La semana de… José Guerrero ‘Yuyu’ (VII)

En 2009 la chirigota no corrió la misma suerte que con ‘Los monstruos de pueblo’ y se quedó en semifinales con ‘Air con el carair, carair, carais las compañías aéreas que tiene mi Cai’ en la que destacaba una presentación donde el Yuyu demostraba su saber estar en el escenario.

Air_con_el_carair_carair_carair_1

2010 sería el año en el que Yuyu (junto Sánchez Reyes) sacara su última chirigota hasta el momento. Fue ‘Los emires por donde se mire’ y representaban a unos jeques árabes dispuetos a comprar el Cádiz. La chirigota volvió a quedarse en las semifinales y entre todo el repertorio destacó aquel magnífico pasodoble a la jubilación o la presentación, con la cual nos quedamos.

Ah…
Hace menos de una hora
que he tenío una reunión,
acabo de comprarle el Cádiz
a don Antonio Muñoz.
No ha hecho falta ni abogaos
ni enseñarle los avales,
le saqué diez mil millones
y dijo: “va va va va vale”.
Voy a hacer una plantilla
que seguro va a dar guerra
no como Antonio Muñoz
que no se gastaba las perras,
que anunció a una estrella
con melena y muchos dientes
y empezó a decir la gente
“Ronaldinho es el que viene”
y al día en el Carranza
presentó a María Jiménez.
Ojú, Juan José
que nos vamos pa segunda B
tranquilo, no pasa na
que pa eso ya está aquí el sultán.
Como yo ya soy el dueño
le presento a la afición
el diseño en exclusiva
de la nueva equipación
que no es Puma ni es Adidas,
que no es Kelme ni es de Nike
es de una mujer que cose
pa la calle allí en Kuwait.
Traigo a Cristiano Ronaldo
pa jugar en la delantera,
a Kaká no me lo traigo
porque suena a cagalera.
Todos nuestros jugadores
tendrán sueldos exquisitos
y los árbitros también
se llevarán su detallito.
Que sí, Juan Luis
muchos equipos han ascendío así
si no es a base de pin pin pin
cómo va a el Cádiz
a jugar la Champion League.
Quiero darle a la ciudad
unos cuantos milloncitos
sobre todo al carnaval
que lo veo mu pobrecito.
Voy a regalar disfraces
del Armani y del Versace
y otros sastres muy punteros
le doy ajín al que se vista
con un mono de Astillero.
El carnaval que quiero en Cai
es más o menos
el que tenemos en Kuwait
es tanto el lujo del emirato
que todo el mundo
grita así en nuestro teatro:
“Ole, ole Kuwait
con la cartera llena
y el que no tengo un Rólex
que se le seque la hierbabuena
Rólex, Rólex y Rólex”.
Ya llegaron los jeques al carnaval
tenemos la cartera pa reventar
ya llegaron los jeques al carnaval
se acabó la miseria en esta ciudad.

Esa es a día de hoy la última chirigota del Yuyu, aunque después de eso hemos podido disfrutar de su gracia en algunas comparsas. En 2011 se anunció el fichaje de Yuyu para hacer los cuplés de la comparsa de Antonio Martín ‘Las locuras de Martín Burton’. El resultado fue muy satisfactorio y aquella comparsa consiguió un tercer premio. Os dejamos con una selección de los cuplés de esta comparsa.

A mi niño Manolito
que me ha salío algo macarra
le he prohibido el internet
porque solo ve películas guarras
pero el nota me da coba
y ayer me dijo el muy canalla:
“Opá, déjame el portátil
que vi a comprar entradas pal Falla”.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Se metió dentro del cuarto
y como tardaba po abrí la puerta
y estaba viendo una peli
con una escena bastante puerca.
Y cuando empujaba el negro
le dije: “Eh” y pegó un respingo
“si quedan de esas entradas
sácame dos para este domingo”.

Como a mí me gustan mucho
to los inventos e innovaciones
ayer pusimos en casa
un televisor en tres dimensiones.
Nos pusimos esas gafas
de pasta negra pa ver a Iniesta
y éramos la familia
de Stevie Wonder viendo la sexta.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Mi suegra llegó de noche
de ver a un primo que vive en Bornos
se puso las gafas negras
y salió en la tele una peli porno.
Y cuando vio aquellos negros
con los mondongos de vuelta y vuelta
me dijo: “estas son las gafas
que yo quería pa ver de cerca”.

La lancha de un traficante
que navegaba desde Tarifa
abandonó en la Caleta
dos mil quinientos kilos de grifa.
El costo cayó en el agua
y con la grifa desperdigada
le echaban hasta cojones
a los tiburones nuestras caballas.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Al día siguiente estaba
con mi parienta en un restaurante,
pedí una caballa asá
y no veas el humo pegando el cante.
Me preguntó el camarero
si la quería con picadillo
“mejor me la desmorona
y me la lía en un cigarrillo”.

Mi cuñado es tan cadista
que a la mujer no le echa ni cuenta
na más que piensa en el Cádiz
y en mejorar la segunda vuelta.
La piva se pone un tanga
y dos medias negras pa estar coqueta
y el hijo de la gran China
se va a ver al Cádiz con el Roqueta.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Un día que ganó el Cádiz
volvió a su casa algo más temprano
y sorprendió a la parienta
despatarrada con un cubano.
“Carmelo, verás cariño
es que esto yo no me lo esperaba”.
“Ni yo tampoco, Leonor,
yo pensé que el Cádiz hoy no ganaba”.

Como la cosa en España
se ha puesto ya bastante difícil
a dos o tres cofradías
le está afectando también la crisis.
Por ejemplo el santo entierro
el presupuesto va a rebajarlo
como el entierro es mu caro
po están pensando en incinerarlo.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
Y como tirar la pasta
con esta crisis queda mu feo
ha dicho la Santa Cena
que en vez de cena dará un tapeo.
Y para ahorrarse el dinero
con esa cosa que es tan dañina
al Cristo la cigarrera
le han puesto parches de nicotina.

Mi prima tiene al marío
que fuma el tío más que los locos
con la ley antitabaco
lo tiene al pobre como una moto
porque le ha dicho que en casa
no fume delante los chiquillos
y como tiene catorce
a ver cuándo coño echa un cigarrillo.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
La otra noche mi prima
estaba en la cama desparramada
tenía ganas de sexo
y le dijo: “Pepe, si tienes ganas
aprovéchate pichita
ahora que los niños están roncando”
y Pepe en vez de un polvete
fue el hijo puta y echó un cigarro.

Algún derrotista dice
que la comparsa de Martín Burton
reparte mu mal las voces
de octavillitas y contraaltos.
Y dicen que la comparsa
si sigue así no llegará lejos
porque en todo el repertorio
van abusando con el Pellejo.
(No me comas el coco,
por lo que tú más quieras,
no me vuelvas loco)
La gente del carnaval
con esta comparsa es mu criticona
porque otros abusan más
y a ellos sin embargo se les perdona…
(Bien, Paco, bien)
Yo le digo en esta copla
al derrotista de la Tacita:
“Más abusa del Pellejo
Nacho Vidal y no lo critica”.

Estribillo:
Que se pare el tiempo de mi reloj,
que nunca se acabe el sueño contigo
ábreme las puertas del corazón,
que en este romance no haya razón
y que el mundo rabie, corazón mío.
Que si tienen que decir
que si Martín Burton, Burton Martín
tú siempre me tienes loco perdío.

Al año siguiente repetiría con la comparsa de Antonio Martín ‘Se acabó el cuento’ consiguiendo el primer accésit en un año complicado, ya que la agrupación se hizo en muy poco tiempo debido a una enfermedad de Antonio Martín que apunto estuvo de costarle la vida.

2012 Se acabó el cuento

Ese año también Yuyu tuvo, en cierta medida, la culpa de aquella comparsa que presentó Juan Carlos Aragón cantando en italiano ‘La sereníssima’, ya que en una entrevista Yuyu dijo que si sacara una comparsa se iba a llamar de esa manera, Juan Carlos le tomó la idea y la sacó. La última intervención de Yuyu en el carnaval fue haciendo los cuplés para la comparsa ‘Los tipos’ de la localidad sevillana de Camas. Esta agrupación se quedó en la fase de preliminares con la autoría de José Manuel Viejo y David Aparicio.

2013 Los tipos

Desde entonces el carnaval quedó huérfano de Yuyu, aunque podemos disfrutar de su arte en la radio o en televisión, además de en los libros que ha escrito. El ingenio de José Guerrero Roldán le ha hecho pasar a la historia del carnaval a base de hacer reír. Esperemos que pronto sus compromisos profesionales y personales le permitan volver a sacar una chirigota, mientras tanto su antología todavía realiza alguna actuación derrochando buen humor y perseguidos por esa palabra que le perseguirá para los restos “¡Cabrón!”.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.