"El de 2012 será el último Carnaval organizado por este Patronato"

Vicente Sánchez encara su tercera legislatura como edil de Fiestas con el reto de poner a Cádiz en el mapa como referencia mundial del Carnaval en plenos fastos del Bicentenario de La Pepa

Comienza el curso carnavalesco con la apertura del plazo de inscripción para el Concurso y el reto de un Carnaval en pleno Bicentenario. ¿Será un Carnaval especial o las conexiones con la otra orilla se dejarán para el Encuentro de Carnavales Iberoamericanos de primavera?
El Carnaval 2012 se hace especial con el nombramiento de Capital Iberoamericana del Carnaval, pues tendremos muchos ojos mirándonos. La designación es importante, para la fiesta y desde el punto de vista económico. Habrá relación con Iberoamérica, pero la mayoría de las actividades vinculadas a la capitalidad se realizarán a lo largo de 2012 y en 2013. Estamos ultimando, con la delegación municipal de Cádiz 2012, el programa que debemos presentar a la UCCI.

-Muchas expectativas y, también, mucha crisis. ¿Habrá presupuesto suficiente para organizar el encuentro?

-Es que nosotros no lo vemos como una posibilidad de gasto sino como una oportunidad para ingresar, para la economía de la ciudad, la inversión y el empleo. Hay que aprovecharla. Lógicamente habrá dinero y dentro del contexto de crisis tendremos que tener mucha responsabilidad en el gasto, que será contenido. Pero si ese gasto reporta dinero para la ciudad, bienvenido sea. Antes de las elecciones dijimos que el Carnaval debe ser un motor económico para la ciudad y no queremos que se quede en palabras de campaña electoral.

-¿Se va a dar a este encuentro de Carnavales el bombo necesario para convertirlo en un acontecimiento?

-Por supuesto. Hace poco que nos dieron el nombramiento, pero llevamos trabajando desde hace años. Estamos trabajando en el programa y en la imagen corporativa de la capitalidad. Será una gran fiesta en la calle y queremos que venga mucho público de todas partes. Turismo e inversión, en eso nos vamos a centrar. Durante el Doce nos va a visitar mucha gente para actos culturales, pero hemos querido darle al Carnaval un apartado propio para otorgarle su importancia, aunque el presupuesto dependerá de las partidas para el Bicentenario y el calendario se adaptará a la programación general. El Carnaval estuvo mucho tiempo encerrado en sí mismo y es hora de abrirnos al mundo, a otros mercados.

-¿Qué aprendió del primer encuentro en Montevideo que le sirva de experiencia para Cádiz y su capitalidad?

-Aprendimos que el Carnaval es una manifestación multicultural con muchísimas posibilidades de difusión y de ingresos económicos. Allí conseguimos los contactos necesarios para ser capital iberoamericana. Sirvió para tener una idea de lo que queremos y de lo que se puede mejorar.

Hablemos del Patronato, un ente muy criticado que lleva varios años con el cartel de ‘provisional’. Asociaciones como ASIN-E y El Cañón han mostrado su intención de entrar y siguen fuera. ¿Cuál es el futuro del Patronato?

-El Patronato tuvo su momento y su contexto. A partir de ahí trabajó con éxito y estoy muy satisfecho de lo que se ha hecho y de la implicación de todos los colectivos, en un trabajo desinteresado para sacar adelante el Carnaval. Hemos llegado a acuerdos muy importantes y hemos hecho crecer al Carnaval en estos años. Ahora bien, yo tengo una idea muy clara que ya conocen los miembros del Patronato. Las circunstancias han cambiado y creo necesario, más pronto que tarde, que se cree un nuevo órgano que se adapte a los tiempos que corren, y más con este nombramiento de Capital Iberoamericana del Carnaval. El futuro del Patronato pasa por crear un nuevo ente, se llame como se llame, patronato, fundación… pero siempre desde el consenso de los colectivos. El Carnaval se basa mucho en las relaciones humanas, hay mucha pasión y a veces no hay cordialidad entre algunas asociaciones, pero debe haber consenso. Eso hay que hacerlo muy pronto.

-¿Será entonces el de 2012 el último Carnaval organizado por el Patronato?

-Seguramente. Y tenemos que empezar ya a poner las bases del nuevo órgano. Vamos a hablar con los colectivos. Fracasaríamos si el Ayuntamiento impusiera el modelo. Lo más difícil no es crear el órgano como tal, es alcanzar el consenso.

Los colectivos que integran el Patronato se quejan de la escasa maniobrabilidad del mismo en asuntos importantes, criticando la escasa independencia en cuanto a presupuestos para poder tomar decisiones.

El Patronato, como organismo jurídico, depende del Ayuntamiento. Eso tiene su parte positiva y su parte negativa. Conseguimos un presupuesto propio y gracias a eso tenemos ciertas ventajas, pero no hay independencia plena. Creo que la fórmula mixta de organización entre Ayuntamiento y colectivos ha funcionado bien, pero podemos seguir trabajando por conseguir más autonomía. No obstante, hemos conseguido cierta independencia.

-Las agrupaciones temen que el Ayuntamiento las contrate para cantar. Cobran tarde. Aún no han recibido algunas el dinero de las galas del primer sábado de Carnaval. Y en el Bicentenario se supone que el Ayuntamiento contará con las agrupaciones para muchos actos. ¿Hay pensado un plan para solucionar este problema?

No estoy de acuerdo. Este año se ha pagado antes que nunca algunas partidas. Ha sido el año que se ha pagado más pronto. Nos movemos en un contexto económico complicado y esto hay que entenderlo. Pero este año se han solventado prácticamente todos los pagos. Nos quedan las galas del sábado, es cierto, pero el año pasado a estas alturas ni se había planteado el pago de los derechos de retransmisión, que ya hemos empezado a pagar estos días. En cualquier caso reitero las disculpas por las tardanzas en algunos pagos. Hay veces que se puede pagar al momento y otras, no. El Doce será un año muy importante. No es que vayamos a contar con las agrupaciones, es que van a ser las protagonistas de la capitalidad. Habrá que mimarlas.

Para el Concurso de 2012 hay que renovar el acuerdo televisivo con Onda Cádiz y Canal Sur. ¿Cuáles van a ser las principales exigencias del Patronato?

Estamos de momento esperando a reunirnos. En las últimas negociaciones ha habido un trato muy cordial. Aspiramos a continuar porque hay predisposición por todas las partes. Creo que alcanzaremos un acuerdo como mínimo tan bueno como el último. Lo ideal es que las negociaciones estén terminadas en Navidad.

-Un tema polémico en el Concurso es el de la venta de entradas. Parece que no se ha dado con la tecla para contentar a la mayoría. Internet tiene sus ventajas e inconvenientes, pero, según los románticos, el Falla está perdiendo ambiente. ¿Volverá a venderse el grueso de las entradas en las taquillas?

-Si me dieran a elegir algo de lo que me siento más orgulloso desde que llegué a la concejalía, es haber cambiado el sistema de venta de entradas. Estoy tremendamente satisfecho y agradecido a los colectivos, que decidieron tirar para adelante y acabar con la reventa, con lo que eso suponía de ‘tradición’ en el Concurso. Hemos ido limando las imperfecciones del nuevo sistema, pero se ha mejorado infinitamente con respecto al sistema anterior. La venta por internet ha mejorado muchísimo desde el primer año, que fue el único año con problemas y lo recuerdo como el peor momento que viví como concejal de Fiestas, lo reconozco. Aumentaremos la venta en taquilla, porque así lo reclama mucha gente, aunque mantendremos las de internet. Pero todas seguirán estando personalizadas y ligadas al sistema informático, evitando la reventa. En cuanto a los nostálgicos, estamos en el siglo XXI y el Carnaval cambia con los tiempos.

Llevamos dos carnavales con pregoneros de la propia fiesta. ¿Mantiene el Ayuntamiento para el Carnaval del Bicentenario un perfil de pregonero con repercusión mediática?

-Aún no hemos tratado este tema, pero se conocerá todo en un mes o mes y medio. Podría tener cierta relación con Iberoamérica. En ese sentido trabajaremos.

Entonces, el pregonero no será del Carnaval.

-El año pasado no iba a ser del Carnaval y lo fue. Había una regla no escrita de alternar pregoneros de fuera con pregoneros de aquí. El año pasado nos la saltamos. Este año puede pasar cualquier cosa.

Debe ser complicado buscar un pregonero vinculado al Carnaval y a Iberoamérica, ¿no?

Seguro que encontramos algo…

Se anunció el 30 de agosto que en 20 días se aclararía el futuro del Museo del Carnaval. A estas alturas no hay novedades y el arquitecto ganador mantiene que le quieren hacer firmar algo que no se ajusta a las bases del concurso de ideas. ¿Existe algún motivo para ser optimista?

-El Museo es una de las mayores preocupaciones del equipo de gobierno, una oportunidad económica y turística enorme. Será una realidad, seguro. Estamos empeñados y lo vamos a conseguir. Dicho esto, estamos preocupados por la indefinición de los patronos que son cajas de ahorro. Cuando se creó la Fundación se posicionaron a favor, pero cuando hay que aportar el dinero, no se posicionan. Creo que Ayuntamiento, Diputación y Junta de Andalucía van a estar seguros. Si no se pueden arreglar las diferencias con el arquitecto, habrá que buscar otro. Le hemos dado todas las oportunidades para firmar el proyecto básico y seguimos esperando. Urbanismo está trabajando en el tema, pero ahora mismo el principal problema es la indefinición de algunos patronos. Habrá una reunión este mismo mes en la que se cerrará la participación de los patronos y en qué medida van a participar. Los patronos indecisos ya saben que en esa reunión deberán contestar definitivamente sobre su participación. Ya no puede haber más dilación.

-¿Aparecerá el cuadro de Los Mojosos?

La Policía está investigando y a eso nos tenemos que remitir. Ojalá supiese donde está. Mi deseo es que aparezca.

Diario de Cádiz

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.