó en preliminares (y por primera vez en su historia) el coro de la Viña con autoría de Martín, Carapalo y Sánchez Reyes. Se llamó ‘Hotel Caleta, pala y pico‘.

Al año siguiente saltó la noticia que muchos de sus aficionados llevaban esperando desde el año 1999, Martín volvía al Falla con su comparsa ‘El revuelo, los viejos copleros nunca mueren‘. El grupo estaba formado por antiguos componentes suyos como Antonio Trujillo (El Catalán) que fue director, McGregor, Catalino, Fali Vila, Pacoli, Chipirón, etc. La comparsa gustó muchísimo, sin embargo no obtuvo plaza en una final en la entraron cinco comparsas.

En coros volvió a ponerse al frente del coro de la Viña y éste volvió a pasar a semifinales con ‘Rebelión a bordo de la patera Mangoli‘.

En 2006 volvió a componer para el coro de la Viña por última vez. Junto a Luis Ripoll escribieron ‘Hecho en Cai‘, un coro que se quedó en la semifinal.

En comparsas también entró en la final siendo la dirección del hijo del director de su anterior comparsa Francisco Javier Trujillo. ‘La Quintaesencia‘ fue una comparsa rejuvenecida donde Martín, una vez más, dio una vuelta de tuerca a su estilo de siempre consiguiendo un primer accésit.

En 2007 siguió con el mismo director y prácticamente el mismo grupo con ‘Los hijos de la libertad‘ consiguiendo un cuarto premio en una comparsa que sonaba un poco más a su estilo clásico pero que no llegaba a demostrar que Martín había vuelto fuerte con su estilo de siempre.

En 2008 sí que volvió a renovarse mirando a lo más clásico de su repertorio. ‘Los héroes del 3×4‘ era una comparsa que recordaba a sus mejores años con un grupo donde brillaban Fali Vila, El Pájaro y Zeus Marín y donde Pacoli se hacía con la dirección del mismo. Gustó mucho, sin embargo, quedó fuera de la final en cuarta posición.

En 2009 vuelve a componer para un coro con letra de Paco Cárdenas y Ramón Peñalver, fue ‘Los celtas largos y con boquilla‘ y se quedaron en cuartos de final.

En comparsas Martín volvió a protagonizar otro intenso duelo, esta vez a tres. Las tres comparsas finalistas fueron ‘Los trasnochadores’ de Jesús Bienvenido, ‘La pensadora gaditana’ de Quiñones y Bustelo y ‘La mare que me parió‘ de Antonio Martín. Cualquiera de estas tres comparsas pudo haber ganado pero cuando la final llegaba a sus últimos minutos de vida, Martín reventó el teatro con un pasodoble crítico a la desaparición de Marta del Castillo que hizo que la balanza se inclinara a su favor consiguiendo de nuevo el primer premio, tras doce años desde el último con ‘Los buscavidas’.

Que se apaguen las coplas
y callen las guitarras,
que temblando mi boca
quiero gritar basta.
Que encierren a esos ogros
de malas entrañas
y que se haga justicia
en el nombre de Marta.
Loco, y ahora dirán
todos que estás loco.
Libre, te pondran en la calle libre.
Loco y el corazon
de ese padre roto.
Y vengan protectores
pa que te socorran
que hay que reinsertarte
cueste lo que cueste
y que otras Martas
corran la misma suerte,
la misma suerte.
Porque tú sigues vivo
y ahora te harán un heroe televisivo
pa que les cuentes
tus fechorias, tus fechorias.
La misma sociedad que te hizo asesino
luce contigo su hipocresia.
Callen las coplas y las guitarras
porque mi boca temblando está,
por decirle a esa gentuza gritando basta
tened presente que todos somos padres de Marta,
padres de Marta, nuestra niña Marta.

Al año siguiente colaboró musicalmente con el coro de Juan Antonio Lamas en el que también participaba José Antonio Burgar ‘El cofre del tesoro‘ quedándose a las puertas de la final.

Sí que entró en la final con su comparsa ‘Los caballeros de la piedra reonda‘. Con la misma fuerza del año anterior pero con un repertorio bastante conseguido se quedó en tercer lugar ante dos grandes comparsas como ‘Medio siglo’ de los Majaras del Puerto (segundo premio) y ‘Los santos’ de Jesús Bienvenido (primer premio).

En 2011 volvió a dar un cambio en su comparsa y, sin renunciar a su estilo de siempre, suavizó la fuerza de los años anteriores para ganar en dulzura. ‘Las locuras de Martín Burton‘ representaban al sombrerero loco de la película de Tim Burton ‘Alicia en el país de las maravillas’. Esta comparsa, con los cuplés de José Guerrero (El Yuyu), aunque gustó mucho quedó en tercer lugar tras ‘Juana la loca’ de Tino Tovar (primer premio) y ‘Los currelantes’ de Jesús Bienvenido (segundo premio).

Ese mismo año también compuso para el último coro del desaparecido Juan Antonio Lamas, al que también ponían letra Ramón Peñalver y Paco Cárdenas. Era ‘El asedio‘ y se quedó en cuartos de final.

En 2012 sacó su comparsa tras sufrir una grave enfermedad que lo mantuvo mucho tiempo ingresado en el hospital. Finalmente y en tiempo récord se recuperó y consiguió llevar al teatro una comparsa de su estilo guerrillero ‘Se acabó el cuento‘. A este grupo volvió ese año Caracol que no participaba en una comparsa de Antonio Martín desde 1999 y que había formado parte en esos años de la comparsa de Joaquín Quiñones. Esta comparsa quedó como primer accésit fuera de la final en cuarto puesto.

También hizo la música ese año del coro ‘¿Listos los de atrás? ¡Listos!‘ que venía a seguir el legado de Lamas, con autoría de Paco Cárdenas y Ramón Peñalver, estando en cuartos de final.

En 2013 el coro ‘Guais, plais mais‘, al que Martín puso músca y J.A. Vera Luque, Amaro Portillo, J. L. Espinosa pusieron letra homenajeó a los cuartos clásicos del Peña y el Masa llegando hasta cuartos de final.

En comparsa, Martín volvió a llegar a lo más alto en un año donde la competición fue fuerte. En la final estuvieron además del grupo de Martín, la comparsa de Kike Remolino y José Manuel Cardoso ‘Los válidos’ que se quedó en segundo puesto y la comparsa de uno de los antiguos componentes de Martín, Juan Fernández, ‘El Rey Burlón’ que se quedó tercero. La comparsa de Martín cambiaba de nuevo de estilo y de director, llegando a la agrupación Ángel Subiela y Carli que tantos años habían luchado contra Martín con autores como Martínez Ares, Carapapas o Tino Tovar. La unión fue fructífera y consiguieron el primer premio con ‘La comparsa del genio‘ a la que Manuel Morera ponía letra a los cuplés.

¿Quién ha frotado mi tacita?
¿Quién me ha vuelto a despertar?
tres mil años encerrao
y ahora me viene a llamar,
con la que tenemos encima
di que puedo concederte
si la luz del firmamento
es lo que puedo ofrecerte.
Que no hay fórmulas escritas
ni genio que las entienda
que para vivir la vida
tienes que coger las riendas,
yo no tengo más poderes
que toíto lo que invento
vente conmigo si quieres
y te enseñaré
por qué a mi me llaman genio.
Amanece un nuevo día
con sus penas y alegrías,
a ver como lo libramos,
ponte tus mejores galas
que nos vamos por la vida
que aunque no te la regalan
esta vida es un regalo,
aunque por más que nos dañan
pintaremos la mañana
verde esperanza y azul,
y a descorrer las persianas
de las ventanas del cielo
que el sol nace pa tol mundo
y si te apagan la luz
alza tus manos a la esperanza
y ríete mientras que puedas,
que nadie merece tus lágrimas,
que llorar no vale la pena,
que no te vengan con mentiras,
que no te compren con dinero,
que no te arruinen la vida
políticos ni banqueros.
Y si la vida te regala
eso que hacer con tu camino,
echále genio a la vida,
echále genio,
que no puedan contigo,
echále genio a la vida,
echále genio,
que no, que no, que no, que no…
Por na del mundo te acobardes,
arriésgate que nunca es tarde,
que los cobardes nunca ganan,
para librar esta batalla
echále genio a la vida,
echále genio,
que no, que no, que no, que no,
que no puedan contigo.

En 2014 Manolo Santander tras algunos años de no sacar su chirigota volvió al teatro y lo hizo con la música de Antonio Martín con el que ya había trabajado en las chirigotas del Petra y Carapalo. Fueron ‘Los destripadores de la calle Londres‘ y quedaron en semifinales.

Ese año su comparsa, de nuevo con Ángel Subiela como director, se inspiró en la figura de Diego Carrasco para sacar ‘Los hippytanos‘ y hacer una fusión musical. Esta comparsa consiguió el segundo premio y destacó de su repertorio el pasodoble que dedicaron a Paco de Lucía pocas horas después de saberse de su muerte.

Al año siguiente, varios componentes de la comparsa deciden descansar y la agrupación no sale, aunque sí que Martín colabora de nuevo haciendo la música a la chirigota de Manolo Santander ‘Los del puntaso en el coco‘, inspirada en Antonio Reguera y llegando hasta las semifinales.

En 2016 vuelve a componer para tres agrupaciones. El coro de Antonio Procopio, Paco Cárdenas y Ramón Peñalver ‘Capitanes del sur‘ estuvo en cuartos de final con la música del autor viñero.

En chirigotas vuelve a colaborar con Manolo Santander, esta vez quedando en cuartos con ‘Una especie en extinción (los chirigoteros)‘.

En comparsas vuelve a renovar grupo y estilo sacando ‘Comparsa los invencibles‘. Esta agrupación gustó muchísimo en su primera actuación pero con el paso del concurso fue perdiendo seguimiento hasta quedarse finalmente en semifinales.

En 2017 se rompe el grupo y Martín recurre a un grupo de antología de 30 años de ‘Soplos de vida’ donde participaba aquella mítica fila delantera: Catalino, Kike Mayones, Caracol, McGregor y Perico Ramos. Estos componentes históricos y componentes muy jóvenes formaron la comparsa ‘Ley de vida‘ que se quedó en semifinales y donde el autor se despidió con un emotivo pasodoble en las semifinales.

No obstante, la comparsa fue invitada a la final a modo de homenaje a su autor y sus cincuenta carnavales. En esa actuación la emoción estuvo presente en todo momento y el coplero se fue con un actuación donde le cantó a su Caleta, a Rosarillo, a Carmela, etc. Y su despedida fue a lo grande, cantando la presentación de ‘Caleta’.

(Vídeo subido por Carnavalsur)

Y hasta aquí llegó la historia del niño de San Vicente, el autor que se forjó a base de aprender de los maestros y que llegó a ser maestro del carnaval. La trayectoria de comparsas de Antonio Martín se ha acabado y ha dejado paso a una juventud a la que ha acabado dejando paso. Se puede retirar con el conocimiento del deber cumplido y con un palmarés que va más allá del Falla con premios como el Antifaz de Oro, el Baluarte del Carnaval, Pregonero, Gaditano del año 2017 y teniendo una estrella en la puerta del Falla con una de sus coplas.