Hay que ver – Los bordes del área

Hoy se cumplen veinte años desde que se fundó Disneyland Paris, ese lugar de ensueño y fantasía que lleva ya dos décadas costándoles un riñón a los padres para que sus hijos conozcan al pato Donald. Vamos a aprovechar la ocasión para recordar este pasodoble:

Hay que ver el coñazo que están dando
con los vídeos de Walt Disney todos los niños de España.
Yo no sé si eso a mí me está afectando
porque hasta mi propia casa me parece Disneylandia.
Tengo un niño que de nada se preocupa,
es el Pluto porque es un hijo de Pluta.
Mi cuñá está loca con Pinocho
y tiene un muñeco grande pa metérselo en su cuarto.
Mi esposa tiene la cara de un indio
y a veces le digo «¡adiós, Pocahontas!»
y ella me responde «tú eres Dumbo,
que tienes muchas orejas y poca trompa».
Ya ruge el Rey León en la sabana,
es la guarra de mi suegra
que se pee desde la cama.
Han dado las cuatro menos veinte,
se levanta mi cuñado porque es la bella durmiente.
Es más flojo que un muelle de guita
y se vuelve de Astilleros si escucha La Sirenita.

* * *

José Guerrero Roldán y José Manuel Sánchez Reyes
Los bordes del área, 1996

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.