La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (I)

Yu2José Guerrero es uno de esos carnavaleros que dejó a un lado el nombre para ser conocido por dos letras, la “y” y la “u”, y es que es más que probable que algunos no sepan que ese es el nombre del Yuyu, uno de los chirigoteros de mayor éxito y que más echa de menos una gran parte de la afición al carnaval.
El Yuyu nunca tuvo verdadero interés por el carnaval pero en el año 81 tuvo la oportunidad de asistir al ensayo de la chirigota ‘Los cruzados mágicos’ (el gran pelotazo del carnaval de 1982). Esa experiencia le metió en le cuerpo el gusanillo del carnaval y se hizo un aficionado a las coplas.
Unos años más tarde en el 86, Miguel Ángel García Cossío, El búho (compañero de clase del Yuyu y hermano del Selu, además de punteo de numerosas comparsas de éxito) lo animó para salir en coros, pero eso no le entusiasmaba así que sacaron una chirigota a la que Yuyu ponía la letra y el Búho la música. Esta agrupación era ‘Los ordeñadores personales’, una agrupación que prácticamente cerraba la clasificación de aquel año, ya que cantaron últimos y nadie se quedó a escucharlos, aparte de que la chirigota no era nada del otro mundo.

1986 Los ordeñadores personales

Ya no volvería al concurso hasta 1989 con ‘Los sanmolontropos verdes’. Quique el largo lo metió en una agrupación de la que eran autores Erasmo Ubera y José Luis García Cossío, el Selu. Faltaba gente y se completó con componentes de ‘Los ordeñadores personales’. Todo estaba ligado al surrealismo y a la poquísima (o ninguna) vergüenza y resulta que al jurado le gustó esa innovación de tal manera que entraron en la final y consiguieron un tercer premio por delante de la chirigota cañailla ‘Miky Jackson y los Bitter cal’ de Juan Rivero y por detrás de ‘Figuritas’ del Habichuela y de ‘El crimen del mes de mayo’, la chirigota del Carapalo que consiguió el primer premio. Aunque es digna de recordar aquella presentación en la que interpretaban “los duros antiguos” de manera soriana nosotros vamos a recordar un pasodoble, el de presentación en el que intentan explicar cuál es su tipo.

Tú no te puedes ni imaginar
de dónde salen los sanmolontropos
estas hechuras no es un disfraz,
ni chirigota, ni esto es na de na.
Somos un manojito de lo que tú quieras,
somos bizcotela,
soy Nelson Mandela
acabao de levantar.
Sé que nuestra chirigota
suena a musiquilla celestial
y es que está un poquito acomparsá.
Somos el virus,
que pone rancia
las papitas aliña,
vivimos dentro de las gotitas
que trae la humedad.
Tantas tonterías
han hecho que termine
el pasodoble de medí…a.

Al año siguiente tiraron de surrealismo y se fueron hasta el futuro, concretamente al carnaval 2036 para sacar una chirigota cuyo tipo incorporaba desde una madroñera hasta una cisterna de váter. Se llamaba ‘Carnaval 2036: Piconeros galácticos’. De esta chirigota, ganadora del cuarto premio nos quedamos con los dos cuplés que cantaron en la final, cuyo estribillo, a modo de trabalenguas, se ha quedado como un referente del carnaval más pamplinoso (en el buen sentido de la palabra).

Este verano en la playa
yo escuché por el altavoz:
“tenemos en el locutorio
un niñito sin bañador,
tiene veinticinco años
y la criatura está como un tren
que vengan rápido
los padres a por él.
Qué vengan ligeritos
porque el niño está en pelotas
y a las del locutorio
las ha vuelto medio locas.
Como tarden los padre en recogerlo
y el niño no se esté quieto
en vez de al hijo
van a recoger a los nietos”.

La tele en el fin de año
conectó con la puerta el sol
y la Marisa Naranjo
vaya patinazo metió
la pobre no se aclaraba
y a toa España descontroló,
¡Cómo funcionan
las cosas en televisión!
Sonaban las campanas
y decían que eran los cuartos
con las uvas en la mano
casi me muero esperando.
Yo casi te perdono
que pudiera equivocarte pero niña
Marisa Naranjo no te equivoque más
(…)
Estribillo:
Soy piconero, oh, oh
de la galaxia, ah, ah
mi piconera, ah, ah
gaditana yo te juro
que a mí se me cae hasta el culo
cuando te veo paseando
con el arte que tú tienes
por la playa las mujeres
en bikini, en bañador
oh oh, oh oh, oh oh, oh oh.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.