Mi colega era impotente / La comparsa de Los majaras – Los protagonistas

Mi colega era impotente,
tenía un agobio que no te veas
por probar el probó de to,
incluso a ponerse una polea.
Se operó y le han cambiao un huevo
por una bomba que lleva un cable
que le hinfla y desinfla aquello
como si fuera un castillo hinchable.
Cuando hace el amor hace fufufufufu
y todo arreglado.
Se lo aprieta al terminar
y aquello se queda igual,
igualito igual que un globo hinchao
Lo llenó una vez con tanto ahínco
que bajó volando desde el quinto.
Fue su parienta
un día en verano a vaciarle aquello
y le dijo ¡quieta!,
que si vamos después a la playa
le lleno al niño la colchoneta.

La comparsa de los Majaras
a Jesucristo muy bien encarna,
los llamó la Junta Cofrade
por si querían salir en la Magna.
La beata de mi vecina
cuando los vio, no veas qué vergüenza,
allá donde va la comparsa
ella va detrás haciendo penitencia.
«Los Majaras de mi vida
son de Cádiz como yo,
por eso los quiero tantoy
les doy mi corazón.
En el nombre los Simios,
Raza Mora, Israel»
Por la calle los vi
y entre ellos escuché uno que decía
«Primera estación, Cortadura.
Díjole Pedro al octavilla que es su hijo:
“A ver si este año repartimos bien
y hacemos la Santa Cena en romerío”»
Cuando en pasacalles van
los polillas van detrás
y su postulante de cruz de guía.
Harán como algo extraordinario
en vez de libretos itinerarios.
Tanto impresionan
que fue a mi casa
Iker Jiménez con papel y boli
porque me ha salido una macha
en la pared igual que Ramoni.

ESTRIBILLO:
Tengo trabajo fijo en mi tierra,
mi mujer me deja hacer lo que quiera,
en Cádiz siempre encuentro aparcamiento
y me han concedío la hipoteca pa una casa,
¡Corten, corten!
Estas son las tomas falsas.

* * *
Francisco Javier García Rodríguez y Enrique García Rosado
Los protagonistas, 2012
ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.