La semana de… Joaquín Quiñones (VII)

En 2007 la comparsa de Quiñones, Noli y Cheza vuelve a gustar muchísimo pero se queda en un segundo puesto por detrás de una comparsa innovadora como ‘Araka la kana’ de Juan Carlos Aragón. Ellos eran ‘La playa de los secretos’.

Para 2008 Nene Cheza, y algunos componentes de la comparsa, deciden empezar una andadura en solitario dentro de la comparsa y se desligan del grupo de Quiñones y Mosquera. Noli sigue al frente de la música y Julio Pardo y Jesús Bienvenido colaboran con la comparsa, así como El Taka, que entra, además, como componente. Ese año se quedaron fuera de la final, siendo esta la primera vez que la comparsa no llega a la última noche desde que entró el Noli. Eran ‘El mercado de las maravillas’.

En 2009 Noli decide descansar por problemas personales y es José Luis Bustelo quien se encarga de la música del repertorio. El autor vuelve a la comparsa tras haberse retirado en el año 2005 con ‘Los acuarelas’. Ese año el grupo sufre importantes bajas y voces como Ramoni o Careca abandonan la agrupación. El peso de las voces altas recaía en Toni El Piojo (que había entrado un año antes), Caracol y Fali Figuier que llegó procedente de la comparsa de Bievenido. La comparsa que firmaron fue ‘La pensadora gaditana’ que estuvo a un punto de ganar, aunque quedaron segundos detrás de ‘La mare que me parió’ de Antonio Martín. Os dejamos con uno de los pasodobles más bellos de la comparsa de Quiñones y Bustelo de ese año, el que habla de la pederastia.

“Mi niño chico no tiene cuna
pero su padre le va hacer una”
dice una nana
y él se dormía soñando en penumbra
que bajaría un día la luna
para pintarla.
Él no tenía conciencia ni culpa ninguna
que unas manos sinvergüenzas mecieran su cuna.
Y aquellas fotos que su padre hacía
no eran pal álbum de la familia
ni pa colgarlas.
Cómo se puede gozar
mirando fotos en internet
con unos niños de esa edad
sin que tú sientas nada por el cuerpo,
maldito el día que rompiste el llanto.
Cómo se puede gozar con el desnudo
de ese cuerpo angelical,
si lo más puro de esta vida es abrazar
tos sus encantos.
Con lo bonito es que un padre
lleve en su cartera
la foto de aquellla tarde
los dos en La Alameda.
La obligación de ser padre
es retar al que sea,
que la sangre de su sangre
no la deshonre cualquiera.
Y si la ley no es valiente
con estas condenas,
que Dios perdone al cobarde,
se muera de pena, se muera de pena.

(Vídeo subido por Guashilandia)

Al año siguiente se mantiene el mismo equipo pero la comparsa se queda fuera de la final. La agrupación se llamó ‘La caja de Pandora’, de nuevo mirando hacia la mitología que tanto ha dado a este autor.

Para 2011 Bustelo decide sacar una comparsa junto a Jesús Monje y abandona a este grupo cuya música pasa de nuevo al Noli. Juntos, Noli y Quiñones sacan ‘La corona’, una comparsa que recordaba mucho a su anterior etapa pero que tuvo que ver cómo se marchaban voces como Piojo o Figuier. Finalmente se quedaron en semifinales.

Para el año siguiente la comparsa quiere dar un giro hacia la modernidad y para ello cuentan con Juan Manuel Romero Bey, uno de los autores más innovadores y vanguardistas del carnaval. La cosa salió bien y ‘El chaparrón’ estuvo cerca de la final, aunque su estilo se perdiera un poco por el camino.

Ya Joaquín Quiñones venía señalando que él no sabía hacer una comparsa del estilo que gustaba, sino que a él le gustaba lo que sonara a Cádiz, especialmente el pasodoble. En 2013 vuelve a sacar la comparsa junto a Bustelo y fue ‘Los peleles del XXI’ llegando a semifinales. Tras la misma decidió que era hora de retirarse del carnaval, la juventud apretaba y él sentía que no encajaba dentro del carnaval que se hacía.

En una noche de esas noches
que nunca se acaban,
las musas no me dicen nada
y se esconden tanto,
también se esconde mi guitarra
y acabo yo brazos en jarra
en medio de la madrugada
y el papel en blanco,
y de pronto en la ventana
siento que llaman
las lucecitas primeras del día,
yo que nunca me resisto,
salto, me visto
y en cuatro pasos bajo a la Bahía,
y en un sitio de Puntales
donde me asomo de siempre
amanece y sobresale
el paisaje que es más imponente,
Cádiz que el cielo me llena
con su sonrisa y sus penas
y las de toda mi gente.
Y con la mano en el corazón,
yo jugando a ser poeta
y atascao en una letra
con mil palabras buscando un hueco,
y allí me deja claro este corazón
que con Cádiz al laíto
ya tengo escrito
todo el libreto,
con una sonrisa
después me pregunto
si canto a mi tierra
y pierdo más puntos,
y sabiendo la respuesta
me doy la vuelta,
camino a casa contento y ligero,
con palillos por redoble
y al compás de un pasodoble
donde ya tengo
donde tengo lo que quiero.

(Vídeo subido por Carnaval por un tubo)

Y esa fue la última comparsa de Joaquín Quiñones hasta la fecha. El autor está retirado y, aunque ha estado siendo presidente de la Asamblea de Antifaces de Oro estos años, ahora ya se encuentra totalmente desligado del carnaval. Tiene en su haber galardones como el Antifaz de oro o el baluarte del carnaval, además de haber encarnado al Dios Momo en el año 2008. Le queda todavía una espinita clavada y es el pregón del carnaval de Cádiz que hace tiempo que debería habérsele otorgado. Ojalá llegue pronto ese momento.
Hasta entonces nosotros seguiremos admirando su obra, su sencillez, su elegancia y su sensibilidad, la que ha derrochado en tantas y buenas comparsas. Joaquín Quiñones es un autor que nunca ha defraudado y siempre ha sido un caballero y un autor que ha trabajado por la pureza del carnaval, un hombre que siempre se ha catalogado como un obrero del carnaval de Cádiz.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.