Grandes relatos

Hoy, como cualquier otro día, me he levantado con un estribillo en la cabeza, un estribillo que al final decía:

No tirarme bocadillos de jamón, que me puedo mosquear

¿A alguien le suena? Es de un cuarteto de 1981 que se llamaba ‘Grandes relatos’. Llevaba letra y música de Manuel Rosales Romero, más conocido como Agüillo hijo, y la dirección de José Peña, ese inolvidable Peña que tan buenos cuartetos nos dejó. Como no podía ser de otra manera, se llevaron el primer premio.

Para vuestro deleite y disfrute, aquí os dejo una actuación completa y tras el salto, la letra de los tres cuplés con su respectivo estribillo completo.

Temiéndole al maremoto que se anunciaba
y por si subía la marea,
mucha gente aquella noche de la jindama
se acostaron en las azoteas.
Un joven recién casao
le dijo a su Petronila:
“Arrímate a mi lao,
no te sueltes querida,
por si el maremoto nos cogiera acostaos
agarra fuerte con las dos manos el salvavidas.”

Con los nuevos medios que existen de enseñanza
en terreno de sexología,
ya saben casi todos los niños de España
cómo se preña a una María.
Por eso muchos chavales
comprenden sin ningún pero
que si engorda su madre
lo mismo que un ternero,
la culpa de esa gordura la tiene el padre
por dar de noche saltos mortales desde el ropero.

Se habla mucho de nuestra Lola de España
y de los años que tiene encima,
pero es cosa que resulta bastante extraña
que no lo sepa ni el Pescailla.
Y aunque no sea seguro
leímos en un archivo
que cuando se hizo el mundo
y el buen Dios padre dijo
“hágase la luz”, y la luz se hizo al punto,
ya Lola Flores debía cuatro o cinco recibos.

ESTRIBILLO:
Cuartetorum, Relateichon,
Carnavali, oh Cachondeichon.
No tirarme bocadillos de jamón,
que me puedo mosquear.

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

One thought on “Grandes relatos

  1. Dante dice:

    memorable cuarteto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.