Protesta a golpe de cuplés

Cerca de dos centenares de personas se concentran en San Juan de Dios para rechazar la actuación policial en el cierre del Carnaval Chiquito

Chirigotas callejeras, romanceros, agrupaciones y autores del concurso del Falla y aficionados se reunieron anoche en torno a la estatua de Moret en San Juan de Dios para protestar por la actuación policial de las primeras horas de la madrugada del lunes, durante el cierre del popular Carnaval Chiquito, y apoyar a las dos personas que fueron detenidas por la Policía Local durante los incidentes. Tras la lectura de un manifiesto, la concentración se transformó en una asamblea en la que finalmente se decidió que el próximo domingo, en torno al mediodía, las chirigotas acudieran de nuevo a San Juan de Dios para entonar algunos cuplés y repartir el manifiesto a los ciudadanos que se acerquen a la plaza. El Ayuntamiento, mientras tanto, reiteró la versión oficial de lo sucedido haciendo público el informe policial de aquella noche.

La convocatoria de esta concentración logró reunir junto a Moret a cerca de dos centenares de personas. Las chirigotas callejeras encontraron el apoyo de un buen grupo de romanceros, muchos aficionados y varios autores del concurso oficial, como Vera Luque, Quique Remolino, Javier García ‘Ojo’, Cascana o Jesús Bienvenido, entre otros. Uno de los miembros de la chirigota ‘Suspiritos de España’ fue el encargado de leer un manifiesto en el que se pedía la retirada de cargos a las personas denunciadas por la Policía Local y, también, que se produjeran disculpas públicas por parte del Ayuntamiento, “como último responsable de la actuación policial”.

El texto, que se repartirá en al concentración del próximo domingo, es muy crítico con la ‘atención’ que el Ayuntamiento ha venido prestando a las agrupaciones callejeras, recuerda que el Carnaval Chiquito es “una creación popular” y arremete contra la alcaldesa Teófila Martínez a la que acusa de “no respetar” las fiestas de la ciudad: “Ella no ha creado nada y eso es lo que le duele (…). El carnaval de Cádiz, por lo menos el callejero, sobrevive a pesar del Ayuntamiento, porque con el Ayuntamiento de Cádiz, no. No habría más que cabalgatas, pregones y bailes de ninfas”.

La concentración adoptó pronto un asambleario tono democrático en el que los asistentes fueron lanzando propuestas para llevar a cabo en protesta por lo sucedido y para reclamar de las autoridades municipales una disculpa ante una actuación policial que fue calificada de “desproporcionada”.

Recaudar fondos para sufragar la multa que pueden recibir los detenidos -que por cierto serán juzgados en juicio rápido-, autoinculparse en los hechos, trasladarse a cantar a alguna localidad de la provincia en unos de los días fuertes del próximo carnaval, crear un nexo de unión y comunicación a través de las redes sociales, boicotear la fecha oficial del carnaval de verano cantando otro día, acudir al próximo Pleno municipal disfrazados o, la que finalmente encontró un apoyo más unánime y maduro, concentrarse el próximo domingo en San Juan de Dios alrededor de la una de la tarde para, armados de coloretes, pelucas o sombreros, repartir el manifiesto y cantar un par de cuplés. Alguno lanzó una idea original: “Que los cuplés sean sobre lo sucedido”. Golpes de humor para los golpes policiales.

Mientras, el Ayuntamiento hizo público el informe policial, que viene a reiterar la versión oficial ofrecida el pasado lunes, y en el que se define a la chirigota que cantaba en El Palillero como “un grupo de cuatro personas con una guitarra y bombo cantando una copla de carnaval”.

Diario de Cádiz

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.