De razas tan dispares

Buenas a todos, señores. Hoy os traigo un pasodoble de “Los hijos de la noche”, una comparsa ganadora del segundo premio en 1981. Iban vestidos de mineros y su letra y música estaba a cargo de Enrique Villegas. Disfrutadlo:

De razas tan dispares como la fenicia o la musulmana
con cuerpo de delicia y ojos que se pierden en la inmensidad
que invitan a romanas con su pelo negro y nariz recortada,
gaditana bonita, hoy mi pasodoble te quiero cantar.
Hace bastante tiempo que los piropillos se están olvidando
pues dicen que son cursis y el que los prodiga ha pasado ya.
Yo a ti te digo, gaditanilla, que aquél que echa piropos es porque es un hombre de verdad.
Una gaditana, que con soltura va por la calle taconeando,
es un repique de castañuelas que van sonando
y susurrando salero, arte y calidad.
Y no hay más remedio que descubrirse o doblegarse con galanura.
Y el que me diga que yo soy cursi por mi postura
es porque ese no tiene ojos ni sangre ni siente ná.

Enrique Villegas
“Los hijos de la noche”, 1981
___________


A la mujer – Los hijos de la noche

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

1 thought on “De razas tan dispares

  1. GONZALO dice:

    Me gustaria, si alguien lo tiene, escuchar a los hijos de la noche en el piropo a Cadiz y a la viña, fue un pasodoble espectacular y no lo encuentro por ningun lado.
    Desde que yo te canto
    Cadiz de mi alma
    He tenido la suerte
    Que el barrio de la viña
    siempre fuera fuente de mi inspiracion…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.