Cuarteta del Nazareno – La cárcel vieja

Y siguiendo con esas coplas carnavalescas a la Semana Santa vamos a irnos a una cuarteta de popurrí, en este caso de la comparsa que consiguió el primer premio en 2004, la de Joaquín Quiñones, “La cárcel vieja”

Suenan campanas
en el convento de Santa maría
y una saeta se va clavando
en el alma mía.
Lágrimas vivas
bajan la Cuesta de Jabonería.
Y allí va, el greñúo allí va
con su mare detrás
también va la mía, con sus cadenas
rezando solo por mi condena
por mi condena.
y allí va, pidiendo en su rezar
que la libertad a mi me la conceda
y muy prontito vuelva con ella.
luego vuelve por Sopranis,
sube la calle Botica
dicen que no tiene dueño
y entre palmas a las claras del día
delante mi reja, lo están meciendo.
Suenan campanas
en el convento de Santa María.

***
Joaquín Quiñones, José Antonio Cheza y Manuel Sánchez
“La cárcel vieja” 2004

Final de popurrí – Con el 12 basta

¿Por qué la gente siempre me repite
que me estoy equivocando
volviendo pa la Viña, pa mi barrio
nuevamente año tras año?
¿por qué quiere apartarme del camino
que me lleva al Corralón?
Dicen que soy cansino,
repetitivo, que ya esto cansa,
que cosas como esta
no están de moda,
ya no se cantan.
Quizás porque en la Viña la familia
la encontramos hasta en la calle,
es madre de los hijos del Hospicio
y los hermanos de la Salle,
mi Viña con tu padre San Bernardo
y tu madre Trinidad.
Dicen que soy cansino,
repetitivo, que ya esto cansa,
que cosas como esta
no están de moda,
ya no se cantan.
Pero pa mí la Viña
forma parte de mi ser.
Porque si quieren que te explique un por qué
po mira picha pues no existe un por qué
que estáis como el Mouriño,
por qué por qué y por qué,
con el por qué y por qué.
Por eso no hay que afear
al pobre compositor
que to los años se va
al sitio donde nació.
Yo nunca podré decir
que se cometa un error,
por ver a mi barrio feliz
le entrego hasta el corazón.

* * *
Paco Cárdenas, Ramón Peñalver, José Manuel Sáenz y José Manuel Barranco
Con el 12 basta, 2012

Popurrí de presentaciónes de Martín por Los cristalitos

A petición de Contrafuria, aquí os dejamos con la letra de este popurrí de presentaciones de don Antonio Martín cantado por Los cristalitos.

Las presentaciones que cantan, por orden, son: Agua clara (1983), Andaluces por el mundo (1984), Entre rejas (1985), Soplos de vida (1986), A fuego vivo y Capricho andaluz (1973).

 

Con un cariño sincero
y en homenaje a esa gaditana,
gitanilla del Carmelo,
rompo este cante con agua clara.
Yo traigo el agua,
yo traigo el agua,
y en vez del agua.

Ay mi tierra,
ay mi tierra,
ay mi tierra,
mi tierra,
mi tierra.

Solito entre rejas
no le importo a naide,
cantando mis quejas
quiero desahogarme.
Quiero romper las cadenas
y olvidar las penas que nos da la vía,
decir lo que siento por ti, tierra mía,
aunque me condenes a perpetuidad.
Quiero decirte cantando
por qué tu me robas hasta los sentimientos,
carcelera mía, preso hasta el aliento,
pa toda la vía siempre me tendrás,
ay carnaval, mi cárcel y mi libertad,
ay carnaval.

Con ese cariño que le doy al niño,
con esa ternura y ese entendimiento,
con esa alegría que ando por la vía
hoy vengo a entregarte con el sentimiento
y a la tierra mía mientras tuve aliento
yo siempre le he puesto con el corazón.
Vuelven a nacer mis pasiones
y mis ilusiones por ser gaditano,
hoy de nuevo aquí te canto
entre risas y llantos
y el alma en la mano,
y aunque los años han pasao
y hasta algo cansao
aquí vuelvo yo.

Quémame si quieres Cai el corazón,
prende con tu fuego toíto mi ser,
fuego que mantiene viva mi afición.
Fuego en mi garganta, fuego en mi cantar,
la llama divina Cai de mi querer
que me quema en vía fundío en tu carnaval,
Carnaval…

Bendición de Dios, que a su capricho te quiso crear,
canción compuesta por los rumores del mar,
el mar que de noche y día adorándote está.
Eres tú, sentir, de Andalucía eres tú pregón,
pregón de la alegría, representación del sol,
eres lo más grande de la creación.
Y por ser así te envidia todo el mundo sin razón
y yo por día voy sintiendo más pasión por ti,
eres para mí mi locura de amor.

Popurrí – Flamenkito apaleao

Terminamos las peticiones de Flamenkito apaleao con su popurrí:

En un lugar de Andalucía
de cuyo nombre no quiero acordarme
no ha mucho tiempo que pasó, uo uo,
lo que voy a contarte.
A “Flamenkito Apaleao”
nos contrataron unos pijos
para la fiesta de inauguración, pon pon,
de su cortijo.
Los pijos nos mandaron
por internet su dirección,
mira si son vacilones,
uve doble uve doble uve doble punto com
la pandilla mojones,
le leré leré le lé.
Dejamos el autobús
junto a unos peasos de Vol Vagen
y Renou, le le le lé
frente a la puerta de un chalé, le le le lé.
Y cuando nos subimos a la tapia
pa ver qué dirección es la que pone
y asomamos los ojitos y las napias,
joé con la pandilla mojones.
Uve doble uve doble doble uve doble uve doble uve
punto raya raya punto doble uve doble uve doble uve
punto raya punto com,
esta es la dirección,
poropopopom poropopom,
poropopopom poropopom.

Pa entro primo,
y nos metimos pa entro primo,
qué de glamour, qué de gente importante,
políticos, duques, modelo, cantantes.
Me voy pa camerino y veo cuando salgo
a Teófila Martínez arreglando los árbo.
Ajín va a terminar,
ruina, ruina,
de jardinero del Partido Popular
arrancapinos le dije, primo,
arrancapinos.
Y vámonos pa arriba, venga vámonos,
chu chu, Flamenkito Apaleao
lai lai, ya nos han anunciao,
chu chu, la camisa abierta,
lai lai, la cara cubierta,
chu chu, sonrisa de oreja,
lai lai, salivita en las cejas,
chu chu, vamos a darle con ganas,
lai lai, una dos y tres,
chu chu, ¡tacanna!
Y con el famenkito y la alegría
la fiesta se embaló más todavía.
La gente estaba cachonda,
la Duquesa de Alba parecía
el gordo de la Parra Bomba.
Y con el flamekito y la alegría
se estaba haciendo ya casi de día
y un pijo me dijo quillo,
si vienes de Cádiz
por qué no te enrollas
y cantas tanguillos.

Y yo le canté el tanguillo,
pero le pedí paciencia,
esto no es un cuplecillo,
el tanguillo es una ciencia.
Primero tardé media hora
en lo más importante
que era el montaje,
después preparé las bateas
con las subvenciones
que había conseguío
 y cuando por fin le eché mano
a las gafas de sol
que llevaba en el traje
fíate tú qué malaje,
estaba to el mundo dormío.
Lo siento pero los tanguillos
que son la bandera de los gaditanos
se están ajogando
en la Plaza de la Libertad
pero sin libertad
y se la quitan
los mismos que presumen
de embajadores de la Tacita,
vámonos primo pa abajo
que ya está chunga la fiestecita.

Después de la actuación
la fiesta estaba tan muerta
que hasta Quiñones le hubiera hecho
un pasodoble a la fiesta.
Guardamos los instrumentos,
guardamos nuestros sombreros,
y como buenos gaditanos
también guardamos los ceniceros.
Y cuando íbamos a salir
la mujer del dueño me dijo a mí,
fírmame un autógrafo en el mío corazón,
que mi marío no se entera,
que no se entera, que, eh,
el cabrón.
El dueño del cortijo
nos dijo que ya nos pagaría
y el crimen de los Urquijo
sobrevoló la mente mía.
O me pagas ahora mismo,
martín martín, los dos millones
o te saco mi navajita plateá
y ya eres carne de Quiñones,

No hay luz zin bombilla
ni bombilla zin plafone,
ni plazone zin los techo,
ni los techos zin hormigones,
eh.

Y en el autobús de vuelta
hartitos de carretera,
le dijimos al chofe, para
en la próxima gasolinera
que vamos a llenar el tanque
de gasolina con hielo,
 y dile al gafa que mangue
otra película de pelo.
Y con la gasolina destilada
volvimos a cruzar Sierra Nevada
y el caminito de vuelta
se convirtió una fiesta,
me voy a comprar un autobús
pa pasarme la vida
en los asientos de atrás,
ay que alegría de carretera,
le lere le.
Y caminito a Cádiz de esta manera
cantamos una rumbita
mu flamenkita y apaleá.

Pa que me veas cuando pase
me voy a poner un sombrerito,
pa que me veas cuando pase,
me gusta reñir contigo
y porque luego yo hago las paces,
me gusta reñir contigo
y porque luego ya me las pague s.
Ay con los titi titilimundi
cielo cielito que te voy a llevar
pa que tu madre niña no me quiera
que yo te pago la entrá,
ay que dirán, que ay qué dirán,
la mala gente qué te va a decir
que es que te quiero y te adoro…
Ay con los titi titilimundi
cielo cielito que te voy a llevar
pa que tu madre niña no me quiera
que yo te pago la entrá,
ay que dirán, que ay qué dirán,
la mala gente qué te va a decir
que es que te quiero y te adoro
ay como yo te quiero a ti,
ay como yo te quiero a ti,
ay como yo te quiero a ti,
ay como yo te quiero, ¡aja!

* * *
Juan Carlos Aragón Becerra
Flamenkito apaleao, 2000