En mil pedazos – Comparsa Los ángeles de la guarda

En mil pedazos
con lágrimas en los ojos
caminando muy despacio
cansado y abatido,
sin consuelo
y fracasado
un ángel llega al cielo
con un niño en la mano
y con la otra
llamó a la puerta
aquella tarde
a la hora de la siesta.
Al dar su nombre
el que custodiaba la puerta de entrada
vio que en la lista
Xavi no estaba
No está su nombre,
llevadlo a la tierra
que te has confundío.
Ojalá pudiera
pero, amigo mío,
viene de Barcelona
y te lo explicaré
maldita sea la hora en que me alejé
aunque no estaba escrito
que fuera su día
como un rayo maldito
y a sangre fría
era un demonio
quien conducía.
Fue todo en un segundo
salió de la nada
y no me dio ni tiempo
de oír su llamada.
Y aunque me comía el cielo
para protegerlo
pero no llegué
y como no lo salvé
y mis alas no sirvieron
así que córtelas usted
que ahora ya pa qué las quiero.
En La Rambla se han quedao
sus juguetes y su sillita
y sus padres abrazaos
al imán de una mezquita
porque en verdad se lo ruego
que si Xavi está en el cielo
que si Xavi está en el cielo
ya es que no me necesita,
ahora no me necesita.

Francisco Javier y David Márquez Mateos
‘Comparsa Los ángeles de la guarda’ – 2018

(Vídeo subido por Carnavalsur)

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.